Connect with us

Producción

Kale: la nueva tendencia en hojas verdes

Foto: Infobae

|Argentina|

El kale o col rizada es una hortaliza proveniente del este de Turquía. Su nombre empezó a sonar con más frecuencia en nuestro país en el 2017 y su popularidad crece día a día. De hecho, ya se ganó un lugar en los platos de los restaurantes más sofisticados del país y  en las comidas diarias de muchos sectores. Además, su consumo se promociona frecuentemente en las redes sociales como el nuevo alimento de moda e incluso muchos productores argentinos ya se volcaron a su cultivo.

“El kale toma su fama en un momento en el que hay una tendencia clara de la gente que asoció que la comida y la salud van de la mano. A eso sumale la movida fit y se convierte en un nicho de mercado, que cada vez es más grande”, aseguró en el 2017 a Telam  Agustín Benito productor de Sueño Verde, empresa que hace 15 años cultiva esta crucífera en el país.

Esta hortaliza, tan novedosa para algunos, pertenece a la familia del  brócoli, la coliflor y los repollitos de Brucelas. Se la puede encontrar en diferentes colores, alturas y tipos de hojas. Es propietaria de una gran versatilidad, un alto poder nutritivo y cuenta con muy pocas calorías en su haber. Es fuente de vitaminas C,  K,  favorece la formación de la vitamina A, contiene minerales esenciales como potasio, calcio y magnesio, y fibra dietética. También aporta niveles significativos de vitaminas B1, B2, B6 y E.  Por todas esas razones es que los expertos lo consideran un superalimento y recomiendan incorporarla a la dieta diaria.

Por el año 2017, el Mercado Central de Buenos Aires ya incentivaba su consumo. Los puesteros del concentrador empezaron a comercializarlo por la creciente demanda de los argentinos. Sin embargo, en ese momento el Kale no era una hortaliza accesible. Pero, con el correr del tiempo, a fuerza de demanda, también aumentó la oferta ya que los productores locales empezaron a producirlo y su precio bajó, integrándose así a las hojas verdes más elegidas.

En nuestro país la producción de esta hortaliza se lleva adelante principalmente en los cinturones hortícolas de las ciudades y la superficie cultivada es cada vez más grande. Se realizan dos siembras anuales. Una a principio de año, otra a mediados y se comienza a cosechar a los tres meses.  En relación a esto María Cristina Mondino, investigadora del INTA Arroyo Seco, Santa Fe explicó a INTA Informa: “Su cultivo es bastante sencillo porque si bien se comporta mejor en clima frío, tiene la capacidad de crecer y desarrollarse en ambientes con temperaturas enmarcadas entre los 10 y los 20º C. No es muy exigente en lo que respecta a la calidad del suelo e incluso puede crecer en terrenos en los que hay bajos niveles de materia orgánica”.

Otra de las grandes ventajas del kale es que se puede producir sin inconvenientes en huertas urbanas para consumirse en fresco o deshidratado. Quizás estas facilidades en materia de cultivo, junto a los amplios beneficios, son las que hacen que los consumidores la elijan cada día más.

Publicidad

Jornada Hortícola 2020

No solo los consumidores pusieron los ojos en el Kale, los expertos del sector productivo también se encargan de estudiarlo y promocionarlo. Este es el caso de Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que a través de su Jornada Horticola 2020 abordará, entre varias temáticas,  el cultivo de Kale en Argentina.

Los encuentro virtuales organizados por el Instituto comenzaron el 15 de octubre y se extenderán los días 22 y 29 de octubre. El acceso es libre, gratuito y serán transmitidos por el canal de Youtube del INTA Concordia. El objetivo de esta iniciativa es fomentar el desarrollo sustentable de la horticultura en la región, difundir tecnologías de producción y de agregado de valor que permitan dar respuesta a las demandas actuales de los mercados y consumidores.

La edición que se llevará a cabo hoy jueves comenzará a las 17 horas y se abordarán: las nuevas tendencias de producción, mercados y consumo. Además se realizarán conversatorios sobre cuarentena y consumo de frutas y hortalizas, agregado de valor en la producción frutihortícola, el Kale, y herramientas biotecnológicas para una producción sustentable.

En el caso del próximo encuentro, que será el día 29, se profundizará sobre la actualización en cultivo de batata. El espacio contará con disertaciones sobre el manejo de dicho cultivo en suelos pesados del norte de Entre Ríos, el manejo de virosis de batata como principal limitante de los rendimientos, los costos de producción y el manejo del cultivo en poscosecha.

 



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído