Seguí nuestras redes

Política Sectorial

Aplicación de agroquímicos: un conflicto nacional, ahora con sede en Mar del Plata

|Mar del Plata|

El pasado jueves 7 de junio, vecinos de barrios fumigados se manifestaron frente a la Municipalidad de General Pueyrredón para exigir a las autoridades locales que se respete la ordenanza 21.296, que obliga a los productores del cordón frutihortícola a fumigar a no menos de 1000 metros de distancia de los espacios urbanos.

‘Barrios fumigados decimos basta’ fue la consigna con la que los manifestantes denunciaron irregularidades en la aplicación de agroquímicos en producciones periurbanas. Señalan que no se respetan las distancias de aplicación y que, en muchas oportunidades, se utilizan productos que no están habilitados.

Para denunciar este tipo de casos, los vecinos de Mar del Plata tienen a disposición a la Policía Ambiental, que se encarga de mediar y supervisar la forma en que se aplican los agroquímicos en las zonas periurbanas de la ciudad. Sin embargo, afirman que es una fuerza inexistente o con poca capacidad de acción, que cuando es solicitada demora mucho su llegada y es poco efectiva en su tarea porque alega no pertenecer a la jurisdicción de la zona. Por este motivo los vecinos se acercaron a la Municipalidad para dirigir el reclamo a Carlos Arroyo, intendente de la ciudad, exigiéndole voluntad política para hacer cumplir la Ordenanza sancionada en 2013,  que obliga a los productores a fumigar a no menos de 1000 metros de distancia.

 

 

La otra voz de este debate es la de los productores del Cinturón Hortícola de la ciudad. Ricardo Velimerovich, presidente de la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines de General Pueyrredón explica que luego de una audiencia pública se habían determinado cambios en la Ordenanza, estableciendo así una distancia mínima de 100 metros para las aplicaciones. Estos cambios no prosperaron. En 2014, la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires ratificó la prohibición de la fumigaciones a menos de 1000 metros de las “plantas urbanas” en todo el Partido de General Pueryrredon por una medida cautelar solicitada por las organizaciones manifestantes.

“La ordenanza 21.296 pasó por audiencia pública, donde estuvieron presentes ambientalistas, productores, técnicos y profesionales; hoy está anulada por la cautelar que ellos mismos solicitaron. Se opusieron a las modificaciones porque la misma permitía la aplicación hasta 100 metros de distancia bajo un régimen de control. Lo que quieren es prohibir todo. La realidad es que sin usar productos de ningún tipo sería imposible producir”, declaró.

Una cuestión de salud

Los testimonios se cruzan y se contradicen. Según indica el diario 0023, la Cátedra abierta de solidaridad alimentaria de la Universidad Nacional de Mar del Plata realizó un relevamiento de salud en el barrio Hipódromo y encontró problemas tales como abortos espontáneos, problemas de respiración y de piel: todas problemáticas vinculadas con las fumigaciones según médicos que no pueden dejar un comprobante “porque son perseguidos por la propia secretaría de Salud”.

Por su parte, Ricardo Velimerovich afirma que los reclamos no fundamentan su existencia en ningún tipo de documentación que dé cuenta del daño concreto que las fumigaciones causan en la población la zona. “No han demostrado que hayan afectado a la salud de alguna persona. No hay documentados de ningún efecto de aplicación. Hablamos con el Secretario de Salud Municipal y no existen notificaciones de afectados por agroquímicos”.

El dirigente explica también que muchos de los barrios que han presentado denuncias por contaminación “no tienen producciones frutihortícolas alrededor de su zona” sino que están rodeadas de producciones extensivas.

Para Velimerovich la discusión no debe estar centrada en las distancias de aplicación, sino en la manera que las mismas se realizan. “En el mundo, en general, las distancias de aplicación no superan el ancho de una calle. El problema no es el producto ni la distancia, es cómo se hace la aplicación. En la mayoría de las quintas frutihortícolas se utiliza mochila de mano. Hay estudios técnicos que explican que ese sistema no tiene deriva, porque se coloca directamente en el surco”.

Caída en las ventas

Los productores consideran que este tipo de manifestaciones repercute directamente en el estado de venta de las frutas y las verduras. “Es automático. Aparecen las manifestaciones y las ventas disminuyen. Los mercados concentradores te lo pueden decir. Hoy se están vendiendo más productos fuera de la ciudad, que conocen realmente la calidad de nuestras producciones, que en nuestra propia ciudad. Tenemos uno de los mejores productos del país y no los podemos comercializar”, dice el dirigente de lo que considera una injusta mala prensa para el sector. Aseguran que no descartan iniciar demandas legales respecto a los denunciantes.

Además, la Asociación afirma que el Municipio de General Pueyrredón realiza controles especiales junto con bromatología, a través del monitoreo de agroquímicos en frutas y verduras, por lo que pueden “acreditar que no hay contaminación en los productos”.

Así y todo, parece que el conflicto seguirá entre la partes, al menos por ahora. Resta saber qué sucederá con la reglamentación que determina qué, cómo y a cuánta distancia los productores que residen en zonas periurbanas deben aplicar agroquímicos para no perjudicar la salud de las comunidades lindantes, cuidando además su capacidad productiva, fuente fundamental de trabajo para la subsistencia del sector hortícola.

Política Sectorial

Ricardo Negri, de Senasa: “La horticultura tiene un nivel de informalidad que me avergüenza”

|Argentina|

En la edición XXVI del Congreso Aapresid realizado en Córdoba, el titular del Servicio Nacional de Seguridad y Calidad Alimentaria, Ricardo Negri, fue muy crítico con el sector hortícola y aseguró que los altos niveles de informalidad impiden garantizar la inocuidad de las verduras producidas en nuestro país.

Durante el panel denominado “Alimentos argentinos, ¿producimos y consumimos calidad?”, Negri dijo no poder afirmar que la totalidad de los alimentos consumidos en Argentina sean previamente controlados. “Hay muchas cadenas que tienen un nivel de informalidad que a mí me avergüenzan. La horticultura tiene un nivel de informalidad que me avergüenza, por eso la importancia del DTV y trabajar con AFIP”, expresó el funcionario.

Gendarmería y Senasa realizan tareas de control de manera conjunta en las rutas del país

En este sentido, el ex secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca en el Ministerio de Agroindustria de la Nación agregó que “la informalidad no genera responsabilidades ni en lo público ni en lo privado” y eso impide resolver los problemas de fondo como la trazabilidad y la sanidad de la mercadería.

Para avanzar en estos aspectos, el Senasa continúa implementando el Documento de Tránsito Vegetal (DTV) en diferentes producciones hortícolas y frutícolas. En el mes de febrero, la obligatoriedad de su uso se ampliaba a pimientos, duraznos y pelones. Y hace algunas semanas las hortalizas pesadas también ingresaron dentro de la normativa, incluyendo a las papas, el ajo, la cebolla y los tubérculos andinos.

Lee también: La dificultad del DTV para la papa andina

Quien también quiere aceitar sus mecanismos de control es AFIP. Con el objetivo de intensificar los controles a campo, el pasado mes de julio “advirtió” a más de 25 mil establecimientos rurales que podrían estar cometiendo irregularidades en la contratación de trabajadores.

En el Mercado Central de Buenos Aires, operadores se capacitaron en DTV para hortalizas pesadas

Además, recientes declaraciones del administrador federal de la AFIP, Leandro Cuccioli, dejaron en claro que desde el organismo buscan avanzar hacia la digitalización de los procesos de facturación para determinar impuestos en forma directa dentro de los mercados de abasto, es decir, reforzando también los controles en la comercialización de frutas y verduras. De esta manera, las contribuciones se harían de manera automática en función de los créditos y débitos de cada empresa, dando transparencia y agilizando el mecanismo.

El aumento de regulaciones y fiscalizaciones por parte de Senasa y AFIP son recibidos con reticencia tanto en las quintas como en los mercados mayoristas. Sin embargo, parece ser este el único camino para que los organismos estatales puedan verificar la inocuidad de los alimentos que se producen, siempre y cuando eso no represente “ahogar” la actividad de un sector que de por sí ya debe trabajar a contrapelo de los factores climáticos, un dólar disparado y un consumo endeble.

Continuar Leyendo

Política Sectorial

Neuquén avanza hacia las Buenas Prácticas Agrícolas en horticultura

|Neuquén|

Las Buenas Prácticas Agropecuarias en todo el país dejan de ser una alternativa para convertirse en una realidad de los productores de verduras. En Neuquén, la Subsecretaría de Producción, dependiente del Ministerio de Producción e Industria, está llevando adelante el “Programa Hortícola”, que consta de capacitaciones e incentivos para que los quinteros locales garanticen sanidad e inocuidad en sus alimentos.

Las Buenas Prácticas son “un conjunto de principios, normas y recomendaciones técnicas aplicables a la producción, procesamiento y transporte de alimentos” que buscan proteger tanto la salud humana como el medio ambiente. El manejo del suelo y del fertilizante, la correcta aplicación de fitosanitarios y la gestión de residuos, son algunas de las prácticas integrales que garantizan productos de calidad.

Estas acciones están orientadas a la asistencia y capacitación técnica de los productores neuquinos, como también al control de sus cultivos a través de análisis de residuos químicos.

En el marco de este programa se incita a trabajar con productos de “banda verde” o “banda azul”, es decir, aquellos productos certificados por Senasa como de baja toxicidad. A su vez, se busca generar conciencia sobre los períodos de carencia de cada agroquímico, traducido como el tiempo transcurrido entre la última aplicación de fitosanitarios y la cosecha. De esta manera es posible que los productos químicos aplicados se degraden por efecto de las condiciones ambientales y no haya residuos en las verduras.

En el mismo sentido los funcionarios exigen a los aplicadores que realicen un correcto uso de los elementos de protección personal como máscaras, antiparras, botas, guantes de goma y mamelucos impermeables, para evitar un contacto directo con los fitosanitarios por vía dérmica, oral, respiratoria o visual.

Las ventajas de hacer las cosas bien

Desde la Subsecretaría de Producción se están articulando acciones con el Mercado Concentrador de Neuquén para favorecer a aquellos quinteros que cumplen el protocolo sugerido. Una de ellas es la creación de la etiqueta  “Horticultura Responsable”, mediante la cual los quinteros distinguirán sus cajones o envases ante los verduleros que compran mercadería en el centro mayorista. Además, los productores certificados podrán acceder a una ubicación preferencial dentro del predio de venta de Playa Libre de Productores.

La identificación tendría su presentación oficial en octubre. Según señalaron desde el gobierno provincial, actualmente hay 25 personas adheridas al programa, de las cuales diez cumplimentan los puntos fundamentales para poder acceder a la insignia.

“Queremos que la gente sepa qué hay detrás de la lechuga que se lleva a su casa. Es decir, que tenga la seguridad de que ese producto fue cultivado en forma responsable y que se diferencia del que no hace las cosas como se deberían dentro de su quinta”, señaló Mariela Teixe, directora general de Horticultura y Fruticultura de Neuquén a un diario local.

Continuar Leyendo

Política Sectorial

Medina, nuevo presidente de Mercofrut: “Copiamos lo mejor de los demás para lograr un mercado modelo”

|Tucumán|

El día sábado 4 de agosto el Mercofrut realizó cambio de autoridades y el dirigente Juan Carlos Medina se convirtió en presidente de la entidad en reemplazo de Ricardo Cecilia, que quedó como vice.

Medina, quien además es titular del Centro de Productores Frutihortícolas de Tucumán, conversó con Revista InterNos sobre lo realizado durante los primeros días de gestión. “Arrancamos con los tapones de punta, como se dice en el fútbol. Orden, limpieza, renovación de algunos artículos que hacían falta en la administración. También movimiento de personal. Cambiamos muchas cosas”, aseguró el ahora titular de la institución mayorista.

El dirigente contó que no tenía intenciones de asumir como presidente, sino que el objetivo era ceder el lugar a los jóvenes que trabajan en el Mercado, muchos de ellos hijos de puesteros. Sin embargo, la idea no prosperó por falta de candidatos que se animaran a asumir la conducción. “Me hubiese gustado que se hagan cargo los que vienen atrás de uno. Tengo 43 años pero 30 en el mercado. Empecé de muy chico. Creo que ya tenemos que pensar en el futuro”.

En relación a este punto, el flamante presidente consideró que trabajar a la par de los jóvenes les permitiría garantizar la continuidad de lo gestionado en los últimos años. “Queremos que surja alguien con ganas de seguir con los lineamientos que tenemos los que estamos ahora. De obras, de buena administración. En los mercados es un mes bueno, un mes malo. Tenés que saber administrar, hay que ser muy prolijo”, consideró.

Al ser consultado por los objetivos de su mandato, el dirigente mostró interés en seguir construyendo un mercado activo. “Yo soy de hacer mucha publicidad, de participar en las maratones. Me interesa difundir el consumo. Hoy en día tenés que moverte un poquito porque si no te fundís”, dijo.

Medina aseguró que continuarán el trabajo con el Banco de Alimentos y las Ferias Frutihortícolas, estas últimas el gran “caballito de batalla” para regular los precios de la venta minorista. “El boca a boca de los que asisten a la feria hacen que no se remarquen mucho los precios en las verdulerías”. Luego de su instalación en el predio de Los Vázquez, cuenta el dirigente, el acceso al mercado se ha visto facilitado para todos los tucumanos.

“Copiamos lo mejor de los demás para lograr un mercado modelo. Más cámaras de seguridad, imitar la limpieza del Mercado de Córdoba o de Fisherton. Queremos plasmar todo eso en Tucumán”, concluyó.

Integrantes de la nueva Comisión Directiva y Consejo de Vigilancia:

Presidente – Juan Carlos Medina

Vicepresidente – Ricardo Cecilia

Secretario – Carlos Adrián Moreno

Tesorero – Juan Maldonado

Pro secretario – Gabriela Teresa Martín

Pro tesorero – Carlos Zarife

Vocal 1° – Moisés Castillo

Vocal 2° – Eduardo Martin

Síndicos titulares y suplentes

Ramón Griet

Sergio Solbes

Juan Antonio Rodríguez

Oscar Romano

Pablo Proto

Miguel Fiol

Continuar Leyendo

Lo más leído