Seguí nuestras redes

Política Sectorial

El Charrúa, un mercado que todavía espera por la promesa del traslado

|Paraná|

El Charrúa es un mercado enclavado en el tiempo. Sus instalaciones, construidas originalmente como frigorífico en 1962, se encuentran deterioradas por el paso de los años. El plan de mudanza a un nuevo predio, tantas veces prometido por las autoridades municipales, parece más lejano que nunca. “Es un tema que hace 20 años que se escucha y calculo que lo vamos a escuchar 20 años más”, nos dice con desánimo Gonzalo, operador de la entidad. Proyectos hay, asegura. “Lo que falta es que aparezca la plata”.

En la década del 80 el Mercado fue trasladado del centro de Paraná (en un predio donde ahora se sitúa la terminal de ómnibus) al edificio que ocupa actualmente. A 35 años de aquel hecho, la expansión urbana dejó al mercado nuevamente en una zona muy transitada que dificulta la operatoria en el ingreso de los camiones, con escaso espacio de giro y problemas de circulación para la carga y descarga de mercadería.

Sarli, coordinando la venta desde su teléfono celular

Ante los inexistentes planes de traslado, consultamos a Daniel Sarli -también operador de la entidad- si creía conveniente que se realizaran obras de refacción en el mercado. “Acá no se puede hacer nada. Esto ya no tiene arreglo. Además, el edificio no es nuestro”, comentó. Cabe recordar que productores y operadores conformados en Sociedad Anónima tienen la concesión del predio municipal para su administración y explotación. Luego, agregó: “Algunas cosas se hicieron igual. Un mantenimiento mínimo. Por ejemplo, el año pasado se hizo la calle que estaba toda rota y se habían caído varios pallets durante la descarga”.

En este sentido, Sarli sostuvo que para mantener un mercado limpio y ordenado es necesario que la cuota de los alquileres se corresponda con el costo de los servicios contratados. “El gasto más grande que tenemos nosotros es de limpieza y seguridad, que es lo que mejor funciona”. Por eso recientemente la comisión directiva, con su presidenta Analía Dragán a la cabeza, anunció un aumento del 30% en el valor de los puestos.

En comparación con el Mercado de Productores de Santa Fe –un mercado “vecino” por las distancias que los separan-  El Charrúa es un merado barato, con bajos valores de alquiler para los operadores. Sarli estima que, en términos generales, los gastos de una semana en el Mercado de Productores son los de un mes en El Charrúa.

Estado de las ventas

Como señalamos en esta revista semanas atrás, algunos mercados denotan una merma considerable en la venta, justificada en algunos casos por la caída del consumo. Sin embargo, para Daniel Sarli lo que sucede en el mercado “es totalmente a parte de lo que pasa en el país” y en El Charrúa todavía se vende bien, aunque el mercado “está para productos de calidad media-baja a un precio muy barato”. No obstante, agregó que “es cierto que la gente compra menos” pero se mostró optimista porque los mercados venden “un producto alimenticio, que si bien se restringe un poco, es lo último que se va a dejar de comprar”.

En la visión de algunos operadores las ventas están “planchadas”

Contrariamente opina Gonzalo, puestero del mercado, sobre el nivel del consumo actual: “La gente cree que lo más caro es la comida, pero la comida es lo más sano. Lo que pasa es que al no alcanzarle la plata por el aumento de tarifas se la agarran con esto. Acá la fruta más cara te sale 50 pesos el kilo. Y vas a comprar un kilo de carne y la más barata te sale 200 mangos”.

Para Gonzalo -quien prefirió no dar su apellido- el flujo de gente que circula por el Mercado no se ha reducido, pero sí la cantidad comercializada. “El margen se achicó, los gastos siguen subiendo. Y la perspectiva es que vamos a tener uno de los peores veranos de los últimos 30 años. Porque la mercadería está pero a la gente no le alcanza la plata”, opinó.

En un artículo publicado por InterNos en el mes de septiembre, un operador cordobés señaló que actualmente muchos verduleros están optando por mercaderías de segunda calidad, con alternativas más económicas.  En este punto Gonzalo no coincide: “A veces no es problema de precio, es problema de venta. Podes tener dos o tres alternativas en calidades, pero si no hay consumo, no la vendes. Y cuando hay venta, vendes cualquier cosa. La buena, la media y la mala”.

La llegada del verano, sin embargo, mejora las expectativas de casi todos los operadores. Caminando por los pasillos del Mercado la mayoría coincide en que los primeros calores harán crecer las ventas, ya que en los días soleados la concurrencia de verduleros es mayor.

Los números de El Charrúa

Actualmente ingresan a El Charrúa unas 200 camionetas y unos 70 autos por día. Mensualmente 150 camiones (mayoritariamente térmicos y chasis con acoplado) descargan todo tipo de frutas y hortalizas pesadas. En un predio de dos hectáreas 20 operadores ocupan 50 puestos en total, trabajando algunos de ellos más de un puesto. La playa libre está ocupada por alrededor de 15 horticultores que comercializan lo producido en el cinturón verde de Paraná.

 

Política Sectorial

Productor de Corrientes podría ser condenado por negligente aplicación de agroquímicos

|Corrientes|

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Corrientes hizo lugar al recurso de casación y ordenó revisar la causa del productor agrícola Ricardo Prieto, absuelto luego de ser acusado de homicidio culposo por aplicación de agroquímicos en la localidad de Lavalle.

Prieto había sido imputado en el año 2011 por la muerte de Santiago Nicolás Arévalos (5 años de edad) a causa de una supuesta conducta negligente desplegada durante la fumigación de sus plantaciones de tomates y hortalizas. Según señala el fallo original, el productor no controló en forma personal el proceso de las aplicaciones realizadas por sus operarios, ya que las mismas se realizaron “con las cortinas de los tendaleros levantadas, situación que permitió que los tóxicos que contienen los productos plaguicidas organoclorados alfa endosulfan se propagaran por la acción eólica en zonas aledañas”.

El informe judicial que relata lo transcurrido en 2011 afirma que como resultado de esa acción, los menores Celeste Abigail Estévez y Santiago Nicolas Arévalo (5 y 4 años de edad respectivamente) que se encontraban jugando en el lugar, inhalaron esas sustancias provocando en la niña lesiones de carácter gravísimas y en el niño edema agudo de pulmón producido por intoxicación, que le produjo la muerte.

En diciembre de 2016 Prieto fue absuelto de culpa y cargo por el Tribunal Oral Penal (TOP) de Goya al otorgarle el beneficio de la duda por insuficiencia probatoria. Sin embargo, el pasado miércoles 31 de octubre la resolución del STJ hizo lugar al recurso de casación interpuesto tanto por la Fiscalía como por el querellante conjunto y ordenó reenviar la causa para que se dicte nueva sentencia.

Desde la corte provincial aseguraron que “el TOP ha efectuado un análisis parcializado de las pruebas” y que “debían tenerse en cuenta los testimonios de los familiares de la víctima y pobladores de la zona”. Además, consideraron que la absolución de Prieto no tuvo en cuenta los resultados de los estudios químicos efectuados en su propiedad, que arrojaban resultado positivo para organoclorados.

Además, sostuvieron que estaba “debidamente probado con testimonios de profesionales ingenieros y con informes técnicos que la acción emprendida en la finca -la fumigación con organoclorado- entrañaba un peligro jurídicamente relevante, perceptible de lesión típica de bienes jurídicos, por resultar generador de riesgo para la salud, integridad física y vida”.

En este sentido, la corte señaló que el productor tenía la responsabilidad de informarse sobre las pautas y normas existentes para realizar correctamente las fumigaciones, las cuales debían ser controladas desde la preparación del producto hasta la finalización de la aplicación.

Frente a este nuevo panorama, el expediente de Ricardo Prieto volverá al Tribunal de Goya, ahora con otra conformación, esperando nuevo veredicto.

Continuar Leyendo

Política Sectorial

Senasa amplía exigencias del DTV en frutas

|Argentina|

A través de una resolución publicada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el DTV-e comenzará a regir también ahora para el traslado de las frutas hospedantes de las plagas Anastrepha fraterculus (mosca sudamericana) y Ceratitis capitata (mosca del Mediterráneo).

La reglamentación, que entrará en vigencia a partir del 22 de noviembre, se suma a la lista que integran uva, pimiento, durazno y nectarina desde principio de año; y más recientemente las hortalizas pesadas con papa, batata, ajo, cebollas y tubérculos andinos.

Además, se establece que todos los productos o subproductos que circulen al amparo del Documento de Tránsito Vegetal (DTV) serán eximidos de emitir Declaración Jurada de ingreso de productos vegetales.

Quienes no realicen el trámite correspondiente para el traslado federal de la mercadería pueden ser sancionados con el decomiso de la misma, suspensiones, clausuras temporarias o definitivas y multas monetarias de importantes sumas, según lo determinado en el capítulo V de la Ley N° 27.233.

Cabe recordar que semanas atrás la Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas (Fenaomfra) solicitó a Senasa que prorrogara la implementación del DTV-e, argumentando dificultades técnicas para llevarlo adelante con normalidad. Desde el organismo sanitario respondieron que dicha prórroga se producirá “de hecho” por la demora natural que representan los cambios de este tipo.

Senasa recordó que el documento se emite en forma gratuita por autogestión a través del sistema informático Sig-DTV.

Continuar Leyendo

Política Sectorial

La justicia sobreseyó a Etchevehere por el cobro del bono de la Sociedad Rural

|Argentina|

El secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere,  fue sobreseído de la causa en la cual era investigado por el cobro de un bono de “carácter excepcional y retributivo” por 500 mil pesos proveniente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

El funcionario había sido denunciado en diciembre de 2017 por el abogado Leonardo Martínez Herrero y era investigado por la Oficina Anticorrupción que conduce Laura Alonso. Cabe recordar que este bono llegó a manos de Etchevehere al momento de asumir su tarea como funcionario público, en un contexto de recortes para instituciones públicas como INTI, SENASA e INTA.

Diez meses después, Marcelo Martínez Di Giorgio, juez federal a cargo de la causa, consideró que “los hechos que se le han imputado no encuadran en figura legal ninguna”. El magistrado afirmó que “no hay en el pago consideración ninguna referente al cargo público que Etchevehere iba a asumir en forma inminente”. La asignación del bono había causado polémica al tratarse de una entidad privada (que Etchvehere presidió durante cinco años) transfiriendo dinero a un funcionario de la Nación. Por aquel entonces, la SRA había informado que el dinero no correspondía a una dádiva sino a una “retribución extraordinaria” por su labor en la institución.

Lo cierto es que en febrero de este año Etchevehere renunció a este beneficio y transfirió nuevamente el dinero a las arcas de la SRA. “Cumplo mi deseo de ratificar firme e incolúmne vocación con la ética, la legalidad y transparencia, priorizando la defensa de lo actuado, convencido de haberlo hecho con absoluta convicción”, anunció el por entonces ministro y ahora secretario de Agroindustria.

Martínez Di Giorgio determinó que “el cuadro de inocencia termina de delinearse con la devolución del monto percibido” y el posterior dictado del decreto 303/2018, en el que se excusa al funcionario de intervenir en cuestiones “relacionadas con personas humanas o jurídicas a las que hubiere estado relacionado en los últimos tres años”.

Continuar Leyendo

Lo más leído