Seguí nuestras redes

Política Sectorial

¿Redujo el DTV-e la venta informal de frutas y hortalizas?

|Argentina|

Desde el 26 de diciembre de 2018 se aplica en nuestro país de manera obligatoria el Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e) para el movimiento de mercadería que realice tránsito federal, es decir, entre provincias.

La normativa fue muy discutida por productores, operadores y dirigentes de mercados, pero finalmente fue implementada por Senasa y AFIP, los dos organismos nacionales que aunaron esfuerzos por controlar a través un único documento la reglamentación fiscal y sanitaria de la mercadería que circula las rutas argentinas.

Por aquel entonces la Federación de Operadores de Mercados (Fenaomfra) solicitó a Senasa que, de aplicarse finalmente el DTV-e, profundizara los controles sobre los mercados paralelos o informales que se instalan en los alrededores de los mercados concentradores sin ningún tipo de registro, vendiendo en competencia desleal. También se solicitó mayores inspecciones en ruta, evitando la “pesca en la pecera”; es decir, el recrudecimiento de los controles dentro de los mercados.

Leandro Calvo, del Mercado de Abasto de Río Cuarto, aseguró a Revista InterNos que con la implementación del DTV-e la situación “no ha cambiado absolutamente nada, sigue habiendo igual o más venta ilegal que antes”. Además, afirmó que tampoco han incrementado los controles en ruta. “No hay ningún organismo que esté controlando el tema de los DTV-e. Todavía se ven muchos puestos ilegales de venta de papa, sandía, melón”, declaró.

En el mismo sentido se expresó Guido Cecive, operador de Procosud. “La verdad que sigue igual. Prácticamente no hay controles en ruta. Distinta es la situación de la mercadería que viene del sur, de Río Negro. Con las barreras sanitarias se controla bien. Pero para lo que viene del norte y del interior prácticamente no hay controles. Hay venta en las calles, al costado de la ruta. Eso nos complica un poco”, agregó Cecive.

Quien también se mostró un poco decepcionado respecto a este tema fue el presidente de la Cooperativa Frutihortícola, Américo Barúa. “Tenemos la información de que esto va a empeorar”, dijo refiriéndose a la proliferación de “galpones paralelos” en la ciudad de Resistencia.

Estudio Malaquita

Vale recordar que esta localidad cuenta desde hace algunos meses con una ordenanza municipal (ya aprobada por el Concejo Deliberante y promulgada por el ejecutivo) mediante la cual se prohíbe la existencia de “galpones mayoristas” en lugares donde existiesen mercados frutihortícolas. El problema ahora es que muchos de estos depósitos se inscriben como minoristas pero venden en grandes cantidades, según denuncia Barúa.

En la ciudad de Santa Fe la venta informal se estima en un 30%, según informó Carlos Otrino, secretario del Mercado de Productores y Abastecedores de Santa Fe, a InterNos. El dirigente brindó este dato a la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL) y desde el organismo le confirmaron que realizarán las correspondientes inspecciones para ordenar la situación.

En cuanto al funcionamiento del DTV-e, desde el Mercado de Productores relevaron a Senasa algunos inconvenientes técnicos que aparecieron en los últimos días, como fallas al momento de cargar stocks o problemas al ingresar al sistema con el número de registro del Mercado. La respuesta del organismo fue positiva y trabajarán para resolver los errores de gestión en el sistema.

En el Mercado Concentrador de Rawson (San Juan) la cuestión sí parece haber mejorado en algún punto. Juan Carlos Giménez, dirigente de la Sociedad de Chacareros que opera dentro de la entidad, así lo explica: «Hay muchos verduleros que cruzaban a Mendoza a comprar mercadería. Ahora, con la implementación del DTV-e no pueden seguir haciéndolo porque no tienen cómo cerrar el documento. Esto trajo mejoras en la situación de ventas de nuestro Mercado».

El presidente de Fenaomfra, Juan Perlo, reafirmó la visión ofrecida por algunos operadores al coincidir en la falta de controles por parte de Senasa en el tráfico federal. «Si bien tenemos los controles en los mercados, no queremos que los hagan solamente allí, porque eso significa expulsar compradores y operadores mientras por fuera pasan los elefantes blancos cargados con miles de bultos, trabajando en negro», dijo en conversación con el periodista Horacio Esteban.

Además, anunció que durante este año se apuntará a trabajar con la Secretaría de Gobierno de Agroindustria para capacitar a los productores en la gestión de los DTV-e, que luego deben cerrarse desde los mercados. «El DTV-e vino a descubrir una necesidad de capacitación en el sistema productivo, los Mercados estamos preparados desde hace mucho tiempo para esto», afirmó.

A modo de resumen, cabe decir que reina cierta disconformidad por parte de operadores de mercado respecto a la eficacia que el DTV-e trajo a la formalidad del sector frutihortícola. Sin embargo, la reglamentación todavía está dando sus primeros pasos y el objetivo tanto del organismo sanitario (Senasa) como del organismo fiscal (AFIP) es regular con mayor rigurosidad la actividad comercial de frutas y hortalizas, por lo que posiblemente se vean ajustes sobre la marcha para contener la venta informal en beneficio de aquellos que se encuentran en regla y garantizan el abastecimiento de alimentos inocuos y seguros para los ciudadanos.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro

Lo más leído