Connect with us

COVID en frutihorticultura

Sanitizar los alimentos, una ayuda en la prevención

|Argentina|

En tiempos de emergencia sanitaria, la prevención del contagio no depende únicamente del uso de tapaboca o de mantener el distanciamiento social obligatorio. Las enfermedades pueden propagarse a través de fluidos que son despedidos cuando se tose o exhala.  Si bien no hay constancia que sugiera que el COVID-19 pueda transmitirse mediante los alimentos, al tratarse de una enfermedad que se contagia principalmente por las vías respiratorias, las microgotas podrían caer en objetos, alimentos o superficies de modo que otros pueden contagiarse si toman contacto con las mismas y luego se tocan la cara. Es por eso que a las medidas que ya conocemos, es necesario sumarle la profundización del lavado de manos y alimentos.

Proponemos un repaso del paso a paso para cumplir con una higiene adecuada:

En primera instancia es imprescindible que luego de  hacer compras, se  lleve a cabo una correcta higiene de las manos antes de manipular los alimentos y se laven o desinfecten todos los utensilios y superficies que se vayan a utilizar. Con agua y detergente deben limpiarse cubiertos y vajilla antes de ser usados  y para las superficies es recomendable que sean desinfectadas con una solución compuesta por agua con alcohol en una proporción de 70/30 o 10ml (2 cucharadas soperas) de lavandina en 1 lt de agua. La lavandina que  debe ser la  de uso doméstico y  en el caso que se utilice una comercial se debe colocar el doble de volumen para que realmente sea efectiva.

Lavado de manos
Lavar las manos antes de tocar los alimentos.

Limpiar los utensilios.
Limpiar los utensilios con agua y detergente.

Desinfectar superficies a utilizar.
Desinfectar superficies a utilizar.

El segundo paso es el lavado de los alimentos. “Sanitizar” correctamente frutas y verduras implica desinfectarlos de manera segura. Para eso es necesario tomarse el tiempo de lavar uno por uno los vegetales solo con agua para quitarle la tierra o toda la suciedad que puedan tener y luego colocarlos en una mesada limpia.  Posteriormente lavar correctamente la bacha y colocar los vegetales nuevamente en ella, llenándola con agua potable fría hasta cubrirlos por completo. A eso se le debe agregar lavandina de uso doméstico en una proporción de 1,5ml (media cucharada de té) por litro de agua y se deja actuar por 20 minutos. Una vez cumplido el tiempo volver a enjuagar todos los alimentos con abundante agua y secalos bien antes de consumir o guardar.

Lavar frutas.
Lavar frutas

Colocar frutas en la bacha.
Colocar frutas en la bacha.

Desinfectar durenate 20 minutos.
Desinfectar durenate 20 minutos.

El orden correcto de los alimentos en la heladera también es un elemento fundamental a la hora de prevenir enfermedades y cuidar la salud, especialmente cuando se trata de hogares particulares y comedores comunitarios.

Por este motivo el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó algunas recomendaciones para preservar la inocuidad de los alimentos, como parte de una de las políticas nacionales fundamentales para garantizar que la llegada de los alimentos a las mesas argentinas sea la correcta.
En la heladera cada alimento tiene un lugar asignado. La temperatura, la humedad, la ventilación, si están cocidos o crudos, son todos datos importantes que debemos saber para lograr una buena conservación.

¿Qué pautas es necesario tener en cuenta para conservarlos?

  • Productos terminados (cocidos): Es recomendable que sean ubicados en lugares accesibles y se organicen según su fecha de vencimiento. Los que caducan antes, adelante y los que vencen más tarde atrás.
  • Lácteos, huevos y pastas: Pueden colocarse en los estantes del medio. Lo ideal es que se encuentren lejos de la puerta para evitar que pierdan el frío.
  • Carnes: El mejor lugar para su conservación es el estante que se encuentra sobre el cajón de las verduras, ya que es un producto muy perecedero y esto implica que deben mantenerse a temperatura baja. Además es recomendable que se coloquen en algún recipiente para evitar que los líquidos que contienen puedan contaminar al resto de los alimentos.
  • Verduras y frutas: Deben guardarse en los cajones destinados específicamente a ellas en la parte baja de la heladera.
  • Condimentos y aderezos: Son alimentos que requieren refrigeración pero no temperaturas tan bajas por lo tanto, se pueden conservar en los estantes de la puerta.

La limpieza de los receptáculos o bandejas es además muy importante para evitar la contaminación de los alimentos. Al menos se debe realizar una limpieza completa cada 30 días y en situaciones de derrames deben ser limpiados de manera inmediata.

Otro dato a tener en cuenta, es hacer un buen uso del electrodoméstico. Esto significa abrir lo menos posible la heladera y si se abre que sea por periodos cortos. Lo importante es mantener una temperatura que oscile entre los 4º y 5ºC y no llenarla demasiado porque puede impedir la circulación del frío.

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Protocolos Mercados

Más sobre Protocolos Mercados

Medidas Económicas

Más sobre Medidas Económicas

Covid-19 en Frutihorticultura

Más sobre Covid-19 en Frutihorticultura

Horarios Mercados

Lo más leído