Connect with us

Política Sectorial

La ONU convoca a resolver la triple emergencia planetaria

Los ministros de Medio Ambiente de más de 150 países concluyeron -tras la quinta sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-5) -  que el mundo corre el riesgo de nuevas pandemias si no cambiamos la forma en que nos relacionamos con la naturaleza.

La Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente se reúne cada dos años para establecer las prioridades de las políticas ambientales mundiales; las decisiones y resoluciones que los Estados Miembros adoptan en la Asamblea también definen el trabajo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Debido a la pandemia, los Estados Miembros acordaron un formato en dos etapas para la UNEA-5: una sesión en línea (22 al 23 de febrero de 2021) y una reunión presencial prevista para febrero de 2022.

En una declaración política acordada al final de la Asamblea, los Estados Miembros reafirmaron el mandato del PNUMA como la autoridad ambiental líder en el mundo e hicieron un llamado a un multilateralismo más amplio e incluyente para abordar los desafíos ambientales.

La declaración establece que la Asamblea “desea fortalecer nuestro apoyo a las Naciones Unidas y a la cooperación multilateral y sigue convencida de que la acción colectiva es esencial para abordar con éxito los desafíos globales”. Asimismo, advierte que “la salud y el bienestar humanos dependen más que nunca que de la naturaleza y las soluciones que esta ofrece, y estamos conscientes de que enfrentaremos riesgos recurrentes de futuras pandemias si mantenemos los actuales patrones insostenibles en nuestras interacciones con la naturaleza”.

Previo a la Asamblea, el PNUMA, junto con el secretario general de la ONU, António Guterres, presentó un nuevo informe, Hacer las paces con la naturaleza, que ofrece un plan integral para resolver la triple emergencia planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

El documento final de momento está solo en inglés pero puede verse un resumen en español acá. Dentro de los ejes más alarmantes, los científicos indican que "La sociedad está lejos de cumplir el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a un nivel muy inferior a los 2 °C por encima de los niveles preindustriales y de procurar contener aún más el aumento de la temperatura para mantenerlo por debajo de 1,5 °C.

Al ritmo actual, el calentamiento alcanzará los 1,5 °C en torno a 2040 y probablemente antes.

Según el informe no es menor tener en cuenta que el calentamiento de más de 1 °C ya ha provocado modificaciones en las zonas climáticas, cambios en los patrones de precipitaciones, derretimiento de las capas de hielo y los glaciares, aceleración del aumento del nivel del mar y eventos extremos más frecuentes e intensos, lo que supone
una amenaza para las personas y la naturaleza.

Publicidad

Internalizar los costos

Entre las recomendaciones del informe se hace hincapié en que "Los gobiernos deben incorporar la contabilización de todo el capital natural en su proceso de toma de decisiones y utilizar las políticas y los marcos reglamentarios para ofrecer incentivos a las empresas para que hagan lo propio" al tiempo que desaconsejan seguir subvencionado actividades contaminantes

Producción  amigable

Respecto de los modelos productivos, el PNUMA insiste en la transformación de los sistemas y las prácticas agrícolas sostenibles , es decir aquellas que incluyen la gestión integrada de plagas y nutrientes, la agricultura orgánica, las prácticas agroecológicas, la conservación del suelo y el agua. Además para los sistemas de acuicultura y ganadería recomienda aquellos destinados a la conservación, la agrosilvicultura, los sistemas
silvopastoriles, los sistemas agrícolas integrados, la mejora de la gestión del agua y las prácticas para mejorar el bienestar de los animales.

"Los sistemas agrícolas sostenibles deben ser resilientes al cambio climático. Para facilitar dicha resiliencia, cabe resolver problemas relacionados con la temperatura, las sequías, las plagas y la salinidad mediante el desarrollo de nuevas características; asimismo, se ha de preservar la diversidad genética y de especies"

Por otro lado insiste en considerar que los paisajes multifuncionales y los paisajes acuáticos constituyen la base del cambio hacia la intensificación ecológica o la agricultura basada en la biodiversidad, que tiene por objeto
mejorar los servicios de los ecosistemas generados por la agrodiversidad, algunos de los cuales impulsan la producción.

"Los cambios en los hábitos de consumo son fundamentales para transformar los sistemas alimentarios, hídricos y
energéticos" dice el informe  y apela a cambios normativos y de educación en relación a prácticas comerciales y de consumo.  "Las prácticas agrícolas sostenibles suelen verse desincentivadas por los actuales sistemas de producción agrícola en escala industrial, las subvenciones inapropiadas, los seguros de las cosechas y las inversiones de capital."

Finamente asevera que serán los pequeños agricultores , "especialmente las mujeres" quienes tendrán un rol estratégico en alcanzar un modelo de seguridad alimentaria sostenible. Para ello asegura que estos actores deben
tener "acceso a la tierra y los insumos de producción, y control sobre los mismos".



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído