Connect with us

Política Sectorial

El gobierno de Mendoza fijó precios para las uvas criollas y malbec

|Mendoza|

El gobierno mendocino definió precios para la uva malbec y criolla que se produce en la provincia. En el primer caso, estableció un mínimo de 40 pesos por kilo y un máximo de 60 dependiendo la zona productiva. En el caso de la variedad criolla para la elaboración de mosto, fijó a 20 pesos el kilo.

Además, las autoridades anunciaron una particular metodología de pago por la materia prima: de contado y con depósito semanal tras presentación del comprobante único de ingreso de uva (CIU). Las medidas se dirigen a beneficiar tanto a productores como bodegueros.

Lo cierto es que esta decisión se da en un contexto particular para el sector, ya que se estima que este año la cosecha será al menos 20% menor a periodos anteriores y los stocks de litros de vino se encuentran por debajo de lo esperado. Esto se explica por la gran cantidad de ventas que hubo en el mercado interno durante 2020 (57 millones de litros más que en 2019). A eso se le sumaron también las exportaciones, que tuvieron una gran suba (26.7%) respecto al año anterior.

La medida levantó el avispero y despertó numerosas reacciones del sector. Por un lado los productores, que criticaban los precios bajos fijados por las grandes bodegas, se manifestaron a favor. Este fue el caso de Mario Leiva, presidente de la Sociedad Rural del Valle de Uco, quien aseguró al portal de prensa oficial: “Es un gran avance para los pequeños y medianos productores de Malbec al contar con un precio de referencia. El productor podrá tener rentabilidad si se respeta el precio que se ha puesto como referencia. Esperemos que las grandes bodegas se incorporen a estas acciones”.

Como contrapartida, las bodegas cuestionaron la actitud gubernamental. Aseguraron que no es bueno que el Estado intervenga en un mercado que anteriormente estaba acordado entre empresas y productores. Además sostuvieron que así como los productores tienen sus costos, las bodegas enfrentan los suyos, ya sea por el pago de impuestos o de logística. “Con estos precios hay segmentos que no se van a poder sostener", dijo Patricia Freuler, presidenta de Bodegas de Argentina a la prensa local. En la misma línea Fernando Morales, de la Cámara del Mosto, señaló que el valor fijado está un 150% por encima de los precios del año anterior, y que esta situación podría derivar en un achicamiento de las exportaciones.

Parte del conflicto se debe a que el anuncio oficial se realizara en el mismo momento en que las bodegas ofertaban $18 por el kilo de criollas y $24 para los varietales, en cuotas y en un plazo de pago hasta el mes de diciembre. Dichos valores encontrarían justificación en la escasez que se prevé para las cosechas 2021.

Publicidad

Pese al ida y vuelta de opiniones, la intervención del gobierno mendocino respondería a la demanda de precios fijos y anticipados que los productores vienen solicitando desde hace tiempo. En este sentido, vale mencionar que en el mes de enero INTA y la Asociación de los Productores del Oasis Este Mendocino (Aproem) realizaron un análisis sobre los costos productivos del sector en donde plantearon que para garantizar rentabilidad la uva criolla debía tener un valor mínimo de 20 pesos por kilo.

"El operativo de compra de uva es una herramienta indispensable para poder levantar la cosecha sin desfinanciarnos o malvender por el apuro. Si todos los productores pueden entrar o al menos todos los que lo necesiten, será muy efectivo. El precio es el mínimo señalado por nosotros y esto nos permite continuar con la actividad", manifestó en su momento Gabriela Lizana, titular de Aproem.

¿Qué dijeron en San Juan?

El anunció también tuvo impacto entre los vitivinícolas sanjuaninos. Si bien bodegas e industrias cuestionaron la intervención estatal, los viñateros cuyanos celebraron la noticia y presionaron al gobierno local.

Representantes de la Mesa Vitivinícola destacaron la actitud gubernamental de anticiparse a la cosecha y que los pagos a los productores sean al contado. Además, deslizaron el deseo de que el gobierno sanjuanino tenga la misma actitud y salga a comprar uva para mosto con el fin de equiparar el precio al de la provincia vecina. Sin embargo, reconocieron que las bodegas locales no forman los precios y que ya existe un acuerdo entre las partes.

Leer también: Ponen en marcha ayuda financiera para el sector vitivinícola sanjuanino

Por su parte, el gobierno de San Juan no titubeó a la hora de responder. Afirmaron que no van a establecer precios para este 2021 y que dejaran que las partes sean las encargadas de acordarlo. Asimismo el ministro de Producción, Andrés Díaz Cano, advirtió: “De no lograrse el acuerdo no podremos lanzar los programas crediticios que hemos diseñado". Esto último se debe a que las medidas financieras que anunció el gobierno dependen de un precio referencial por kilo de uva y de los plazos de tiempo en los que productores o bodegueros deberán devolver el préstamo.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído