Seguí nuestras redes

Política Sectorial

Destinan $540 millones para el sector frutícola del Alto Valle

|Alto Valle|

Del total, $240 millones serán para el Plan Sanitario y $300 millones para créditos bancarios a través de Fondagro.

Así lo anunció el Ministerio de Agroindustria de la Nación. La decisión fue tomada luego de una reunión entre el titular de la cartera, Ricardo Buryaile, la jefatura de Gabinete, los ministerios de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Producción, Desarrollo Social y Ciencia, Tecnología e Innovación; las provincias de Río Negro y Neuquén, el sector privado, miembros del Senasa, INTA, AFIP, Banco Nación, Banco BICE, sindicatos y cámaras de la actividad.

Tras la reunión, se acordaron medidas para concretar una solución para la zona del Alto Valle que viene enfrentando una crisis estructural que afecta su rentabilidad por los altos costos que deben afrontar.

Así, el Minsiterio decidió destinar $540 millones para la cadena frutícola del Alto Valle de los cuales, $240 millones serán destinados para un Plan Sanitario y los otros $300 millones para financiar a productores que no son sujetos de créditos bancarios a través del Fondo Nacional de Agroindustria (Fondagro).

El Plan Sanitario supone un proyecto para la lucha contra la la Carpocapsa (Cydia pomonella), que incluye la erradicación de montes abandonados, la utilización de trampas de confusión sexual y control químico para productores de acuerdo a la cantidad de hectáreas.

Además, se retomó la Ley de Emergencia para las cadenas y el Ministerio aseguró que trabajarán para reglamentarla lo antes posible. Por su parte, Ministerio de Desarrollo Social, a través del Programa Arraigo, con la coordinación de la Secretaría de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial y técnicos del INTA, señaló que avanzará pondrá en marcha la asistencia a pequeños y mediano productores. “La herramienta incluye un aporte de $4.500 por mes y por cada productor que cuente con menos de 10 hectáreas. En este sentido, en esta etapa diagnóstica se está analizando en el armado de 60 grupos de 35 productores cada uno”, detallaron.

En relación a las herramientas de crédito y financiación, el Banco BICE refirió a un fondo disponible de $300 millones, y al igual que Banco Nación, aseguró que está trabajando en una línea específica para fondear a la fruticultura, que estaría disponible a partir de julio.

Política Sectorial

AFIP controlará el trabajo informal en los campos

|Argentina|

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que en las próximas horas enviará una advertencia a 120 mil contribuyentes por estar cometiendo presuntas irregularidades en la contratación de trabajadores. Entre ellos, serán notificados cerca de 25.000 establecimientos rurales.

En un comunicado oficial, la entidad aseguró que enviará “inducciones a contribuyentes que presuntamente no declararon la totalidad de sus empleados” por lo que, en los próximos días, “los empleadores encontrarán la comunicación en ventanilla electrónica”.

La actividad rural se encuentra entre las más “irregulares”: alrededor de 25.000 campos están sospechados de contratar a sus empleados en negro, número sólo superado por los restaurantes y la industria panadera (28.000 y 26.000, respectivamente). AFIP considera que en muchas oportunidades estas actividades comerciales no respetan el Indicador Mínimo de Trabajadores (IMT) indicado.

“Se trata de un conjunto de empleadores que registran la mayor informalidad laboral del mercado, con trabajadores que realizan sus tareas sin cobertura social ni médica, tanto para ellos como para sus familias”, informan desde el organismo fiscalizador.

Los controles sobre el sector llegan en un contexto de retroceso en cuanto a las políticas de formalización agraria destinadas a pequeños productores. Cabe destacar que actualmente trabajadores de la actividad se encuentran reclamando por la continuidad del Monotributo Social Agropecuario (MSA) que, entre otras cosas, permite la regularización y registro del trabajo agrario familiar, como así también la posibilidad de realizar aportes jubilatorios y facturar.

“El MSA es una herramienta fundamental para regularizar las condiciones mínimas y dignas de nuestro trabajo. Somos el sector responsable de la más de la mitad de los alimentos que se consumen localmente”, había denunciado la Unión de los Trabajadores de la Tierra en un comunicado.

Continuar Leyendo

Política Sectorial

UTT: “El campo que produce alimentos para el mercado interno la está pasando mal”

|Argentina|

La Unión de los Trabajadores de la Tierra (UTT) continúa reclamando por el cierre del Monotributo Social Agropecuario (MSA) que será discontinuado en el mes de diciembre, según afirmaron desde el Ministerio de Agroindustria de la Nación.

El MSA es una herramienta con costo cero para los pequeños productores agrarios que permite formalizar la actividad, garantizando el acceso a la salud (obra social), aportes jubilatorios y la posibilidad de facturar. Hasta la fecha  tenia costo cero. Es decir, el Estado se hacía cargo íntegramente de los aportes jubilatorios y la obra social de los agricultores inscriptos. Pero desde Agroindustria se decidió quitar parte del financiamiento y derivar esta política exclusivamente al área de Desarrollo Social.

“A partir del 1º de enero de 2019, los productores familiares mantendrán su inclusión en el Registro de Efectores Sociales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y serán beneficiarios del actual Monotributo Socialmanteniéndose así el aporte del 75% del beneficio a cargo del Estado Nacional o podrán optar por darse de baja del régimen”, señaló en un comunicado el sitio web de Agroindustria.

De esta manera, los agricultores familiares saldrán del MSA para inscribirse en el Monotributo Social, pero sólo con una contribución del 75% por parte del Estado Nacional. El restante 25% (que correspondía a Agroindustria y estaba destinado a Obra Social) lo aportará cada agricultor familiar inscripto. En primera instancia, los valores por cada integrante familiar alcanzarían los 268 pesos, lo que puede ser volverse un monto considerable sobre todo para familias numerosas. Una decisión de este tipo debilita a quienes intentan sacar adelante una actividad muy golpeada en los últimos años por el tarifazo y la devaluación del dólar, que dispararon los costos productivos.

Verdurazo, visibilizar “el otro campo”

Agustín Suárez, integrante de la Unión de los Trabajadores de la Tierra (UTT), contó a Revista InterNos que el próximo 18 de julio se llevará adelante el ya típico “verdurazo”, esta vez será frente a las puertas de la Sociedad Rural Argentina, y tendrá como objetivo de visibilizar “el otro campo”. “El verdurazo es para mostrar que hay un campo que no es el concentrado que exporta, que gana dólares, sino que es el campo que produce alimentos para el mercado interno y que la está pasando mal”, aseveró Suárez.

Para el dirigente, el gobierno está eliminando “las pocas políticas destinadas al sector” y  no hay indicios de que se trate de paliar la realidad que están viviendo.

Hacia Agroindustria por el MSA

En reunión con ATE Nacional se decidió la movilización hacia Agroindustria.

Además de la manifestación en Sociedad Rural, desde UTT informaron que el día 26 de julio habrá una movilización hacia las instalaciones del Ministerio de Agroindustria en la que participarán organizaciones campesinas indígenas y de pequeños productores agrícolas. “La intención es seguir marcándole al gobierno nuestra situación crítica y puntualmente el problema con el Monotributo Social Agropecuario”, contó Suárez.

“La decisión de sacarlo nos quita la herramienta de regularización del laburo, el aporte jubilatorio y la obra social. Así que vamos a manifestarnos al edificio para que den marcha atrás con la medida que tomaron”, concluyó.

El reclamo desde las redes

En la página de Facebook de la UTT se han publicado una serie de imágenes referidas a la cancelación del Monotributo Social Agropecuario. En una de ellas se puede apreciar el “ahorro” que generará el Estado con este recorte, en comparación a la “pérdida” ocasionada por la quita de retenciones al sector sojero.

Si bien no puede realizarse una lectura lineal de estas medidas, lo cierto es que desde la asunción del gobierno del gobierno de Mauricio Macri en 2015 el sector agroexportador se ha visto más beneficiado que los pequeños agricultores, los cuales han sentido con dureza el impacto de la suba de tarifas y la devaluación del dólar en sus insumos para producir. A esto debe sumarse una fuerte recesión en el consumo del mercado interno, lo que pone en jaque la actividad de muchas familias que producen alimento para gran parte del país.

Continuar Leyendo

Política Sectorial

INTA y Agroindustria aseguran los recursos para el Programa Cambio Rural

|Argentina|

Con el objetivo de fortalecer la reconversión productiva y la generación de conocimiento en diversos tipos de producciones regionales, el Ministerio de Agroindustria de la Nación y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) firmaron un convenio de cooperación técnica y administrativa para “gestionar de manera conjunta y territorial el Programa Cambio Rural” según explicó en un comunicado oficial la cartera agroindustrial.

De esta manera se acordó que el INTA proveerá los recursos humanos, físicos y materiales necesarios para el cumplimiento de las obligaciones que se deriven del programa. El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y el presidente de INTA, Juan Balbín, rubricaron el documento.

“Cambio Rural” es un programa creado para la reconversión productiva de los pequeños y medianos productores agropecuarios. Mediante una metodología de trabajo grupal busca potenciar habilidades y destrezas productivas, organizativas y de gestión. Actualmente se encuentra bajo de la órbita de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación a cargo de Guillermo Bernaudo.

Continuar Leyendo

Lo más leído