Connect with us

Comercialización

Mendoza: Productores e industria discutirán el precio de la fruta previo a la cosecha

|Mendoza|

Esta temporada productores e industriales mendocinos comenzarán a discutir los precios de la fruta previo a la cosecha. Lo harán con una nueva metodología, que reunirá en mesas de negociación a los actores involucrados, con la provincia como mediadora.

Según explica la periodista Sandra Conte en el diario Los Andes, a fines de 2018 se aprobó la ley 9.133, la cual creó un Registro Único de Contratos de Compra Venta de Productos Agrícolas. Esta reglamentación busca proteger al productor primario de las situaciones en que las industrias que procesan el producto reciben la fruta sin precio para definirlo más adelante en función de la rentabilidad de su propio negocio. Como sucede en otros rubros -cabe citar el caso de peras y manzanas en el Valle- esta situación habilita también la extensión de los plazos de pago en función de las posibilidades y voluntades de las empresas.

Leer también: La supervivencia del durazno enlatado: escasa rentabilidad para productores e industria

Según dicha normativa, el Ministerio de Economía y Energía debía publicar los precios de la fruta un mes antes del inicio de cada cosecha. Pero en el mes de agosto de este año se aprobó una modificación mediante la cual la cartera sentará a todos los actores a discutir costos de producción, calidades, situación de mercados, precios de referencia, plazos de entrega de materias primas y modalidades de pago, entre otros puntos importantes del intercambio entre productores e industria.

Publicidad

De esta manera, todas las actividades frutícolas que tengan como destino un procesamiento de industria deberán discutir y conformar estos contratos: durazno, ciruela, aceitunas, ajo, tomate y por supuesto vid entran en la normativa. “Nosotros armamos el cuadrilátero y fijamos las reglas del encuentro”, dijo José Cortez, director de Fiscalización y Control de la provincia, quien agregó que la provincia no intervendrá de manera activa en el debate, sino que será un simple facilitador del mismo.

Lo planteado por el gobierno provincial en segunda instancia tiene mayor sentido en el marco de la cadena frutihortícola. Los precios impuestos por los gobiernos -provinciales, municipales- suelen generar resistencia. Mientras los productores primarios argumentan la variabilidad de los costos en función a la dolarización de los insumos -o incluso ante la presencia de eventos climáticos que afectan el desarrollo de los cultivos- las industrias explican que no pueden firmar por un precio fijo sin conocer cómo se desenvolverá la demanda de los mercados y si tendrán facilidades para colocar el producto.

El inicio de las mesas de discusión estaba pautado para el miércoles pasado, pero se postergó. ¿El motivo? Evitar la especulación, tanto del sector primario como de la industria, a partir de los datos de estimativos de cosecha que publica el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) para las actividades agrícolas.

Leer también: Una denuncia contra los abusos comerciales que sienta precedente entre chacareros y empacadoras

Según informó el diario Los Andes, la primera reunión de concertación será la del durazno el martes 1 de diciembre. Luego, le seguirán ciruela (28 de diciembre), pera y manzana (18 de enero) y aceituna (1 de marzo). La de la uva se ha pautado, de modo preliminar, para principios de febrero, aunque la fecha concreta se ajustará al momento en que el Instituto Nacional de Vitivinicultura dé a conocer el pronóstico de cosecha para esta fruta.

De estos encuentros participarán tres representantes por el gobierno provincial y otros tres por parte de las asociaciones de productores e industriales. También estarán invitados organismos técnicos como el INTA, las universidades o el mencionado IDR, aunque la participación es voluntaria.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído