Seguí nuestras redes

Comercialización

Por frío y falta de inversión, la pera Williams presentó problemas de calidad

| Río Negro – Neuquén |

Finalizada la cosecha de pera Williams en el valle de Río Negro y Neuquén, se estima que alrededor del 25% de la fruta quedó en las plantas. Los motivos: falta de tamaño y mayor presencia de carpocapsa, la plaga más importante que afecta a los frutales de pepita en la región.

Eduardo Artero, productor de peras y manzanas de Cipoletti, Río Negro, fue consultado por la FM del Mercado Central respecto a esta situación. “Mucha pera quedó en la planta por falta de tamaño debido a los malos trabajos culturales. En la pera faltó inversión. Para que tenga valor, tiene que tener tamaño. La pera chica no vale”, afirmó.

Estudio Malaquita

Artero hizo hincapié en la imposibilidad del sector productivo para invertir en un contexto de presión fiscal y retenciones. “El productor no tuvo plata en toda la temporada para hacer esa inversión.  Vendimos con un dólar a 18 y estamos trabajando con un dólar a 40”, reflexionó.

Pero también el clima afectó al tamaño de la fruta. Este año se produjo una merma del crecimiento porque el verano «arrancó tarde». «En noviembre y diciembre estuvo más bien frío y eso generó una pérdida de tamaño en casi todas las variedades y retraso madurativo», dijo Lautaro Aguilar, ingeniero agrónomo del INTA Alto Valle.

El aspecto sanitario es otra de las cuestiones que preocupa al sector, ya que en la última temporada se observó una mayor presencia de carpocapsa en las chacras. Algunos productores temen que esto genere potenciales problemas de venta con Brasil, principal comprador de peras argentinas. El año pasado, el país vecino importó más de 100.000 toneladas de esta especie con un nivel de facturación superior a los 95 millones de dólares.

Fuente: Diario Río Negro

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro

Lo más leído