Seguí nuestras redes

Política Sectorial

¿Cuántas frutas y verduras descarta el Mercado Central por presencia de agroquímicos?

|Buenos Aires|

Días atrás, el diario nacional Infobae afirmó en un artículo que más de la mitad de las frutas y verduras que llegaban al Mercado Central quedaban “descartadas por excesos de agrotóxicos” luego de ser evaluadas en los laboratorios del organismo.

Como suele suceder con este tipo de publicaciones, el malestar no tardó en instalarse entre comercializadores frutihortícolas. Muchos operadores sienten estos titulares como un golpe al sector, en un contexto donde las ventas están congeladas y existen considerables problemas vinculados a la alimentación.

La nota, firmada por Sergio Federovsky, asegura que “más del 60% de las frutas y verduras contiene restos de pesticidas, herbicidas y fungicidas en niveles no permitidos”. Para confirmar estos datos, el periodista utiliza cifras oficiales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Sensasa), tomando como referencia estudios realizados entre los años 2011 y 2013 (donde los resultados dieron positivo en pera, manzana, cebolla y batata, entre otros productos).

También tomó el caso del apio, que según operativos realizados en 2016 mostró presencia de insecticidas y fungicidas en un 65,4% por encima de los LMR (Límites Máximos de Residuos). Esta sigla (establecida en la normativa vigente) permite a Senasa determinar cuándo un producto puede causar daños severos en personas según la cantidad de residuos químicos que contenga. En base a datos del organismo, Federovsky subraya que en los últimos dos años los hallazgos de sustancias no aptas para el consumo humano aumentaron un 5%.

Aunque sin hacer alusiones directas, el Mercado Central dio a conocer sus números de venta durante 2018, que superaron los 22 mil millones de pesos y crecieron un 27% en pesos y un 1,4% en volumen respecto a 2017. Días después,  en la web de la Corporación se publicó un artículo titulado “Un laboratorio de calidad que brinda seguridad alimentaria a los consumidores” en donde se aseguró que los productos que allí se comercializan son estrictamente verificados por un equipo de profesionales que tiene como objetivo detectar entre la oferta “aquellos productos que pudieran presentar riesgos para la salud del consumidor”.

En dicho artículo se afirma que durante 2018 se retiraron de la comercialización 306 mil kilogramos de frutas y hortalizas al ser consideradas no aptas para el consumo humano por diferentes motivos. A modo ilustrativo cabe mencionar algunos de ellos: por podredumbre se tiraron 106.879 kilos, por falta de identificación unos 40.095, por envases no reglamentarios unos 9000 y por falta de documentación unos 11.900, entre otros factores. Por presencia plaguicidas sólo se descartaron 15.329 kilos.

Es decir que si el volumen operado durante 2018 fue, como informó la entidad, de 1.360.000 toneladas, se descartó un 0,0225% del total, del cual sólo un 0,001% fue por presencia de agroquímicos por encima de los límites máximos permitidos.

¿Esto significa que la mercadería que no es analizada se encuentra en óptimas condiciones? Es difícil asegurarlo. Los controles se realizan de manera aleatoria ya que los ‘monstruosos’ volúmenes comercializados (ingresan aproximadamente 8500 camiones por día) hacen que sea imposible registrar cada uno de los lotes que finalmente salen hacia las verdulerías. Es por eso que puesteros y operadores del sector solicitan a los organismos sanitarios profundizar los controles en ruta o zonas de producción, es decir, antes de que la mercadería llegue a los mayoristas.

El título que acompaña la nota en cuestión es erróneo; no porque la información de Senasa sea falsa, sino porque en términos logísticos es imposible que la entidad analice y descarte la mitad de los productos que entran diariamente. Además, si eso sucediera, una importante cantidad de verdulerías y supermercados de la ciudad se verían desabastecidos de manera inmediata.

Por otro lado, Federovsky acierta al afirmar que la problemática se ve agravada por la venta ilegal de frutas y hortalizas, ya que los centros mayoristas permiten formalizar la instancia de comercialización y controlar, aunque sea parcialmente, la mercadería.

En este sentido, el DTV-e aparece como una herramienta que apunta a fortalecer la venta dentro de los mercados, aunque algunos operadores se encuentren en desacuerdo y consideren que su implementación facilita la “pesca en la pecera”.

En los últimos años, algunas provincias han avanzado significativamente en capacitaciones de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) para que la aplicación de productos químicos no siga siendo un factor peligroso en la alimentación de los argentinos. En este contexto, cabe destacar la resolución conjunta entre las Secretarías de Gobierno de Agroindustria y Salud para la incorporación de las BPA en el Código Alimentario Argentino (CAA), que volverán a estas prácticas obligatorias desde 2020 para las frutas y 2021 para las hortalizas.

Política Sectorial

UATRE anunció la actualización salarial del trabajador rural

UATRE anunció en el día de ayer un aumento del salario mínimo para los trabajadores rurales permanentes, que corresponde a una cláusula de revisión establecida en la paritaria de 2018 la cual rige desde el 1° de febrero de 2019 hasta el 31 de julio de 2019.

De esta manera, los peones generales tendrán un sueldo mínimo de 19.098 pesos y el jornal será de 840 pesos, mientras que en el caso de los Ayudantes de Especializados (peón único) será de 19.063 mientras que el jornal será de 862 pesos. En el caso de los Especializados (que trabajan en los distintos cultivos) el salario mínimo será de 19.645 y 864 pesos el jornal.

Por otro lado, los conductores tractoristas y maquinistas de cosechadoras agrícolas tendrán un sueldo mensual quedó de 21.272 pesos (937 pesos por jornada de trabajo).

Los montos topes indemnizatorios se fijaron con una base promedio de 21.141 pesos y un tope de 63.152 pesos.

Las nuevas escalas, categoría por categoría:

Descargá acá la resolución aprobada

Continuar Leyendo

Política Sectorial

Confirmado: Peras y manzanas argentinas volverán a ingresar a Brasil

|Alto Valle|

El titular de Senasa, Ricardo Negri, confirmó hace minutos en sus redes sociales la reapertura del mercado brasilero para las peras y manzanas argentinas. El Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil (MAPA) levantó la suspensión que había fijado el pasado 27 de febrero luego de confirmar la presencia de la plaga carpocapsa en nueve camiones con fruta procedente del Valle. El acuerdo entrará en vigencia partir de la publicación del mismo en el Boletín Oficial brasilero.

“Esta es una buena oportunidad para que todos los actores de la cadena sigamos generando confianza para seguir vendiendo nuestros productos al mundo”, expresó en su cuenta de Twitter el funcionario, que había llegado el miércoles al vecino país para negociar, junto a un equipo técnico, la reapertura del mercado.

“En el acuerdo, que nos permite volver al estatus anterior, fueron aceptadas las propuestas de la Argentina que consisten en agudizar para la presente campaña los monitoreos y controles en la producción de ambas frutas”, señaló Negri. Y agregó: “Vamos a necesitar de todos los actores de la cadena para seguir generando confianza en los mercados internacionales a pesar de esta crisis puntual”.

La rápida reacción de los funcionarios argentinos hizo respirar aliviados a productores y exportadores que, desde hace más de una semana, esperaban ansiosos una respuesta por parte del gobierno nacional. Desde CAFI habían señalado que las pérdidas por el cierre del mercado brasilero tendrían un impacto “irreversible” para la fruticultura de la región, solicitando incluso la intermediación urgente del presidente Mauricio Macri.

Brasil es el principal importador de peras y manzanas argentinas: realiza compras por 150 millones de dólares anuales entre ambas frutas. Sus exigencias sanitarias son importantes ya que mantiene una política de tolerancia cero a la plaga carpocapsa. Esta temporada, la fruta argentina comenzó a llegar con problemas a la frontera por lo que, sin que les temblara el pulso, las autoridades brasileras decidieron cerrar la importación, algo que encuentra un antecedente recién en el año 2005. En aquella oportunidad el conflicto se resolvió cuando Senasa presentó un Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) para el control de la fruta exportada a ese país.

Días atrás, el gobernador de Río Negro, Alberto Wereltineck, habló de un “accionar irresponsable” por parte de de los productores que realizaron envíos sin verificar la sanidad de la carga (o verificando y haciendo caso omiso a los problemas de la misma). Éstos ya fueron sancionados por el organismo sanitario, según se confirmó días atrás.

Por otro lado, algunas asociaciones de productores consideran que el incremento exponencial de la plaga se debe a la ausencia de recursos económicos para realizar las tareas culturales, consecuencia de la falta de rentabilidad que acarrea la actividad en los últimos años.

Con la calma que representará esta noticia para el sector (y también para los funcionarios provinciales y nacionales) resta conocer qué explicaciones saldrán a la luz respecto al error que permitió llegar hasta la frontera a la fruta infectada, poniendo en peligro un mercado tan importante para nuestro país. Mientras tanto, el sector frutícola del valle festeja el anuncio.

Continuar Leyendo

Política Sectorial

Con Negri a la cabeza, Senasa busca la reapertura del mercado brasilero para peras y manzanas

|Alto Valle|

En el día de hoy, funcionarios argentinos se reunirán con sus pares de Brasil con el fin de reabrir las fronteras para el ingreso de peras y manzanas, luego de la suspensión fijada el pasado 27 de febrero por presencia de carpocapsa en los envíos provenientes del sur de nuestro país durante los dos primeros meses del año.

Del encuentro participará el actual titular del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Ricardo Negri. El organismo presentará una agenda para reforzar el Sistema de Mitigación de Riesgo y los mecanismos de control de la fruta desde el empaque hasta las fronteras.

La reunión dará continuidad a la negociación que abrió el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, mediante una videoconferencia realizada el 1 de marzo junto a la ministra de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) de Brasil, Tereza Cristina.

A pesar de la extrema decisión tomada días atrás, Brasil -quien posee tolerancia cero a la plaga carpocapsa- mostró “predisposición para escuchar el plan de medidas adicionales” que Senasa propondrá a fin de normalizar las condiciones sanitarias que causaron el conflicto.

Accionar irresponsable

Así consideró el hecho el gobernador de Río Negro, Alberto Wereltineck, quien sostuvo que la suspensión fue consecuencia del accionar de “siete u ocho exportadores irresponsables que por falta de controles ponen en riesgo el trabajo de todo el complejo frutícola. Ningún exportador que trabaja con Brasil puede cometer este error”.

Por su parte, Senasa sancionó a las siete empresas que presentaron mercadería infectada en sus envíos, siguiendo la línea planteada por el gobernador quien había solicitado al organismo sanitario que sea “absolutamente inflexible” con los responsables y aplique las multas correspondientes. Según publicó el diario BAE, dichas empresas “subestimaron” el mercado brasilero .

Problema estructural

Los productores de la región entienden que la presencia de la plaga no se debe a descuidos individuales sino a una problemática estructural relacionada con la baja rentabilidad del sector que impide realizar las tareas culturales necesarias para proteger al cultivo de las plagas.

Edgardo Kristensen, productor de Cipolletti y miembro del Consorcio y a la Cámara de Productores, declaró a Télam: “La producción de fruta no es como la de soja, requiere presencia y tareas personales. No es casual que establecimientos de más de 1.000 hectáreas hayan presentado problemas o desaparecido. Cuando hay una crisis como ésta se hace muy difícil sostener el control de calidad”.

Continuar Leyendo

Lo más leído