Connect with us

Política Sectorial

Pánfilo Ayala: "Hay una incertidumbre muy grande entre los productores"

|Formosa|

La Federación Agraria Argentina (FAA) filial Laguna Naineck solicitó al gobierno provincial la ampliación de la ley de Emergencia Agropecuaria para los sectores formoseños afectados por la sequía, las heladas y los incendios.

La iniciativa fue firmada por 428 productores de la provincia de Formosa y extendida al gobernador, Gildo Insfrán. El documento refuerza la necesidad de ampliar los alcances del Decreto de Emergencia Agropecuaria N° 183/20 a los cultivos de banana, mandioca, batata y tomate. Al momento, la normativa solo aplica sobre el sector ganadero, el apícola y el sector agrícola en los cultivos de maíz y cucurbitáceas de segunda siembra.

“Pedimos al Estado que se amplíen los alcances del decreto, para que ante la homologación que se dio a nivel nacional, los productores estén cobijados por los beneficios que determina la ley. Como no tuvimos respuestas en octubre, volvemos a presentarla en noviembre”, explicó a InterNos Pánfilo Ayala, director de FAA y presidente de la filial Laguna Naineck.

Publicidad

Ayala aseguró que los productores necesitan acceder a los beneficios de la ley de Emergencia para reactivar sus cultivos, que fueron gravemente afectados por las inclemencias climáticas. En algunos casos, se registraron pérdidas del 50%, abortos totales en plantaciones y una caída considerable del rendimiento.

“Se complica porque desde el Estado no nos dan respuestas. El gobierno provincial ni siquiera anunció un programa de asistencia, como lo suele hacer. Tampoco explicó qué tiene previsto hacer el año que viene. Hay una incertidumbre y un quebranto muy grande entre los productores, no se sabe que va a pasar. Necesitamos que el gobierno se pronuncie al respecto”, añadió Ayala.

Según explica el federado, más de 100 hectáreas de banana sufrieron altas temperaturas, heladas y una sequía que duró aproximadamente ocho meses. Otros campos también se vieron perjudicados por los incedios, como contamos semanas atrás en este medio. Como consecuencia, en Laguna Naineck se estima que la producción de banana tendrá un retraso de 60 días en relación a su calendario de cosecha habitual. Los principales afectados son pequeños y medianos productores que en promedio no superan las 20 hectáreas.

También las familias que dependen de manera indirecta de esta actividad se ven perjudicadas. En una localidad de 17.000 habitantes como Naineck, las dificultades productivas tienen su impacto a nivel social. “Hoy es un pueblo que está muerto. Vive de la banana o del tomate, pero están limitadas las posibilidades de volver a arrancar. Las afecciones en la agricultura en pueblos tan chicos se convierten en un problema social grave”, agrega Ayala.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído