Seguí nuestras redes

Política Sectorial

Productores de peras y manzanas solicitan aportes para sanidad

|Río Negro – Neuquén|

La Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén solicita al Ministerio de Trabajo y Producción un aporte de 560 millones de pesos para afrontar las acciones sanitarias de esta temporada. El objetivo es reducir la presencia de carpocapsa en la zona productiva del Valle, luego de que en febrero de este año el mercado brasilero cerrara la importación de fruta argentina al recibir nueve camiones contaminados por esta invasiva plaga.

Sebastián Hernández, presidente de la Federación de Productores, presentó al ministro Dante Sica y al senador por Río Negro (y candidato a vicepresidente) Miguel Ángel Pichetto un documento respaldado por las Cámaras de Productores, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Universidad Nacional del Comahue en el que justifica el uso de los recursos para afrontar las tareas sanitarias previas a la cosecha. Básicamente, con estos fondos los productores buscan financiar la compra de agroquímicos y dispensers de feromonas para la confusión sexual y el control de la carpocapsa.

Estudio Malaquita

“Intervinieron muchos integrantes del sector. Es una solicitud con sustento, con aval”, dijo ante la consulta de InterNos el productor neuquino Héctor Basualdo, quien preside la Cámara de Productores Agremiados de Centenario y Vista Alegre (PACVA).

«Creo que vamos a tener una buena respuesta. Las autoridades se mostraron muy preocupadas por el problema sanitario que tenemos», aseguró por otro lado Juan Oller, vicepresidente de la Federación de Productores. Dicho dirigente recordó que, además de la ayuda económica concreta, la entidad solicita que se reprogramen los vencimientos de pago de los aportes que el gobierno nacional entregó para la poda del año 2017. Buscan, claro está, aliviar la carga fiscal que pesa sobre el productor primario.

Las actividades sanitarias son trascendentales para una fruta que busca ingresar a mercados internacionales, como el caso de la fruta de pepita con Brasil y Rusia. En una entrevista que este medio le realizara a Sebastián Hernández durante el mes de mayo, el productor explicó que la falta de rentabilidad del sector es uno de los motivos por los cuales los chacareros no pueden cubrir sus costos, lo que se traduce en una reducción de las tareas culturales y sanitarias de las plantas (poda, raleo, cura), con las posteriores consecuencias que esto representa.

En los próximos días los chachareros del Valle recibirán una respuesta por parte del gobierno nacional que, esperan, será positiva.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro

Lo más leído