Seguí nuestras redes

Tendencias

Algo más que una hortaliza: la papa como alimento funcional

|Argentina|

El Congreso Argentino de Horticultura (ASAHO) contó con una Jornada de Papa en la que se discutió sobre el aporte nutricional de esta hortaliza en la dieta de los argentinos y su valor como alimento funcional para prevenir enfermedades complejas.

Un alimento funcional es aquel que, además de reunir los nutrientes esenciales para el cuerpo humano, aporta otros compuestos bioactivos que actúan en beneficio de la salud a mediano y largo plazo. Estos son conocidos también como “alimentos nutracéuticos”, término que proviene de la conjunción de palabras entre “nutrición” y “farmacéutico”.

La característica que permite incluir a la papa dentro de los alimentos funcionales es su contenido de los denominados compuestos antioxidantes, entre los que se destacan los polifenoles.

Estos compuestos están presentes en muchos otros alimentos de origen vegetal como el brócoli, la espinaca o los frutos rojos, por poner sólo algunos ejemplos. En la papa, la presencia de polifenoles puede ser entre 1 a 5 veces menor; sin embargo, debido a su elevado y sostenido consumo este tubérculo realiza el mayor aporte en la dieta de los argentinos.

Una gran parte de los hogares tiene una ingesta casi diaria de esta hortaliza producida mayormente en Córdoba, Tucumán y el sur de Buenos Aires. Muchos de los platos más populares de nuestra cultura la incluyen. En Argentina el consumo promedio es de 55 kilogramos de papa per cápita al año, según señalan datos de CREA.

Andreu junto a su equipo de investigación

Estudio Malaquita

Revista InterNos conversó con la Dra. Adriana Andreu, docente e investigadora de la Universidad Nacional de Mar del Plata del CONICET, quien junto a su equipo trabaja desde 2005 en el estudio de la papa como agente terapéutico en sus variedades tuberosum y andígena.

Para Andreu es fundamental revalorizar a la papa como un alimento de grandes aportes nutricionales (alto contenido de carbohidratos, vitaminas, minerales, fibras, proteínas) y potenciales beneficios en la prevención de enfermedades complejas gracias a los mencionados compuestos antioxidantes que posee.

Los antioxidantes previenen o demoran el daño molecular producido por los radicales libres, que son especies reactivas de oxígeno, factor común en el desarrollo de enfermedades crónicas como neurodegenerativas y cáncer. El cuerpo humano produce estos radicales libres propios del metabolismo celular por diferentes factores externos (uno de ellos, el estrés) los cuales pueden ser “desactivados” mediante antioxidantes propios del organismo o ingeridos mediante alimentos. De esta manera es posible evitar un desequilibrio metabólico que lleve a una posterior a enfermedad.

“Se dice que estos compuestos son quimio-preventivos porque actúan inhibiendo el inicio o regulan, demorando, el desarrollo de las enfermedades. Gran parte de éstas tienen su raíz en la oxidación molecular, que produce mutaciones y todo lo que conlleva al desarrollo de las enfermedades como desórdenes neurogenerativos, cánceres, diabetes o colesterol”, explica la investigadora.

Córdoba, Tucumán y Buenos Aires son los grandes productores de papa del país

Para Andreu en la actualidad existe una mirada reduccionista sobre los aportes nutracéuticos que la papa puede aportar a la salud pública. “Los compuestos bioactivos tienen una actividad citotóxica que evita la proliferación de células malignas, lo que podría disminuir la gravedad de las enfermedades”, explica. Sin embargo, agrega: “Es importante entender que no es un medicamento que cura el cáncer. Pero sí sabemos que estos compuestos pueden ser muy beneficiosos”. La investigadora sugiere la ingesta de raciones equivalentes a una papa mediana por día.

Además de revalorizar a la papa como alimento saludable, los resultados de la investigación realizada por el equipo de Andreu sugieren, entre otros puntos, el consumo de la hortaliza conservando la piel, ya que los niveles de los polifenoles saludables son mayores allí respecto de la pulpa. Asimismo, se afirma que los niveles de estos compuestos suelen ser mayores en las variedades de pulpa y piel coloreada respecto de las variedades blancas o amarillentas, más tradicionales en el mercado argentino.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro

Tendencias

Fenaomfra y el Mercado Concentrador de Neuquén capacitarán a pymes frutihortícolas

|Neuquén|

La Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas de la República Argentina (Fenaomfra) y el Mercado Concentrador del Neuquén llevarán a cabo una capacitación destinada a pequeñas y medianas empresas frutihortícolas con el aval y la certificación de la Universidad Católica de Córdoba.

«Empresarios del Abasto: Enfrentar los nuevos desafíos» es el nombre de la capacitación que se realizará el próximo sábado 25 de mayo de 8 a 13 horas en la sede del mencionado Mercado. Los destinatarios de las jornadas serán los operadores mayoristas del concentrador.

Estudio Malaquita

La particularidad de estas capacitaciones es que, desde sus inicios, están pensadas para trabajadores de los mercados atendiendo a las particularidades de su actividad y sus necesidades específicas.

La instancia de capacitación buscará hacer reflexionar a los participantes en torno a las problemáticas cotidianas de su labor frente a los nuevos desafíos que el sistema de comercialización presenta: internet; facturación electrónica; DTV-e; e-commerce; serán algunos de los ejes de las charlas.

La actividad se desarrollará durante la mañana del sábado, a cargo de profesionales y consultores especializados. Abrirá la jornada la Ing. Agr. Valentina Rodriguez Campos, especialista en el área de Administración financiera de pymes y agro negocios. Luego el Lic. Rodrigo Díaz abordará las posibilidades del marketing aplicado a la comercialización mayorista de frutas y verduras.

Para más información acceder a www.capacitacion.fenaomfra.org.ar. También pueden realizarse consultas al 0351 4530273 o info@fenaomfra.org.ar

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro
Continuar Leyendo

Producción

Santiago del Estero: Se realizará un Congreso para optimizar el manejo poscosecha

|Santiago del Estero|

Los días 11, 12 y 13 de septiembre se realizará en la ciudad de Santiago del Estero el II Congreso Argentino de Biología y Tecnología Poscosecha, que pondrá el foco en la innovación y el desarrollo «para aumentar el valor agregado y conservar la calidad integral de la producción frutihortícola».

Este Congreso cubre una demanda muy importante del sector como lo es la optimización del manejo de la mercadería una vez cosechada: manejo de la cadena de frío, humedad, acondicionamiento en envases adecuados para cada producto, protección para evitar daños y reducir pérdidas. Al ser alimentos perecederos que se deterioran con el correr de las horas, son muchos los recaudos necesarios para que la mercadería llegue con calidad al consumidor final. Invertir en los sistemas de producción sólo tiene sentido si al mismo tiempo se optimizan los sistemas de poscosecha, es decir, de almacenamiento, conservación, empacado y transporte del producto agrícola.

Con la presencia de investigadores nacionales e internacionales especializados en la materia, se presentarán los avances de mayor impacto científico en el área de la fisiología de la maduración, senescencia (proceso iniciado como respuesta al estrés y daño ocurrido en una célula) y tecnología de la poscosecha de productos frutihortícolas, florales y aromáticas de producción nacional. Además se llevarán adelante visitas técnicas a productores y plantas de packaging de la zona.

Estudio Malaquita

Los ejes temáticos generales abordados y que resultarán de interés para los participantes serán: Tecnologías pre y poscosecha, alteraciones fisiológicas y/o patológicas, procesos bioquímicos y/o fisiológicos, composición química y procesamiento mínimo.

La organización de este Congreso (que se realizará en el Nodo Tecnológico de Santiago del Estero) recae en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICyTA), la Facultad de Agronomía y Agroindustria (FAyA), la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), en un esfuerzo conjunto con la secretaría de Ciencia y Técnica de la provincia de Santiago del Estero, el INTI Santiago del Estero, el  INTA, EEA Santiago del Estero y EEA Quimili, y por el CIBAAL (CONICET-UNSE).

Esta es la primera vez que un evento de estas características se lleva a cabo en una provincia del NOA, propiciando de esta manera, una mayor participación de técnicos, investigadores y productores que intervienen en el área frutihortícola de la región. Esto redundará en beneficios para el sector, constituido principalmente por pequeños y medianos productores.

Cabe destacar durante el transcurso de las jornadas se realizará la presentación de trabajos mediante la modalidad comunicaciones orales y póster. La fecha límite para el envío de los resúmenes es el día 13 de mayo. La aceptación o no de los mismos se anunciará el 17 de junio.

El período de inscripción para asistentes será hasta el 3 de septiembre. Está destinado a investigadores, técnicos, docentes, estudiantes y productores que estudian o desarrollan conocimientos en la temática. Para realizar cualquier consulta dirigirse al correo congresoposcosecha2019@gmail.com o ingresar a la página web del Congreso en ww.fayacomunicacion.wixsite.com/congreso-poscosecha

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro
Continuar Leyendo

Tendencias

Cómo funciona el limpiador de frutas y hortalizas que desarrolló INTI

|Argentina|

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrolló un limpiador que arrastra suciedad y bacterias que pueden encontrarse en la superficie de frutas y hortalizas. La empresa nacional Pampa Trade S.A se interesó en la tecnología y ya está realizando gestiones para lanzarla al mercado.

Mariana Sánchez, coordinadora del  Área de desarrollo de nuevos productos de INTI, explicó a Revista InterNos que el organismo trabajaba desde hace algún tiempo en este producto, y que a partir de la solicitud de Pampa Trade S.A, se realizó un convenio de desarrollo de transferencia de tecnología. El mismo permitirá que INTI reciba regalías en la medida que su desarrollo sea redituable en el mercado. “Anteriormente, cuando se hacía un trabajo de este tipo, se vendía la tecnología y el INTI se desvinculaba de la misma. Ahora se planteó un nuevo modelo donde el organismo seguirá cobrando un tiempo por esa tecnología. Tiene que ver con revalorizar nuestro trabajo”, dijo Sánchez.

Este limpiador se aplica por aspersión y sirve tanto para las frutas y hortalizas del sistema de producción tradicional, como para el orgánico o el agroecológico, ya que permite “arrastrar” la suciedad del producto, como también eliminar la carga microbiana de manera significativa. Además, su utilización reduciría restos de agroquímicos en productos que fueron cosechados sin respetar el periodo de carencia. Sánchez señala que la idea es que en todos los casos el rociador funcione como un “reaseguro” sobre los alimentos consumidos.

Estudio Malaquita

El término “arrastre” se utiliza porque la fórmula del producto -biodegradable- no está diseñada para matar las bacterias, sino para desprenderlas de la superficie de las frutas y hortalizas. Luego de su aplicación el alimento en cuestión debe ser enjuagado con abundante agua.

“El producto fue testeado frente a la presencia de algunos patógenos que, según estadísticas, son los más comunes, como Escherichia coli, Salmonella y Lysteria, entre otros. Y se aplicó sobre diversas cargas microbianas. Los resultados mostraron que, con este desarrollo, de cada 1000 bacterias iniciales sólo queda 1 en el producto final.

Semanas atrás, cuando se dio a conocer la existencia de este producto, algunos medios señalaron que entre sus ventajas se encontraba la posibilidad de alargar la vida útil de frutas y hortalizas. Aunque no lo desmiente, Sánchez se muestra prudente cuando se le pregunta por este tema. “El producto fue desarrollado con un objetivo: mejorar la inocuidad de los alimentos frescos. Tenemos evidencia científica sobre cuál es el mecanismo de acción que lo logra. En una segunda instancia nos encontramos con el hallazgo de que el producto mejora porcentualmente la vida útil de las frutas y hortalizas, en algunos casos un 30%, 40% o hasta 50%. Pero todavía no sabemos concretamente el motivo. Si bien tenemos hipótesis, por ahora estamos buscando su explicación científica”, detalla.

Según afirma Sánchez, este producto es efectivo con todas las variedades de frutas y hortalizas, aunque “se necesita más cantidad en productos con mayor superficie”. Y explica: “Por ejemplo, limpiar un brócoli, que tiene flores e intersticios, requerirá más cantidad de producto que una hortaliza de superficie lisa como un tomate”.  El promedio utilizado es de entre 10 y 20 mililitros por aplicación.

El rociador estará a la venta en un mes y tendrá un valor accesible en el mercado (alrededor de 100$ el litro, aunque no está confirmado) y llevará la leyenda desarrollado y formulado en INTI. El equipo que llevó adelante este proyecto estuvo conformado por Julieta González y Ricardo Dománico, este último responsable técnico del mismo.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro
Continuar Leyendo

Lo más leído