El logro de todos

Hace cinco años en Santiago del Estero se inauguraba un nuevo mercado. Revista InterNos conoció el anterior, un ex matadero ubicado a pocos metros de la terminal en donde el trabajar se hacía insostenible.

El escenario es distinto ahora. Un predio de seis hectáreas bien iluminadas se vislumbran en el acceso a La Banda y deja ver lo que ahora sí parece un mercado concentrador de frutas y verduras. Una nave central de doscientos veinte metros de largo por cuarenta metros de ancho, con laterales de puertas elevables confeccionadas con paneles de aluminio y poliuretano expandido se alza y da cuenta de lo que allí adentro acontece. Desde InterNos fuimos a ver cómo funciona ahora la actividad en Santiago en este mercado que se posiciona como modelo en el centro del país.

Hay cosas que no han cambiado mucho en Santiago. El clima, por ejemplo, es el mismo. Intenso. Los horarios del mercado son, por ende, similares a los anteriores. Lunes, miércoles y viernes jornada doble: de mañana y tarde. Los martes, jueves y sábados desde las cinco y media de la tarde.

La gente es la misma. Aunque ahora están más contentos. Trabajan más y en mejores condiciones. En general los operadores reconocen que el flujo de clientes aumentó con la nueva ubicación. La comodidad para trabajar es indiscutible para aquellos que conocimos el mercado anterior. También hay caras nuevas: jóvenes que hoy son parte de la comisión. Hijos que hoy están al frente de su puesto plateando los nuevos desafíos para la actividad. Uno de ellos, de la familia Escañuela dice que el mercado es su familia. “con esto primero ha arrancado mi viejo y bueno después he seguido yo. Lamentablemente él no está. Y lo que queremos es progresar, que haya más cosas, que sea un centro comercial grande” nos dijo.

Lea la nota completa aquí

Para recibir Revista InterNos en formato papel en su domicilio puede completar este formulario o bien contáctese a info@revistainternos.com.ar.