Macri quiere reconvertir el Mercado Central en un polo logístico

|Buenos Aires|

El proyecto consiste en convertir al abasto en un polo logístico nacional y se divide en dos etapas. La primera  contempla una inversión de $ 190 millones para atender esas urgencias y la segunda,  es la más ambiciosa, es una tarea compleja y se calcula que se necesitarán unos US$ 370 millones de inversión.

El gobierno de Mauricio Macri puso en marcha un plan que permitirá la reconversión del Mercado Central de Buenos Aires que lo transformará en un centro de despacho al estilo de las principales ciudades del mundo.  El proyecto contempla la posibilidad de cargar barcazas que llegue por el Riachuelo al puerto de Buenos Aires, lo que permitirá abaratar costos y descongestionar el tráfico.

Leé también:

Mercado Central de Buenos Aires: Un gigante en movimiento 

El proyecto, a cargo de Miguel Braun, comenzó a avanzar el año pasado cuando, tras recorrer diversos mercados del mundo, se decidieron por tomar el modelo del mercado ubicado en Barcelo, el Mercabarna. En este mercado conviven más de 700 empresas que se dedican a la distribución, elaboración, importación y exportación de productos frescos.

“Iniciamos un Plan Maestro que va a convertir al Mercado Central en una moderna plataforma alimentaria y logística que proveerá alimentos seguros a 12 millones de personas mejorando la competitividad de productores y comercializadores”, resumió Braun.

Leé también:

Mercabarna (Mercados de Abastecimientos de Barcelona SA)

El plan -que se divide en dos etapas- contempla una primera en la que  se resolverán las urgencias  como la repavimentación de calles, la mejora de las naves, el cerramiento del área de transacciones, la instalación de lámparas LED y de la nueva cartelería y señalización.  Se prevé que esté finalizada para noviembre de este año.

“En 2016 nos pusimos de pie con el inicio de obras que mejorarán la seguridad, la limpieza y la iluminación. Y logramos que no fuera una carga para el Estado, porque tuvimos déficit cero. Ahora es tiempo de crecer”, se entusiasma Fabián Miguelez, presidente del Mercado Central.

La segunda etapa es la más ambiciosa ya que consiste en la adaptación de 119 hectáreas en el predio del abasto para crear un polo logístico nacional con la instalación de un centro de transferencia de cargas que reciba mercaderías de todo el país. El término técnico es “plataforma logística multimodal”.

Leé tambien:

Lo de Valledor: del otro lado de la Cordillera

Para el gobierno, la intención es que el Estado ponga su derecho sobre las tierras y que los privados sean los responsables de la inversión, que manejará un consorcio. Se prevé que se precise de una inversión que rondaría los US$ 370 millones.

El objetivo es que en el predio funcione un centro fiscal de contenedores (la apuesta para desconcentrar la zona portuaria), un centro logístico de cargas multimodal (con la intención de aumentar exportaciones) y un centro de servicios para la industria alimentaria.

Fuente: www.lanacion.com.ar