Connect with us

Producción

Al gran vino argentino, ¡salud!

|Argentina|

Cada 24 de noviembre se celebra en nuestro país el día del vino y este año, como no sucedía desde hace tiempo, el sector tiene motivos para festejar. Pese a la pandemia, las ventas de vinos tanto en el mercado interno como en la exportación aumentaron.

Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), durante agosto los despachos de vino al mercado interno superaron los 85 millones de litros y dejaron en 621 millones de litros el acumulado de los 8 primeros meses del año. Esto se traduce en un crecimiento del 8.2% con respecto al mismo periodo del año pasado. En cuanto a las exportaciones, entre enero y octubre, se comercializaron 337,5 millones de litros de vino. Es decir, 88.8 millones más con respecto al año pasado. Estas cifras las encabezó la venta de vino a granel con un crecimiento del  90,5% y le siguió el vino fraccionado con una variación positiva de 6,1% interanual.

“El crecimiento en volumen de exportaciones marca una mayor presencia del vino argentino en los mercados mundiales y muestra una recuperación en el ranking mundial de países exportadores. Argentina pasó del puesto 11° del al 8°, gracias al trabajo del sector público y privado”, aseguraron desde Coviar.

En cuanto a los destinos del vino nacional fraccionado y a granel, el Reino Unido en agosto de este año se consolidó como el principal mercado de exportación. De acuerdo a las cifras obtenidas por el INV, durante el 2020 se registró una suba interanual del 37.6% en los envíos hacia el país de Europa.

A nivel nacional, el abanico de variedades y el volumen de vino es cada vez mayor. Si bien la zona cuyana de nuestro país -principalmente Mendoza- se consolida como productora de vino por excelencia, la producción aumenta año a años en diferentes provincias. Es el caso de San Juan, La Rioja, Catamarca, Salta, Jujuy, Río Negro, Córdoba, Tucumán, Neuquén, Buenos Aires e incluso Chubut, donde la cadena vitivinícola adquiere cada vez más protagonismo.

En cuanto a las variedades de vino mejor posicionadas, el malbec argentino se consolida históricamente como una cepa insignia en el mundo. Pero este año, otros tipos de vinos fueron reconocidos y formaron parte de los rankings más importantes. Recordemos que en octubre el crítico estadounidense, James Suckling, declaró al Pinot Noir 2018 Chacra Treinta y Dos de Rio Negro como el mejor vino del año.

El norte de Argentina también tiene lo suyo. Las provincias de Salta y Catamarca imprimen sus sabores en la producción de vino torrontés, tannat y cabernet franc. Con esas cepas se van haciendo un lugar en el mercado internacional y creciendo a pasos agigantados.

Publicidad

"El año pasado los principales destinos para la exportación de vino Torrontés fueron Estados Unidos, Reino Unido, Brasil, Canadá, Rusia, Suecia, Dinamarca y Japón. Al igual que en las viñas cuyanas, el Torrontés también se va haciendo lugar en la preferencia de los consumidores: durante el período 2010-2019 creció 15 % en sus despachos", explicó a Telam Alejandro Pepa, enólogo de Bodega El Esteco, de Cafayate, Salta.

¿Por qué se celebra el día del vino argentino?

La fecha de celebración es avalada por dos legislaciones. La primera surgió en 2010 y fue el Decreto presidencial 1800/ 2010 que reconoció, en el marco del bicentenario de la patria, al Vino Argentino como Bebida Nacional. El objetivo fue revalorizar el lugar que la vitivinicultura tiene en nuestro país como nexo entre las tradiciones inmigrantes y los saberes de los pueblos originarios nacionales. La segunda normativa se llevó a cabo en 2013, cuando se sancionó  la ley Nº 26.870 que ratificó al Decreto anterior.

Esa última sancionó con el fin de difundir las características culturales que implica la producción, elaboración y consumo de vino en nuestro territorio: Argentina se convirtió en el único país del mundo en declarar como cepa representativa a la Malbec.

“Malbec es la uva con que todas las bodega se abren cancha a la hora de exportar, y fue Argentina quien trabajó con la cepa y la posicionó en el éxito que tiene ahora. El vino Malbec argentino es el mejor Malbec del mundo, pero no es el mejor vino argentino. El Cabernet Sauvignon es el que mejor representa el carácter de los y las argentinas, versátil y resistente”, explicó Diego Di Giacomo, sommelier y miembro de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores de Vinos y Licores al portal del Ministerio de Cultura.

Que la actividad vitivinícola en nuestro país sea destacada no es casualidad. Se debe a la importancia de su rol dentro del entramado económico y productivo. Esta cadena dinamiza las economías regionales y genera un alto valor agregado. Desde la producción primaria hasta la comercialización la vitivinicultura genera más de 106.000 puestos de trabajo de manera directa, 280.000 de forma indirecta y nuclea a más de 17.000 productores que cosechan las uvas para aproximadamente 900 bodegas que se encargan de abastecer tanto al mercado interno como el externo. Así se consolida como uno de los 10 sectores productivos más importantes del país.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído