Seguí nuestras redes

Tendencias

Inauguran en Río Negro un centro para el control biológico de plagas en fruticultura

|Río Negro|

El INTA Alto Valle inauguró el primer Centro de Manipulación de Biocontroladores (CEMUBIO) gracias a un aporte de $5.800.000 del ex Ministerio de Agroindustria de la Nación (ahora Secretaría). Allí se formarán tecnologías para la cría masivas de insectos autóctonos utilizados en el control biológico de plagas.

El dinero aportado por Agroindustria fue destinado a la contratación de recursos humanos y a la construcción –con mano de obra local- de cuatro laboratorios de 200 metros cuadrados ubicados en la Estación Experimental Agropecuaria Alto Valle de la zona rural de Allen.

El control biológico de plagas llegó al Valle en la década de los noventa, cuando comenzó a pensarse en la necesidad de reducir la utilización de productos químicos en estas tareas. En los últimos años se han realizado variados e importantes avances en la temática, pero que hasta ahora nunca lograron superar la escala experimental, “a excepción de algunos casos exitosos” según indican desde INTA.

Así lo explica Liliana Cichón, especialista en control biológico de plagas en fruticultura del organismo: “Siempre se desarrollaron investigaciones sobre control biológico, pero eran muy pocas las veces que estos enemigos naturales estaban a disposición de los productores para hacer alguna estrategia de manejo”.

Lo que hará el CEMUBIO será cubrir esa etapa de producción, mediante un sistema de cría de insectos benéficos. El objetivo es que posteriormente alguna empresa privada pueda producir grandes cantidades de este bioinsumo y ponerlo a disposición del sector productivo a través de un modelo asociativo público-privado. De esta manera el productor podrá contar con una herramienta de bajo impacto ambiental y fácil empleo a campo.

La adopción de esta herramienta tiene un alto valor para el diseño de programas sanitarios de escaso impacto ambiental. Sin embargo se enfrentó durante muchos años a la ausencia de tecnologías para la producción masiva de biocontroladores y la falta de demanda que produce el desconocimiento sobre su uso.

Cichón agregó que una vez que el producto esté a disposición, desde CEMUBIO se trabajará en estrategias claras y precisas para que el productor entienda cómo se realizan los controles implementando estas técnicas.

Corte de cinta

Del acto de inauguración participaron Luis María Urriza (subsecretario de Agricultura de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo), Alberto Diomedi (ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro) y Juan Balbín (presidente del INTA) y Darío Fernández (director INTA Alto Valle), entre otros.

“Esto nos posiciona muy bien no sólo en la región y en el país, sino también a nivel internacional. Existen pocos desarrollos de este tipo. Para nosotros es un gran orgullo y la coronación de un trabajo de muchos años”, expresó Darío Fernández.

Por su parte, Juan Balbín consideró que la inversión “tiene un efecto y una potencialidad enorme” pero que como muchas de estas innovaciones “al principio cuesta verlas en su magnitud total”. Y comentó que el objetivo es construir nuevos módulos para abarcar cada vez una mayor cantidad de hectáreas productivas del Alto Valle y el Valle Medio. “Es mucha mano de obra de alta calificación que necesitamos para generar este tipo de bioinsumos que nos permitan transcurrir los cultivos con niveles de infestación mínimo”, declaró.

Finalmente Alberto Diomedi aseguró que este desarrollo en la región permitirá seguir agregando valor a los productos de exportación y a los del mercado interno, ambos encaminados “hacia la producción orgánica”.

Estudio Malaquita

Tendencias

Cómo funciona el limpiador de frutas y hortalizas que desarrolló INTI

|Argentina|

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrolló un limpiador que arrastra suciedad y bacterias que pueden encontrarse en la superficie de frutas y hortalizas. La empresa nacional Pampa Trade S.A se interesó en la tecnología y ya está realizando gestiones para lanzarla al mercado.

Mariana Sánchez, coordinadora del  Área de desarrollo de nuevos productos de INTI, explicó a Revista InterNos que el organismo trabajaba desde hace algún tiempo en este producto, y que a partir de la solicitud de Pampa Trade S.A, se realizó un convenio de desarrollo de transferencia de tecnología. El mismo permitirá que INTI reciba regalías en la medida que su desarrollo sea redituable en el mercado. “Anteriormente, cuando se hacía un trabajo de este tipo, se vendía la tecnología y el INTI se desvinculaba de la misma. Ahora se planteó un nuevo modelo donde el organismo seguirá cobrando un tiempo por esa tecnología. Tiene que ver con revalorizar nuestro trabajo”, dijo Sánchez.

Este limpiador se aplica por aspersión y sirve tanto para las frutas y hortalizas del sistema de producción tradicional, como para el orgánico o el agroecológico, ya que permite “arrastrar” la suciedad del producto, como también eliminar la carga microbiana de manera significativa. Además, su utilización reduciría restos de agroquímicos en productos que fueron cosechados sin respetar el periodo de carencia. Sánchez señala que la idea es que en todos los casos el rociador funcione como un “reaseguro” sobre los alimentos consumidos.

El término “arrastre” se utiliza porque la fórmula del producto -biodegradable- no está diseñada para matar las bacterias, sino para desprenderlas de la superficie de las frutas y hortalizas. Luego de su aplicación el alimento en cuestión debe ser enjuagado con abundante agua.

“El producto fue testeado frente a la presencia de algunos patógenos que, según estadísticas, son los más comunes, como Escherichia coli, Salmonella y Lysteria, entre otros. Y se aplicó sobre diversas cargas microbianas. Los resultados mostraron que, con este desarrollo, de cada 1000 bacterias iniciales sólo queda 1 en el producto final.

Semanas atrás, cuando se dio a conocer la existencia de este producto, algunos medios señalaron que entre sus ventajas se encontraba la posibilidad de alargar la vida útil de frutas y hortalizas. Aunque no lo desmiente, Sánchez se muestra prudente cuando se le pregunta por este tema. “El producto fue desarrollado con un objetivo: mejorar la inocuidad de los alimentos frescos. Tenemos evidencia científica sobre cuál es el mecanismo de acción que lo logra. En una segunda instancia nos encontramos con el hallazgo de que el producto mejora porcentualmente la vida útil de las frutas y hortalizas, en algunos casos un 30%, 40% o hasta 50%. Pero todavía no sabemos concretamente el motivo. Si bien tenemos hipótesis, por ahora estamos buscando su explicación científica”, detalla.

Según afirma Sánchez, este producto es efectivo con todas las variedades de frutas y hortalizas, aunque “se necesita más cantidad en productos con mayor superficie”. Y explica: “Por ejemplo, limpiar un brócoli, que tiene flores e intersticios, requerirá más cantidad de producto que una hortaliza de superficie lisa como un tomate”.  El promedio utilizado es de entre 10 y 20 mililitros por aplicación.

El rociador estará a la venta en un mes y tendrá un valor accesible en el mercado (alrededor de 100$ el litro, aunque no está confirmado) y llevará la leyenda desarrollado y formulado en INTI. El equipo que llevó adelante este proyecto estuvo conformado por Julieta González y Ricardo Dománico, este último responsable técnico del mismo.

Estudio Malaquita
Continuar Leyendo

Tendencias

Comenzó Fruteá Tu Escuela, el concurso para llenar de frutas las escuelas del país

|Argentina|

Por tercer año consecutivo se realizará el concurso de alimentación saludable Fruteá Tu Escuela, destinado a todas las escuelas públicas y privadas de Argentina. En su edición 2018 participaron más de 700 escuelas primarias y secundarias de todo el país. Para este año, la novedad es que también podrán participar los jardines de infantes. Los mejores trabajos ganarán fruta por un año para toda su institución educativa.

Esta acción, organizada por la empresa mayorista Tropical Argentina, busca impulsar el consumo de frutas frescas en las instituciones educativas como una forma concreta de promover la alimentación saludable de los más chicos, en un contexto donde los números de obesidad, sobrepreso y malnutrición infantil son alarmantes.

Cabe destacar que, según la última Encuesta Mundial de Salud Escolar de 2012, en Argentina el 28,6% de los estudiantes de 13 a 15 años presenta obesidad y el 5,9%, sobrepeso. Profesionales indican que en los últimos años estos números no han hecho más que incrementarse.

Una de las razones más influyentes en el sobrepeso y obesidad de los niños son los malos hábitos alimentarios, con dietas donde prevalecen los ultraprocesados por encima de alimentos de mayor valor nutricional. Desde Fruteá Tu Escuela entienden que la publicidad es en gran parte responsable de esas elecciones y por eso en esta oportunidad buscan que los chicos trabajen sobre un “marketing de lo saludable”.

Para eso, proponen que alumnos y alumnas realicen “la mejor publicidad sobre frutas” reflexionando sobre la importancia de incorporarlas a su dieta. De esta manera, la actividad se desdoblará en dos puntos: por un lado, abordará la influencia que la publicidad tradicional tiene sobre los actuales hábitos de consumo de los más chicos y, por otro, propondrá trabajar con las propias herramientas publicitarias para que la fruta vuelva a ser protagonista.

“Queremos que los niños y adolescentes se conviertan en los publicistas, los influencers de la fruta. Todos sabemos lo importante que es llevar una vida saludable, pero… ¿Cómo logramos el cambio? Buscamos el mejor mensaje, un gran anuncio, un estímulo impactante. ¿Serán capaces de lograrlo?”, invitan desde la organización.

La Escuela Domingo Faustino Sarmiento (Río Ceballos, Córdoba) fue una de las ganadoras de 2018 y este año recibe fruta en su escuela

Los mejores trabajos serán elegidos por un jurado externo a la organización del concurso, conformado por especialistas y referentes en educación, salud y nutrición, publicidad y comunicación. El mismo estará integrado por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, la Secretaría de Agroindustria de la Nación, el Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI), la Cámara Argentina de Anunciantes (CAA), el Mercado Central de Buenos Aires y la Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas (Fenaomfra). Además, otras instituciones se sumarán al jurado en los próximos días. El público general también podrá votar a sus equipos favoritos en la web del concurso.

Las escuelas ganadoras firmarán un acuerdo con Tropical Argentina, que se comprometerá a realizar entregas mensuales de frutas frescas para toda la institución durante un año. Además, los alumnos y docentes que integren los equipos seleccionados ganarán tablets, heladeras exhibidoras para las cantinas saludables y un viaje a Buenos Aires para conocer las instalaciones de la empresa, donde se realizará oficialmente la entrega de premios. Los equipos que reciban menciones también ganarán fruta por un año y viajarán a la capital de nuestro país a dicho acto.

Las inscripciones ya están abiertas y los docentes interesados pueden registrarse en www.fruteatuescuela.com.ar hasta el 28 de junio, fecha de cierre también para el envío de los trabajos. La evaluación y votación de los mismos se realizará del 10 de agosto al 17 de octubre, mientras que el 22 de octubre se conocerá a los ganadores del concurso.

Un concurso nacional

Fruteá Tu Escuela tuvo su primera edición durante el año 2017 en Córdoba. La importante respuesta de las escuelas provinciales hizo posible que la acción se extendiera a nivel nacional durante 2018, también con gran éxito: participaron 700 escuelas de todo el país, con 1297 trabajos y más de 12.000 alumnos involucrados. Santa Fe, Mendoza, Buenos Aires, Río Negro, Salta, Entre Ríos, Córdoba y Tucumán fueron las provincias con equipos ganadores que hoy están recibiendo fruta por parte de Tropical Argentina.

Las escuelas recibieron su cheque por un año de fruta en las instalaciones de Tropical Argentina, durante la premiación del 2018

“Sentimos mucha emoción, fue muy lindo el proyecto. Para nosotros es importante trabajar en lugares serios y con tanta difusión de la alimentación saludable”, dijo Verónica Chamorro (CESNI) durante la entrega de premios del concurso.

Cabe recordar que esta acción se realiza en el marco de las actividades en conjunto con la campaña #MasFrutasyVerduras que dirige actualmente la Secretaría de Agroindustria de la Nación.

Los interesados se podrán comunicar con los organizadores vía email a concurso@fruteatuescuela.com.ar o por WhatsApp al teléfono 011 – 1561363623. Las novedades del concurso pueden encontrarse en la página web o en las redes sociales de Frutea Tu Escuela, tanto en Facebook, Instagram y Twitter como @fruteatuescuela.

Sobre Tropical Argentina

Tropical es una empresa dedicada a la comercialización de frutas nacionales e importadas siendo los mayores distribuidores de banana, piña y plátano en el Mercado Argentino. Cuenta con diez plantas de climatización estratégicamente ubicadas para priorizar la calidad del producto y su pronta distribución. Su centro de distribución, ubicado en el Mercado Central de Buenos Aires, cuenta con más de 10.000 m2.

Junto a Tropical, un centenar de entidades se suman para poder llenar de Frutas las Escuelas: El Colegio de Nutricionistas de la provincia de Córdoba; la cátedra de Alimentación Saludable de la Escuela de Nutrición de la UNC; La Dirección General de Enfermedades Crónicas no Transmisibles del Ministerio de Salud de la provincia de Córdoba; la Municipalidad de la ciudad de Córdoba; la secretaría de Educación de la ciudad de Santa Fe; el Mercado de Productores de Santa Fe; Ministerio de Educación de la provincia de Misiones; Colegio de Nutricionistas de Misiones; Los ministerios de Educación y Salud de la provincia de Neuquén; El ministerio de Salud de la provincia de la Rioja y Ministerio de Agricultura, ganadería y pesca del gobierno de Río Negro.

Estudio Malaquita
Continuar Leyendo

Tendencias

Contra el HLB: científicos tucumanos avanzan hacia un método de detección temprana

|Tucumán|

Un grupo de investigadores de CONICET desarrolla un método de prevención temprana de Huanglongbing (HLB), una dañina enfermedad que ataca la producción de cítricos y para la cual todavía no se encontró cura.

En los últimos años, esta enfermedad ha mostrado un preocupante avance sobre nuestro continente, con elevada cantidad de plantaciones infectadas en Brasil, México y Paraguay, por ejemplo. Si bien en Argentina las principales zonas de producción nacional (como Tucumán) se encuentran libres de la plaga, se han detectado algunos casos aislados en el litoral y la alerta es permanente. El avance del HLB puede reducir significativamente los volúmenes de producción. Una planta enferma se vuelve inutilizable (los frutos pierden coloración, sabor, se vuelven fibrosos) y en un período de 2 a 6 años, muere.

Una de las principales dificultades que presenta el HLB (transmitida por las chicharras Diaphorina citri) es que durante su proceso de incubación es asintomático. Es decir que, cuando efectivamente aparecen las primeras señales (las ramas adquieren un tono amarillento) probablemente el resto de la plantación también esté contagiada. Así, la detección temprana se vuelve un factor determinante.

Rossana Elena Madrid, ingeniera electrónica doctorada en Bioingeniería y responsable del proyecto, explicó en la FM Mercado Central cómo funciona el mecanismo: “En una primera instancia se toman muestras de las hojas de las plantas y se extraen los metabolitos que se desean examinar. Luego se realiza una reacción química que produce una variación de color, y a partir de una tabla se puede determinar si la enfermedad está en la planta, si el resultado es negativo o si la condición es dudosa y hay que continuar analizándola”, explicó Madrid.

Particularmente, este método permite una “detección sistemática de toda la planta” ya que, según explica la investigadora, “los métodos actuales a veces van de falsos negativos porque la bacteria no se distribuye uniformemente” en la misma.

La investigación de este desarrollo llevó cuatro años y fue realizada por Martín Lucas Zamora, biotecnólogo; Ricardo Matías Trujillo, ingeniero biomédico (ambos son doctores en Ciencias Biológicas) y la citada Rossana Madrid.

Actualmente, este método se está validando con distintas pruebas a campo. “El método ha sido optimizado en laboratorio. Hemos viajado a Brasil (San Pablo) para validarlo en plantas efectivamente enfermas, realizando análisis en condiciones controladas de la enfermedad”. Hasta ahora, los resultados de la investigación son positivos, pero se requiere una mayor cantidad de pruebas para determinar a cuántos meses de iniciada la infección puede detectarse la enfermedad.

El último paso será la conformación de una empresa con el objetivo de realizar un prototipo comercial del método, patentarlo y largarlo al mercado. “Tenemos la filosofía de que todo lo que creemos no quede en un paper. Se trata de un camino muy largo ya que la cuestión de transferir el conocimiento y fundar empresas no está instituida en la mente de los científicos argentinos”, dijo Madrid en esta oportunidad al diario local La Gaceta.

Sin una cura concreta para el HLB, este proyecto podría representar un “paliativo” importante para la producción citrícola nacional, que en los últimos años se vio beneficiada con la apertura de nuevos e importantes mercados para la exportación como los casos de Estados Unidos, Vietnam y México.

Estudio Malaquita
Continuar Leyendo

Lo más leído