Connect with us

Política Sectorial

Trabajadores del INTA reclaman mejores condiciones laborales

|Argentina|

Esta semana la Asociación del Personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (APINTA), sindicato que nuclea a los trabajadores de INTA, volvió a hacer público su reclamo por mejores condiciones salariales. Buscan manifestar su disconformidad con la pauta salarial acordada por  la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y el Gobierno Nacional el pasado 29 de septiembre.

Recordemos que en dicho acuerdo el Gobierno ofreció a los trabajadores estatales y entes descentralizados una mejora salarial del 7% a partir de octubre, que no incluía a funcionarios políticos ni autoridades superiores. Además, se comprometió a continuar las negociaciones en diciembre. Este acuerdo, en su momento fue aceptado por la UPCN que representa a la mayoría de los empleados de la administración pública, pero rechazado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que también participó de la negociación.  Al día siguiente, el Gobierno además otorgó un incremento del 10% a los trabajadores de Conicet. Un condimento más que se sumó al reclamo de los sindicatos que representan a los trabajadores de INTA.

En este escenario y ante la falta de un acuerdo paritario, APINTA se declaró en estado de alerta y movilización desde el 30 de septiembre. Según informaron a través de sus redes sociales, el gremio decidió tomar esta medida ante la "irrisoria e inaceptable" propuesta salarial del Gobierno Nacional. Desde ese momento, el sindicato al igual que ATE llevaron adelante distintos tipos de encuentros virtuales para discutir la medida. Muchos de ellos contaron con la presencia de la actual presidenta del Instituto, Susana Mirassou.

En este mismo sentido, el pasado 5 de octubre y a través de una Asamblea General, ATE e INTA  definieron avanzar hacia un paro de actividades convocado para el 6 de octubre a fin de rechazar la clausula del 7%. Los reclamos de dichos gremios hasta el día de la fecha hacen foco en la necesaria apertura de paritarias, el aumento salarial de 50% en un solo pago y con clausula gatillo conforme a la inflación y la adecuación del salario mínimo al costo de la actual canasta familiar.

Además exigen mejores condiciones laborales para el personal contratado, pase a planta de todo el personal precarizado y el 82% móvil para todos los trabajadores. Dentro de los reclamos se sumó el pedido de reincorporación de Inés Godoy, trabajadora contratada de Prohuerta, que fue apartada de sus tareas.  A raíz de las exigencias sobre mejores condiciones laborales,  se estima que en los próximos días se concrete el pase a planta permanente de un total de 150 trabajadores de INTA.

Por su parte APINTA, unos días más tarde y mediante un congreso extraordinario realizado de manera virtual, también decidió avanzar en un paro de actividades ante la falta de respuestas a los reclamos salariales. En la misma reunión, el gremio decidió elevar una nota a la presidencia de INTA para solicitar una medida adicional que contemple la situación de los trabajadores.

Con este motivo desde InterNos nos comunicamos con Daniel Allende, trabajador de la Agencia INTA Cruz del Eje e integrante de ATE Córdoba, para conocer más sobre el reclamo y la situación salarial que atraviesan.

Publicidad

"El pedido de paritarias que hacemos está dirigido a todos los trabajadores del Estado y particularmente para los trabajadores de INTA. Hoy el 40% de los trabajadores de INTA cobra salarios que no llega a cubrir el costo de la canasta básica. Por eso pedimos que no haya más precarizados y le decimos basta a la violencia laboral", manifestó el representante de ATE.

Allende también hizo referencia a las condiciones laborales que INTA viene atravesando a raíz de las políticas públicas desarrolladas por el Gobierno de Mauricio Macri. En relación a esto dijo: "En los últimos cuatro años mermaron muchísimo las condiciones laborales. No solo por la perdida del poder adquisitivo, sino también a la escasa renovación de la planta de trabajadores". El instituto fue escenario de una reducción de aproximadamente 1000 agentes que se dedicaban a hacer trabajos de investigación y de extensión. A esto se sumó la escasa inversión en maquinarias, infraestructuras y elementos de trabajo.

Durante la pandemia además, los trabajadores del INTA fueron considerados esenciales y desarrollaron actividades codo a codo con los productores frutihortícolas de todo el país a fin de garantizar el abastecimiento y pusieron en marcha descubrimientos para avanzar en un tratamiento para el virus COVID-19. Sin embargo, esto no se ve reflejado en su realidad salarial.

"En Cruz del Eje hay compañeros y compañeras que estuvieron incluso trabajando con el tema de los incendios de Córdoba. Tuvieron un rol muy activo en el estudio de los incendios y también brindaron atención a los productores de las zonas afectadas. Por eso nuestro reclamo no solo tiene que ver con una cuestión salarial, sino también con un reconocimiento al rol que la institución cumple en este contexto. Tiene que ver con los servicios y derechos que el INTA le brinda a toda la sociedad", explicó Allende.

Los trabajadores que componen el instituto nacional también  comentaron que durante el periodo comprendido entre el  2006 al 2010  la realidad salarial había logrado cierta equidad, incluso lograron un convenio colectivo de trabajo. Pero actualmente la inestabilidad económica representa una complicación y los salarios no están equiparados con el nivel inflacionario nacional. Por esta razón, continúan los reclamos y se esperan novedades al respecto.

 

 

 

 



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído