Seguí nuestras redes

Comercialización

Las complicaciones del DTV para la papa andina

|Jujuy|

Días atrás el Senasa determinó, a través de una disposición conjunta publicada en el Boletín Oficial, el uso obligatorio del Documento de Tránsito Vegetal (DTV) para hortalizas pesadas. El registro será exigido para el traslado en fresco de raíces, bulbos y tubérculos que tengan tránsito federal, es decir, que se transporten entre provincias.

De esta manera batata, papa, cebolla y ajo deberán dar cuenta de su zona de origen y trazabilidad cuando el documento entre en vigencia a mediados de octubre. También los tubérculos andinos deberán presentar DTV, lo que significa una complicación importante para este sector del norte del país que posee otras lógicas de producción.

En la provincia de Jujuy la producción andina de tubérculos se realiza en zonas alejadas del único empaque habilitado que se encuentra en la ciudad, es decir a unos 300 kilómetros (distancia aproximada entre La Quiaca y San Salvador de Jujuy). Al ser pequeños productores, muchos deben acopiar la mercadería para poder comercializarla, ya que la papa no proviene de un solo lugar. La producción se reúne en la puna y luego se empaca en la ciudad.

Desde Revista InterNos consultamos a Silvana Morel, abogada y contacto comercial de una empresa que opera en el Mercado de Abasto de Córdoba sobre el impacto que la implementación del DTV tendría en este sector. “Los productores indígenas son siempre pequeños productores. Será una exigencia muy grande para una producción ancestral. Son lógicas de producción diferentes”, explicó.

El objetivo del DTV es verificar la trazabilidad de los productos con su identificación, origen y destino final para resguardar así el estatus fitosanitario argentino y cuidar la salud del consumidor.

Para Morel, el principal problema en su ejecución es que “en las zonas de producción no existe la infraestructura que exige el DTV”. Una alternativa, plantea, sería emitir este documento desde la zona de empaque ubicada en la ciudad, pero de esta manera no se respetaría la exigencia esencial del documento, que es generar trazabilidad con el lote.

Zonas de producción alejadas de los grandes centros urbanos

La abogada explica que actualmente las papas andinas que se despachan al resto del país lo hacen desde los galpones de empaque habilitadas con una guía que identifica a la producción. Pero en el caso de implementarse el DTV el proceso se complejizará, ya que se buscará dar cuenta del lugar exacto de donde sale la mercadería y a qué productor corresponde.

“Será una exigencia muy grande para una producción ancestral. Son lógicas de producción diferentes”

Vale decir que las políticas aplicadas sobre los pequeños y medianos productores necesitan incorporar una mirada que comprenda los procesos históricos y culturales vinculados a sus sistemas productivos, para asegurar su permanencia en el tiempo sin que eso represente “obviar” controles sanitarios estrictos frente a las irregularidades en los sistemas productivos.

La implementación del DTV en Argentina tiene defensores y detractores. Gran parte del sector entiende que este requisito cumple una tarea trascendental en el cuidado de la salud poblacional mediante la fiscalización de los alimentos que circulan en nuestro país. Sin embargo, algunos operadores de mercado consideran que su implementación está enfocado estrictamente hacia los puestos mayoristas y no tanto a los controles de los camiones en ruta, perjudicando directamente a los comercializadores al decomisar la mercadería una vez ingresada al mercado. Por otro lado, no son pocos los productores que se sienten “agobiados” por estos controles y exigencias que no ven retribuidas en el quehacer diario del organismo.

Comercialización

Arándanos a China: un arancel que dificulta la exportación

|Argentina|

Días atrás la Secretaría de Gobierno de Agroindustria confirmó el primer envío de arándanos frescos a China, luego de que fueran aprobados los estrictos controles fitosanitarios impuestos por este mercado. Si bien la noticia fue celebrada de manera oficial, lo cierto es que actualmente el país asiático mantiene un arancel del 30% para el ingreso de este producto, lo que dificulta la exportación.

En diálogo con el programa Bichos de Campo, el titular de la Cámara Argentina de Productores de Arándanos, Jorge Pazos, valoró la apertura de este mercado internacional luego de cinco años de sostenidas tratativas con visitas técnicas para evaluar los procesos productivos que atraviesa la fruta en nuestro país.

Sin embargo, Pazos consideró que Argentina tiene que pagar un canon muy alto en relación a sus competidores directos, Chile y Perú, quienes gozan de arancel cero para dicha actividad. El dirigente fue tajante y aseguró que “no hay futuro en las exportaciones del producto a China” siempre y cuando se mantengan estas condiciones. El dirigente señaló este será uno de los puntos a tratar en las próximas Mesas de Competitividad, donde el trabajo conjunto de las Cancillerías será fundamental para reducir el impuesto.

El primer envío, de carácter simbólico, fue representativo de la situación: los 720 kilogramos (dos pallets de 360 kilos de la variedad Emerald, una fruta de tamaño grande y dulce) que viajaron hacia China lo hicieron “a pérdida” ya que el objetivo era testear el mecanismo.

“La apertura podemos verla como un hecho favorable, ya que es un producto que tiene demanda en los mercados internacionales. Pero si es castigado para el importador con un arancel, eso implicará que el comprador busque un producto que le ponga mejores condiciones a su país”, concluyó Pazos.

Continuar Leyendo

Comercialización

Las cerezas argentinas podrían llegar a China

|Alto Valle – Mendoza|

En el marco de la cumbre del G20, Argentina firmará un acuerdo comercial con China que incluirá entre sus puntos un protocolo fitosanitario para la exportación de cerezas producidas en las provincias de Río Negro, Neuquén y Mendoza.

Durante la semana pasada una delegación china visitó dichas zonas de producción con el objetivo de verificar los procesos productivos y los tratamientos sanitarios recibidos por la fruta, a fin de acordar los protocolos de exportación.

La apertura de este exigente mercado se dará en plena temporada de cosecha. “Lo ideal sería que, después de la rúbrica y verificadas las buenas prácticas, pasen 20 o 30 días para poder exportar”, indicaron productores del Alto Valle al diario La Mañana Neuquén.

Técnicos chinos visitan chacras del valle. Foto: LMNeuquén

Uno de los puntos que motivaron el cierre del protocolo fue la perspectiva de trabajar por una zona definitivamente libre de mosca de la fruta en Río Negro y Neuquén. Así lo explicó Aníbal Caminati, de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (CAPCI).  “El acuerdo es superador porque ya tiene escrito la previsibilidad de la zona libre para lo que en marzo del próximo año, los técnicos chinos volverán al país para seguir en pos de ese objetivo, porque ven con buenos ojos que se puede alcanzar”, indicó.

Como todavía no se ha ingresado al estatus de zona libre, la mercadería que tenga como destino al país asiático deberá afrontar un tratamiento de 15 días en cámaras de frío para exportarse en avión. Si fuese en barco, el frío se aplicaría “en tránsito”. Al igual que en el caso de los arándanos, la posibilidad de comercializar cerezas a China abre a los productores una gran perspectiva de crecimiento por la fuerte demanda que generaría una relación comercial aceitada en el sector.

Alejandro Zimmermann, productor y empacador mendocino de cerezas, dijo al diario Los Andes que “Mendoza está en condiciones de colocar estos productos en China” y que para dicho acuerdo “nos preparamos con todos los monitoreos y certificaciones, tanto en la parte productiva como en los empaques”.

Continuar Leyendo

Comercialización

China abre sus puertas a los arándanos argentinos

|Argentina|

Finalmente el sector arandanero podrá diversificar sus destinos con un jugador importante en el mercado mundial: China. Es que luego de extensas tratativas, la Secretaría de Gobierno de Agroindustria coordinada por Luis Miguel Etchevehere informó la apertura de este mercado para los arándanos en fresco.

El país asiático oficializó los ingresos a través del Departamento de Supervisión de Cuarentena Vegetal y Animal de la Administración General de Aduanas (GACC), haciendo público posteriormente el listado de quintas, empacadores e instalaciones de tratamiento que fueron habilitados para exportar durante esta campaña.

Argentina es uno de los principales exportadores de arándanos del mundo, pero su oferta está concentrada en Estados Unidos. En lo que va del año, seis de cada diez kilos de fruta producidos en territorio nacional tuvieron como destino al país norteamericano, lo que representa el 60% de los envíos. El resto se dividió en Holanda (7,61%), Reino Unido (13,03%) y Alemania (5,44%).

En un comunicado oficial, el Comité Argentino de Arándanos (ABC) anunció su satisfacción por la articulación público-privado que trajo como resultado la apertura de las barreras fitosanitarias. “Sabemos que el arándano argentino resulta atractivo en el mercado chino por su sabor acidulado y dulce, que es nuestro aporte diferencial”, apuntó Federico Bayá, titular de la entidad.

“Proyectamos una exportación con China de bajo volumen inicial, teniendo en cuenta que la apertura del mercado se da con la temporada ya iniciada y que los aranceles de derecho a la importación son de un 30%”, agregó el dirigente.

Esta voluntad por desconcentrar la exportación se relaciona además con la necesidad de direccionar la oferta hacia países que prioricen la calidad de los productos argentinos. Debido al fuerte crecimiento de la producción peruana, que comenzó a plantar de manera muy importante en los últimos 5 años con menores costos (en 2016 cosechó 26 millones de kilos, contra los 17 de Argentina), los productores locales comenzaron a pensar de qué manera enfrentar este fenómeno. Además, Argentina compite directamente con Chile, importante exportador a nivel mundial de arándanos.

En este contexto surge la posibilidad de pensar nuevos “mercados fuertes” donde el diferencial sea la calidad del fruto nacional. China aparece como una alternativa para diversificar la oferta respecto al mercado estadounidense, que prioriza el precio del producto y no tanto su sabor.

La noticia fue dada a conocer durante “la semana del arándano” celebrada por el ABC en las provincias de Buenos Aires, Tucumán y Entre Ríos. A través de esta acción de promoción se busca incentivar el consumo local con mesas de promoción de la fruta en supermercados, restaurantes, escuelas, empresas y espacios públicos, con degustaciones e información sobre la fruta.

En este sentido, cabe destacar que la demanda actual de arándanos en el mercado interno es escasa, ya que por lo general están asociados a un producto premium y suelen consumirse sólo en determinados momentos del año. En 2017 Argentina produjo alrededor de 22 toneladas de fruta; de esa cantidad, 17 toneladas se exportaron como frutas en fresco, 3 fueron destinadas a productos congelados y solo 2 se dirigieron al mercado interno.

“Queremos que el producto tenga un precio estable. Que el consumidor sepa que lo puede encontrar desde el mes de junio hasta el mes de enero”, había expresado Bayá en el lanzamiento de la campaña Mejor con Arándanos lanzada el año pasado.

Continuar Leyendo

Lo más leído