Connect with us

Producción

Cosechas, protocolos y desencuentros provinciales

|Argentina|

Como ya lo venimos contando, las cosechas frutihorticolas argentinas este año se enfrentan a numerosos obstáculos a causa de la pandemia. A pesar de que las autoridades provinciales y las empresas del sector vienen trabajando en el diseño e implementación de los protocolos sanitaros, los problemas continúan apareciendo.

Lo que sucede es que, si bien existen reglamentaciones a nivel nacional, cada provincia pone en marcha sus propias medidas sanitarias y esto muchas veces genera desencuentros.  Los requisitos para ingresar, la cantidad de personas y las condiciones de trabajo son solo algunas de las aristas en este escenario.

Esta vez el foco estuvo puesto en San Juan y Mendoza, a donde arribaron aproximadamente cuatro colectivos con trabajadores provenientes del norte del país el fin de semana pasado. Los golondrinas, como se los conoce popularmente, habían sido contratados por empresas del sector para llevar adelante las tareas de cosecha. Sin embargo, al llegar al límite fronterizo de dichas provincias, intervinieron autoridades de Gendarmería Nacional impidiendo su ingreso.

Los trabajadores y sus familias quedaron varados así en la Ruta Nº40,  sin acceso a servicios de necesidad básica como baños, agua o alimentos. Ante esta situación, realizaron cortes sobre la ruta para reclamar el ingreso a las provincias. "Nos tienen en medio de la nada. La gente viene de Orán, La Quiaca y Tucumán. Nos ha contratado una empresa, una finca de San Carlos", expresó uno de los trabajadores a un medio local.

Foto: Diario de Cuyo.

En este marco nos comunicamos con José Luis Zarate, delegado de UATRE de Mendoza, para conocer más sobre lo sucedido. Zarate explicó que el conflicto ya se solucionó, pero que los trabajadores estuvieron en muy malas condiciones y a la deriva. Además, aseguró que ni las autoridades de Mendoza ni las de San Juan se hicieron presentes en el lugar para brindar asistencia a las personas varadas en la ruta hasta ayer por la noche.

De acuerdo a lo que detalló el representante, las autoridades de Mendoza no exigían a los trabajadores ni hisopados ni PCR negativos para ingresar a la provincia. Únicamente se solicitaron datos personales, un domicilio en la provincia de destino y los datos de la empresa que los contrataba. Pero cuando el colectivo llegó a la ruta y se encontraron con las autoridades policiales, la realidad fue diferente.

“Estas cosas pasan cuando cada uno hace las cosas por su lado, porque las empresas crearon supuestamente sus propios protocolos, los ministerios otros y a nosotros nadie nos convocó. Recién hace dos semanas nos llamaron para que abordemos esta situación. Además, mientras los trabajadores estaban a la deriva el sector empresarial de Mendoza ni apareció, se hicieron los desentendidos. De acá a marzo van a ingresar trabajadores para las cosechas, así que vamos a tener que buscar una solución porque necesitamos más mano de obra. Con los trabajadores locales no alcanza.”, manifestó Zarate a este medio. También informó que desde UATRE y RENATRE ya mantuvieron reuniones con las autoridades provinciales a fin de evitar que estos inconvenientes vuelvan a suceder.

Publicidad

Vale mencionar que el Ministerio de Economía de Mendoza lanzó hace un mes el programa Reinventa, con el objetivo de conseguir 10.000 trabajadores locales. Sin embargo, parece no ser suficiente e incluso desde algunos sectores gremiales aseguran que estas medidas no van a ofrecer verdaderas soluciones porque la cantidad de mano de obra local sigue siendo escasa.

Estos problemas no se hacen presentes solo en Mendoza o San Juan. En Catamarca, frente a las complicaciones de la pandemia,  RENATRE puso en marcha un padrón de registro destinado a reclutar 4.000 trabajadores para las cosechas de papa y oliva. Esta iniciativa es llevada adelante por el Centro Operativo de Cosecheros de Catamarca (CoCCa), en conjunto con la Asociación Olivícola Catamarqueña (ASOLCAT), con el objetivo de registrar trabajadores que estén dispuestos a viajar a otros puntos del país para cubrir las cosechas como así también mano de obra local.

“Si bien no será necesario para Catamarca, para los trabajadores rurales migrantes que vayan a ingresar a San Juan, el Renatre acordó con el gobierno local el PASAR (Pase Sanitario Rural). Este instrumento de traslado interjurisdiccional es emitido por el Renatre y constituye una Declaración Jurada, allí se acredita la condición de trabajador rural”, explicaron desde ASOLCAT. Además aseguraron que se dictarán capacitaciones para los trabajadores que se incorporen a la olivicultura por primera vez.

En el sur del país, precisamente en Chubut, también crecen las preocupaciones en este sentido. Cada año la provincia recibe alrededor de 500 trabajadores golondrinas para la cosecha de cerezas y esta vez la pandemia será un límite. Desde la cooperativa de productores de cerezas de Gaiman ya se solicitó la llegada de trabajadores de Tucumán. Pero rápidamente afloraron quejas de los lugareños por los riesgos que esto implica y reclamaron que se contrate mano de obra local.  “Lo que pasa es que los contratados que vienen a la zafra están profesionalizados y levantan 200 kilos en una hora sin machucar la fruta, y los locales capaz que a toda furia levantan 50 kilos que no llegan de la mejor manera desde el bosque a la planta empacadora", manifestaron los productores.

Por su parte el ministro de producción del Chubut, Leandro Cavaco, reconoció que la decisión de contratación depende de cada empresa. Sin embargo, aseguro que es necesario capacitar  a más cantidad de trabajadores locales para que realicen esta actividad de manera profesional y en un largo plazo sean ellos los contratados en otras provincias.

Esta misma actividad, pero en Rio Negro pareciera ya estar totalmente aceitada. De hecho las empresas ya comenzaron la cosecha y el empaque de cerezas. Los protocolos como bien se sabe se implementaron hace ya unos meses y fueron acordados tanto por autoridades provinciales como por productores locales,  a fin garantizar la llegada de aproximadamente 25.000 golondrinas a las cosechas.

Sin embargo,  recordemos que Rio Negro también fue escenario de conflictos en esta materia. Hace solo unas semanas, un contingente de 31 trabajadores provenientes de Santiago del Estero  y de Tucumán fue retenido en Río Colorado. El problema surgió porque el transporte en el que ingresaban los trabajadores llegó con retraso y por consecuencia, tenía el Documento Universal de transporte vencido. En este escenario, las autoridades de control decidieron que el colectivo no continuara su viaje e hicieron regresar a los trabajadores su provincia de origen.

“Yo quiero llamar la atención del Secretario de Trabajo de la provincia, me parece que tiene que intervenir porque estamos hablando de una fuente de trabajo. Tanto para los trabajadores como para las empresas. Es muy preocupante, no entiendo como los funcionarios no responden a esta situación. Los productores invirtieron mucha plata con los protocolos, cómo puede ser que no levanten un teléfono para resolver esto”, manifestó en su momento José Pérez, interventor de la cooperativa La Reginense.

 

 

 



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído