Connect with us

Política Sectorial

Detectan glifosato en el agua de escuelas marplatenses

Foto: agenciatierraviva.com.ar

|Buenos Aires|

Investigadores de la ciudad de Mar del Plata detectaron en cinco escuelas rurales de Sierra de los Padres altos valores de glifosato y otros contaminantes. Se trata de las escuelas N° 8, 46, 51, el jardín de infantes 46 y la secundaria N°50 ubicadas en la zona oeste de la ciudad.

Los resultados se hallaron a partir de un informe realizado por el Grupo Aguas, perteneciente a la Universidad Nacional de Mar del Plata. Pero la realidad es que los padres de los alumnos alertaban sobre esta situación hacia un buen tiempo. Por esta última razón, es que los especialistas decidieron analizar químicamente el agua subterránea que abastece a los centros educativos.

“Este estudio inició alrededor de 2016 cuando actores de la comunidad y vecinos nos dijeron que estaban muy preocupados por tener una forma de poder evaluar la exposición a plaguicidas porque se sabe que es una zona de producción intensiva y extensiva y el uso de estos es algo frecuente”, comentó el director del Grupo Aguas, Leonardo Lupi, a La Capital de Mar del Plata.

El representante de la entidad explicó que durante un año y medio sacaron muestras de la laguna de Sierras de Los Padres, del arroyo La Tapera, de doce perforaciones domiciliarias y de siete perforaciones pertenecientes a once escuelas de la zona.  Como conclusión, se determinó que “la actividad agrícola está impactando sobre los cuerpos de agua” y que los valores toxicos detectados “representan un riesgo para la salud de la población, ya que el agua no se encuentra apta para consumo”.

El informe detalla que en algunas de las escuelas el nivel de concentración de glifosato en el agua se encuentra en porcentajes superiores a los que permite la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta última, admite entre 45 y 100 miligramos de glifosato por litro de agua. Mientras que las recomendaciones nacionales del Código Alimentario Argentino permiten hasta 45 miligramos por litro.  En la escuela EES 51, ubicada en el Paraje San Francisco, el nivel hallado de fue de 174 miligramos de herbicidas por litro de agua lo que excede todos los valores de referencia. Por este motivo, es que el informe recomienda “no consumir bajo ningún concepto agua que provenga de la perforación P-3”.

Mapa: Localización de las perforaciones de la Zona Oeste Rural (La Capital).

Publicidad

“Para que el glifosato y el AMPA estén ahí tienen que recorrer todo el suelo y eso lleva mucho tiempo y es un proceso que es difícil que ocurra.  Se necesitan muchos años y mucha carga de plaguicida para que eso llegue al agua subterránea. Es preocupante también porque no es algo sencillo de remediar. La contaminación que llega al agua subterránea permanece ahí, casi que no hay forma de quitarla, a menos que quites el agua con la contaminación”, explicó el especialista. Además agregó que la población de la zona oeste de la ciudad no solo se encuentra expuesta a dicha contaminación solo por el agua, sino que la primer vía de exposición es la alimentación. En este sentido, desde el equipo de trabajo de Grupo Aguas solicitaron que se tomen medidas urgentes sobre el tema para evitar mayores riesgos.

En cuanto a los problemas asociados al consumo de agua contaminada, el investigador marplatense explicó: “Hay muchos estudios que indican que inducen efectos en la descendencia y en el sistema inmunológico. En el campo se observa que cuando se aplican plaguicidas hay situaciones de erupción en la piel o alergias respiratorias para que la gente que está directamente expuesta. Después nosotros nos exponemos a través de los alimentos y puede tener efectos a largo plazo e incluso generar cáncer”.

Vale mencionar, que este no es el primer hallazgo del Grupo Aguas. Según informaron los especialistas, la detección de glifosato y nitratos en los pozos de agua de escuelas concuerda con un estudio en el que se detectaron entre dos y siete plaguicidas en perforaciones de otros centros educativos ubicados en el Partido de Tandil. En dicho estudio, realizado entre 2017 y 2018, se encontraron un total de 16 componentes activos de diversos agroquímicos en el suelo y se identificaron los contaminantes en el agua de 15 escuelas rurales.

Luego de que los resultados del estudio en la Zona Oeste Rural (ZOR) se hicieran públicos, las escuelas lograron asegurar para sus alumnos agua potable envasada. Así lo informaron las docentes y madres en dialogo con  Agencia Tierra Viva en Gloria de la Peregrina y El Coyunco, dos localidades próximas a Sierra de los Padres.

“En las escuelas pudimos asegurar la provisión de agua en botellas y bidones, con las gestiones que hicimos ante el Consejo Escolar. Pero cuando los pibes se van a sus casas consumen seguramente aguas tan contaminadas como la de nuestras perforaciones, que sus familias obtienen de pozos domiciliarios que nadie estudia”, advirtió una de las profesionales.

Ante la grave situación, las autoridades educativas exigen al intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro,  que tome decisiones al respecto y realice los controles correspondientes. No solo en los centros educativos, sino también en las viviendas de los alumnos de la región.

Fuente: Agencia Tierra Viva



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído