Connect with us

Tendencias

"Es poco probable que los alimentos y sus envases propaguen el COVID-19”

|Internacional|

Junto con la higiene personal y el distanciamiento social, las personas durante la pandemia implementaron como hábito la desinfección de los alimentos o los envases de los mismos. Sin embargo, esta semana científicos estadounidenses aseguraron que las posibilidades de que el COVID-19 se pueda transmitir por medio de dichos productos es prácticamente inexistente.

Los encargados de dar a conocer esta información fueron Kevin Shea, secretario interino del Departamento Norteamericano de Agricultura (USDA por sus siglas en inglés) y la comisionada interina de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), Janet Woodcock. “No hay pruebas creíbles de que los alimentos o los envases de alimentos estén asociados o sean una fuente probable de transmisión viral del coronavirus”, aseguraron los expertos.

El principal argumento del estudio se relaciona al número de partículas que debería, teóricamente, contener una superficie para  que una persona se contagie. En este sentido los especialistas sostienen que aunque existen pocos informes sobre la detección del virus en los alimentos y envases, la mayoría se centran principalmente en la detección de la huella genética del virus más que en la evidencia de la transmisión del virus que resulta en la infección humana.

Por ese motivo, los profesionales de USDA y FDA explican que para contraer el virus por inhalación oral la cantidad de partículas debería ser muy alta y eso no es posible en superficies como los alimentos. De esta manera, aseguran que “las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas”.

Asimismo, el estudio evidencia que de los más de 100 millones de casos que se registraron a nivel mundial ninguno demostró ser por causa de los alimentos o sus envases. Sin embargo, aclaran que la fabricación de productos alimenticios y su envasado continuarán realizándose bajo medidas de higiene estrictas y manteniendo la seguridad de los trabajadores.

Publicidad

“Los consumidores deben estar seguros, tras la información científica actual y en base a un abrumador consenso científico internacional, de que es muy poco probable que los alimentos que se consumen y los envases de los mismos propaguen el coronavirus”, afirmaron los integrantes de USDA y FDA.

El informe difundido recalca también que el COVID-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona. A diferencia de otros virus, como los gastrointestinales o la hepatitis A, que si pueden transmitirse por el consumo de alimentos contaminados.

Los datos que se dieron a conocer no son menores, si se tiene en cuenta que los trabajadores del sector frutihortícola se encuentran constantemente manipulando alimentos frescos que luego llegarán a las manos de los consumidores en general. Además, el informe deja en evidencia que las medidas sanitarias se deben enfocar principalmente en el uso de tapabocas o barbijo y en el distanciamiento social para prevenir los contagio.

 



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído