Seguí nuestras redes

Comercialización

¿Qué tan caro es consumir frutas en Argentina?

|Argentina|

Días atrás, la periodista María Delia Sebastiani de LU6, consultó a Guido Cecive, miembro del directorio del Procosud, (escuchá el audio al final de la nota) a raíz de las bajas en las ventas del mercado. Durante el intercambio la conductora interrogó al dirigente por las posibles causas de este hecho y, posteriormente, consideró que los precios de las frutas “eran muy altos”. ¿Qué hay de cierto en eso? ¿Cuánto cuesta y cuánto debería costar una fruta?

Lo que cuesta producir

Pongamos por caso el ejemplo de una manzana producida en el Alto Valle. Para que la fruta llegue a la góndola de un comercio en condiciones de ser consumida debe pasar por lo menos un año, que es su ciclo productivo. Una vez cosechada (de manera manual, lo cual requiere un importante capital humano) se prepara para ser trasladada al empaque. Son pocos los productores que cuentan con empacadoras propias, por lo que la mayoría deben enviar sus productos a terceros: el costo de traslado, sumado a la logística dentro del empaque (se lava, se limpia, se selecciona y se ubica en cajas) agrega valor a cada cajón frigorífico.

Los gastos de la cadena de comercialización incorporan el transporte, los galpones de empaque y las cámaras de frío, entre otras cosas.

Luego la fruta es nuevamente transportada hacia los grandes centros comercializadores, donde es adquirida por los operadores mayoristas. Éstos recargan un porcentaje al producto obtenido, con el cual pueden cubrir los costos de alquiler, cámaras de frío, mano de obra contratada. El anteúltimo lugar de la cadena les corresponde a los verduleros, quienes agregan un porcentaje al producto para obtener ganancias a la hora de comercializarlo frente al consumidor final.

En la actualidad, un productor en el Alto Valle, teniendo la posibilidad de guardar la fruta en frío, está vendiendo su producción en 13 o 15 pesos el kilo. El precio minorista es de 40/50 pesos el kilo.

De esta manera podemos observar el total de los elementos que conforman la cadena logística, mayorista y minorista. La fruta, si bien es accesible y nutritiva, no es necesariamente barata. Esto no significa que sus precios sean inaccesibles, sino que posee un precio que se corresponde a lo que cuesta producirla y distribuirla en las mejores condiciones.

El valor de la fruta reside en los aportes nutricionales que realiza a nuestro organismo a un precio moderado, frente a otros alimentos menos saludables pero de igual o mayor costo en el mercado. Podemos pensar, por ejemplo, en una primera marca de papas fritas, con un paquete de 250 gramos, que alcanza los 75 pesos. En comparación, encontramos el kilo de banana en el Mercado Central de Buenos Aires a unos 25 pesos como precio máximo y 20 pesos como precio mínimo, según calidad, tamaño y procedencia de la fruta. Pero como no todo el mundo tiene acceso a mercados mayoristas, vale mencionar que si la buscamos en las grandes cadenas de supermercados de todo el país, los valores actuales no exceden los 35 o 45 pesos el kilo. Precios similares (o incluso por debajo) poseen las verdulerías.

 

Datos obtenidos al mes de enero de 2018. 

Por otro lado, es importante destacar que no todos los procesos productivos poseen las mismas características. Es decir, no todas las frutas son iguales. Suelen variar sus costos de producción,  cuidados o las distancias de traslado. Sin embargo, visibilizar este mecanismo general puede ayudarnos a tener una dimensión más exacta del valor de la mercadería.

En nuestra edición papel número 31 analizamos los circuitos que recorren frutas y verduras antes de llegar a cada hogar, profundizando sobre la conformación del precio que paga el consumidor final.

En los últimos años, los cambios en los hábitos alimenticios y la pérdida del salario real repercutieron en los números de consumo. Actualmente la fruta es considerada como un bien de lujo y no como un alimento básico para la canasta familiar. En este sentido, los programas de difusión por parte del Estado nacional permiten paliar o comenzar a revertir una situación delicada para los productores y comercializadores argentinos, que ven con preocupación la caída en la demanda de frutas y hortalizas.

La entrevista que originó el debate:

Comercialización

Mar Del Plata: descartan tomates por exceso de oferta y escaso consumo

|Mar del Plata|

Lo sucedido con el tomate en Mar del Plata es la contracara de los altos precios que alcanzó la lechuga días atrás en otros puntos del país: a pesar de su bajo costo, en la ciudad costera se descartaron grandes cantidades de mercadería por el fenómeno de la ‘sobreoferta’ y una escasa demanda en el consumo.

La llegada de mercadería de otras zonas de producción como Corrientes, La Plata y Mendoza, dificultó la venta en el Mercado Central de Procosud S.A, lo cual se tradujo en el descarte de una gran cantidad de kilos de tomate que fueron a parar a la basura. “Se juntó toda la producción y no la pudo absorber el mercado”, señaló Guido Cecive, miembro del directorio del Procosud.

Además de desperdiciarse mucha mercadería, el exceso de oferta dañó fuertemente al productor local. “El tomate local no valía lo que tenía que valer, el mercado estaba saturado y los productores no llegaban a cubrir los costos”, dijo a Revista InterNos.

El dirigente explicó que los valores que se estaban pagando por cajón no llegaban a cubrir los costos de empaque, traslado, carga y descarga de mercadería. “Mucho se tiró en las quintas. Porque cosechar el tomate, embalarlo, trasladarlo y las comisiones en el mercado eran mucho costo. Directamente no les convenía llevarlo”. Por estos días la situación no ha variado significativamente.

Para Cecive esta crisis también se produce por el escaso consumo de frutas y hortalizas en la sociedad marplatense: entiende que los hábitos han cambiado mucho en los últimos años. “Antes se veía a la fruta y a la verdura como un artículo de primera necesidad que tenía que estar sí o sí en la mesa de todos los días. Lamentablemente fue cambiando esa perspectiva y pasó a ser un artículo de lujo”, dijo al diario La Capital.

Esto se traduce en la falta de rentabilidad del sector productivo: se pierde empleo y la posibilidad de generar ingresos para reinvertir en maquinaria y comprar insumos, entre otras cosas. En la comercialización el efecto también es directo, ya que a menores niveles de venta, menor cantidad de empleados en la actividad.

Para paliar las pérdidas, desde Procosud aclararon que se encuentran trabajando con la ONG Manos Solidarias para la donación de la mercadería que no pudo venderse, a fin de ser procesada y evitar su desperdicio. “Se llama a gente para que venga a colaborar con estas tareas pero no se da abasto con la cantidad de mercadería e inevitablemente se termina tirando”, concluyó Cecive.

Continuar Leyendo

Comercialización

Saludablemente rico: Tropical Argentina presenta su línea de frutos secos

|Argentina|

La empresa mayorista Tropical Argentina presentó su línea de frutos secos envasados para consumir en pequeñas porciones diarias. Busca instalarse en el mercado con un producto original y de consumo creciente.


Tropical Argentina es una de las mayores empresas comercializadoras de frutas frescas nacionales e importadas. En los últimos meses decidió embarcarse también en la venta de frutos secos: almendras, nueces, pasas de uva y maní pelado son los primeros productos disponibles. “Buscamos ofrecer una línea Premium de frutos secos que no vemos en el mercado”, explicó Naim Yoma, Asesor Comercial a cargo del proyecto.

Un paquete de frutos secos Tropical pesa 30 gramos. Este valor se obtuvo de consultas realizadas a nutricionistas, los cuales recomiendan consumir un pequeño puñado al día, que aporta un 10% del valor energético necesario. “El objetivo es que la materia prima sea de primera calidad, fresca, con variedades de alto rendimiento, de buen aspecto y sabor”.

En el hemisferio sur, las cosechas de frutos secos se realizan durante los meses de marzo y abril. En cambio, en el norte, comienzan entre septiembre y octubre. Yoma afirma que para garantizar productos verdaderamente frescos, la empresa se abastecerá de mercadería a contra estación. “La idea es comprar la primera mitad del año en Argentina y Chile. Luego, la segunda mitad del año, productos de cosechas nuevas, en países como Estados Unidos, Irán y Turquía, por ejemplo”.

Maní sin sal, pasas de uva, almendras, nueces y un mix de los últimos tres, son las opciones hoy comercializadas.

La empresa busca posicionar este proyecto a través de una mercadería Premium, envasada con los mejores materiales mediante atmósferas protectoras. “Tenemos un tipo de envasado que retira el oxígeno, que es lo que oxida a la fruta, e inyecta un gas inerte. Al no haber oxígeno, se elimina la posibilidad de cualquier tipo de hongo o humedad en el producto”.  De esta manera puede durar entre 12 y 18 meses en buenas condiciones para ser consumido.

Circulación

El objetivo de Tropical es lograr que el producto se distribuya por la mayor cantidad de sitios posibles. “Nuestro objetivo es comenzar con las verdulerías, que es el fuerte de Tropical, pero luego extenderlo a nuevos locales comerciales”, explica el asesor.

En la actualidad, verdulerías, kioscos y supermercados están comenzando a recibir los frutos secos envasados de la empresa. “Fue una propuesta concreta de alimentación saludable para muchos minoristas”.

La demanda y la producción de frutos secos en nuestro país vienen en crecimiento. Están asociados a una alimentación saludable y se presentan como un ‘snack’ alternativo a los clásicos compuestos por azúcar o sal agregada.

Para 2019, se incorporarán otros productos y sabores. “Estamos haciendo pruebas comprando frutas de distintos lugares del mundo, para ver qué funciona en el paladar argentino”, concluyó Yoma.

Continuar Leyendo

Comercialización

“Cuidar al productor local y crecer como mercado”

Si bien el acta fundacional de MercoFrut se remonta 1990, su puesta en funcionamiento a pleno recién se logró en el año 1998 cuando se terminó el proceso de traslado y activación de las instalaciones. A 20 años de aquel proceso, estuvimos conversando con quienes son hoy los protagonistas de este gigante frutihortícola que se alza al norte del país.

 

Un poco de historia

El 26 de marzo de 1990 se firmó el acuerdo entre el Gobierno de la Provincia de Tucumán, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, el Centro de Productores de Frutas, Hortalizas y Afines de Tucumán y la Sociedad de Productores de Frutas, Hortalizas y Afines de Tucumán, la creación de la Asociación Corporación del Mercado Frutihortícolas de Tucumán, bajo la figura de persona jurídica sin fines de lucro, “prestataria de un servicio público y con plena capacidad de derecho, con el objeto de Proyectar, Construir y Administrar un Mercado de Concentración Frutihortícolas , destinado a la concentración de frutas y productos alimenticios agrícolas provenientes de la provincia de Tucumán, del resto del país y del extranjero”. Desde entonces una comisión de ocho miembros integrada en partes iguales por el centro y la sociedad de productores, con alternancia anual de cargos entre una y otra agrupación se pusieron al hombro este proyecto para tener el mercado propio en donde comercializar su producción. Con alrededor de 500 mil toneladas anuales de mercadería en su gran mayoría de producción local y también introducida de otras provincias y del exterior; el MercoFrut es el mercado más grande del Noroeste Argentino. Mensualmente circulan en promedio, 84.500 vehículos y es polo de una actividad económica que agrupa al menos unas veinte mil personas de manera directa e indirecta. En el predio de 50 has da lugar además a una importante cantidad de comercios anexos que acrecientan aún más el importante volumen comercial y de servicios del mercado: almacenes de bebidas, alimentos, lácteos, balanceados, agroquímicos, y limpieza.

“Se deberían hacer controles más estrictos con los puestos y en el portón de ingreso” Moises Castillo. Nave A. Puesto 29.

A 20 años, la mirada desde adentro

InterNos dialogó con diversos operadores sobre la situación de la actividad en general y el mercado en particular. En general la mayoría asumen la necesidad de seguir trabajando para renovar, mejorar y modernizar la infraestructura y las condiciones  de trabajo. En este sentido, los miembros de comisión asumen el desafío aunque insisten en ser cautos ya que la prioridad es siempre cuidar la fuente laboral de todos los introductores, es decir, mantener bajos los valores de los cánones. Ricardo Cecilia, presidente del mercado, representante de la Sociedad de Productores de Frutas, Hortalizas y Afines de Tucumán, recalca el hecho de que el mercado es un ente completamente privado y que por lo tanto todas las reformas y mejoras salen de la inversión de sus propios operadores. En este sentido, no es menor el esfuerzo de la Comisión durante el 2017 en el trabajo de mantenimiento pero también en otras áreas como promoción y capacitación para los operadores en alianza con otras instituciones como la Federación Nacional de Operadores, la Municipalidad o el Banco de Alimentos.

“Soy operador hace 15 años y la verdad, aunque me duela es que tenemos un mercado bastante deteriorado, nunca se llegó a un acuerdo para q las cosas cambien y se mejore. Tanto en lo organización de horarios, como en proyectos sólidos para la parte edilicia”
Oscar Lozano. Operador.

“Mi desvelo, y el de todos los que estamos acá es cuidar al productor local y crecer  como mercado, como polo de esta economía regional que genera Tucumán” dice un preocupado Ricardo Cecilia sobre su rol como presidente del Mercofrut. Al mismo tiempo entiende que los desafíos de la administración son dar las respuestas necesarias para que los productores puedan seguir en la actividad de manera rentable. En este sentido entiende que año a año se pierden productores debido a la importante presión fiscal que sufren y la poca ayuda del gobierno frente a las inclemencias. Además no es menor, apunta, la falta de recambio generacional entre los productores justamente por la falta de rentabilidad: “los hijos prefieren otras actividades más seguras” afirmó en sintonía con lo que dicen todos los productores de experiencia y trayectoria de cualquier economía regional en todo el país.

“Somos un mercado en expansión pero con infraestructura obsoleta. Terminar el  tema de calles internas, revisar los horarios de  comercialización.”
Héctor Manconi. Operador.

El control de la Calidad

Por Lic. Miguel Antonio SRUR – Responsable Técnico del Mercofrut -MAT. PROF. 5579

El derecho a la alimentación es un derecho constitucional más aún en un país productor de alimentos, el estado debe asegurar que la alimentación sea suficiente, inocua y sana. En un mercado concentrador como el MERCOFRUT donde se comercializa en su gran mayoría frutas y hortalizas, el control sanitario alimentario que me toca ejercer como Responsable es indispensable para dar calidad e higiene de lo que se comercializa dentro del predio mediante la aplicación del manual POES. Es decir, siguiendo un plan escrito con registros de las tareas de saneamiento, higiene, mantenimiento estructural control de plagas y manejos de desechos entre las más importantes. Para permitir luego tomar medidas correctivas a futuro y reducir la contaminación de los alimentos. También realizamos tareas de fiscalización para verificar que las condiciones higiénicas sean concordantes con las aprobadas en el Manual POES, controles de la documentación e identificación de la mercadería, la “trazabilidad“ de las mismas mediante el RENSPA o el DTV (Documento de Tránsito Vegetal) también ahora en el caso de las frutas Cítricas.

Este control sanitario permite además una respuesta rápida ante una emergencia fitozoosanitaria como el HLB que es la enfermedad más grave de las frutas cítricas y que afectaría gravemente a nuestra economía provincial, ya que Tucumán es el mayor productor de limón en el país. En este sentido, y para dar grados de concientización sobre todas estas temáticas se dan cursos de capacitación a los productores y operadores del Mercado, conjuntamente con otras entidades como FENAOMFRA, Centro de Productores y Distribuidores , Frutas y Hortalizas de Tucumán , Sociedad de Productores de Tucumán, INTA, Dirección de Alimentos de la Provincia, etc. Entre las temáticas destacamos los trabajos realizados sobre BPA (Buenas Prácticas Agrícolas), BPM (Buenas Prácticas de Manufactura), ETAs (Enfermedades Transmitidas por Alimentos), POEs (Programas Operativos de Estandarización y Sanitización), MIP (Manejo Integrado de Plagas), Buen uso de agentes Plaguicidas y agroquímicos, Pequeñas Pymes, producción y profesionalización de las tareas, etc. También por convenio con la Dirección de Alimentos de la Provincia y el Mercofrut, realizamos análisis Microbiológicos semanales en el laboratorio que se encuentra dentro del predio, para realizar controles internos de la calidad higiénica de lo que ingresa al mercado. Se coordinan la tomas de muestras conjuntamente con el personal del SENASA, para realizar análisis de residuos plaguicidas en la red de laboratorios habilitados. Estas son la gran parte de las tareas de control, vigilancia , cumplimiento y seguimiento que se realizan, a fin de dar primero fiel cumplimiento a la ley Nº 18 284 (Código Alimentario Argentino ), Decretos y/o Resoluciones del SENASA y normativas provinciales y locales. Una ardua tarea que se ejerce para cuidar  y preservar los alimentos que este mercado brinda a la comunidad.

Mirá la revista completa aquí

 

Para recibir Revista InterNos en formato papel en su domicilio puede completar este formulario o bien contáctese a info@revistainternos.com.ar.

Continuar Leyendo

Lo más leído