Seguí nuestras redes

Comercialización

En Neuquén se analizaron las perspectivas de la cereza argentina

|Neuquén|

El pasado viernes 4 de octubre se realizó en la ciudad de Neuquén por segundo año consecutivo la Jornada Nacional de Cerezas con más de 200 asistentes vinculados al sector y la presencia del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere. El evento fue organizado en conjunto por la Asociación Argentina de Productores Integrados de Cerezas (CAPCI) y el Centro Pyme ADENEU.

Además de Etchevehere, asistió el presidente de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (CAPCI), Alejandro Zimmermann; el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Alberto Diomedi y el Ministro de Producción e Industria de Neuquén, Facundo López Raggi.

En los últimos años, la cereza se posicionó como un producto fuerte en la fruticultura nacional por su potencialidad de exportación. La apertura de los mercados de China y Tailandia en 2019 es un signo de esa realidad. El gobierno nacional ha procurado gestionar acuerdos fitosanitarios para enviar fruta argentina al exterior, aunque los altos aranceles dificulten por el momento la tarea.

«Nuestro país exporta 5.000 toneladas al año de cerezas, y nuestra región es la principal zona productiva del país en el sector. El objetivo es ampliar la matriz productiva. La cereza se muestra como una alternativa viable, frente a la crisis de la pera y la manzana», dijo durante la apertura López Raggi.

Estudio Malaquita

Si bien el sector productivo tiene puestas sus esperanzas en el desarrollo del mercado chino, los principales compradores de la fruta nacional durante los primeros seis meses del año fueron Estados Unidos y los Emiratos Árabes, junto al mencionado país asiático y España. Aunque el destino de los envíos está diversificado, los primeros 4 países representan más del 72% del valor exportado.

Etchevehere expresó que Argentina cuenta con una producción de cerezas «que empieza a ser muy reconocida por el mercado internacional, y que tiene mucho para crecer». En nuestro país se producen un total de 6500 toneladas de cerezas, en unas 3000 hectáreas repartidas entre Mendoza, Neuquén, Chubut, Río Negro y una pequeña parte entre San Luis y Buenos Aires. La participación de Argentina como proveedor mundial es del 0,53% del total, lo que lo ubica en el puesto n° 15. El primer lugar es ocupado por Chile, que aporta el 37%.

El ministro López Raggi junto a Luis Miguel Etchevehere

El país vecino funciona como un “espejo” constante para el sector de la cereza nacional; un lugar donde mirarse para potenciar el crecimiento de la producción (con incorporación de tecnología) y una estructura impositiva que permita reducir costos y ampliar los negocios internacionales. Días atrás, Revista InterNos conversó con Aníbal Caminiti, titular de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (CAPCI), quien decía: “Actualmente pagamos un arancel del 10%, mientras que Chile tiene arancel cero. A India abonamos un 30%, a Tailandia un 40%. Son desventajas muy grandes respecto a otros competidores que tienen incluso tratados de libre comercio en el mercado internacional”.

Durante la jornada se debatió sobre análisis económico de la inversión, logística, mercados internacionales, manejo de enfermedades bacterianas, control de heladas con sistemas eólicos y térmicos, tecnología de atmósfera modificada y nutrición de las plantaciones, entre otros temas.

Además, el evento contó con la presencia de disertantes internacionales. Germán González Larraín (Chile) expuso sobre «El control de heladas y máquinas de viento como herramienta de control», mientras que David Bernard (España) habló sobre el «Manejo de Bioestimulantes» y George Liu (China) analizó el «Mercado de cerezas en China».

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro

Lo más leído