Connect with us

Política Sectorial

Las empresas deberán informar precios, ventas y stock

|Argentina|

La semana pasada, el Ministerio de Desarrollo Productivo lanzó el Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (SIPRE).  Se trata de un nuevo régimen a través del cual las empresas nacionales deberán dar cuenta de sus precios, ventas y stock.

El SIPRE se oficializó mediante la Disposición 4/2021 de la Subsecretaría de Políticas para el Mercado Interno. Dentro de las actividades del sector comercial e industrial que se verán alcanzadas por la normativa se encuentran empresas de preparación de frutas, hortalizas y legumbres, venta al por mayor y menor de alimentos y bebidas, firmas que elaboren aceites y grasas de origen vegetal, productos de molinería y fábricas de productos químicos de uso agropecuario, entre otras.

De acuerdo a lo que explicaron fuentes oficiales la implementación del régimen alcanzará en una primera etapa a 500 empresas del sector de alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza, entre otras. Las mismas deberán presentar información correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo del corriente en un periodo comprendido entre el 1 y el 10 de abril. Luego se sumarán al listado aproximadamente 1000 empresas más de diferentes rubros. Vale mencionar, que las firmas deberán dar información por única vez de los tres meses ya que es la primera implementación del régimen. Posteriormente, solo tendrán que dar cuenta del mes anterior.

En cuanto a la metodología, la información de cada empresa deberá cargarse de manera digital a través de una declaración jurada. Un dato no menor es que, amparada en la ley 20.680 de abastecimiento, las autoridades competentes podrán fijar sanciones a quienes no cumplan con la prestación de datos que se les solicite. Asimismo, la información que brinde cada empresa será  de carácter confidencial.

Publicidad

“La medida lo que busca es generar un monitoreo de precios y del normal abastecimiento a lo largo de toda la cadena. Se hace justamente porque los problemas que se plantearon en las últimas semanas tuvieron que ver con falta de productos y algunos comportamientos especulativos. Entonces para poder intervenir mejor, monitorear y hacerlo de manera anticipada para evitar un daño económico necesitamos primero contar con un régimen informativo”, explicó Paula Español, secretaria de Comercio Interior en Radio Con Vos.

El anuncio oficial tuvo varias criticas de parte del sector empresarial argentino. La mayoría de ellas hicieron hincapié en el rol del Estado como interventor en el espectro comercial. Ante estos cuestionamientos, Español sostuvo que el SIPRE solo es un sistema informativo que le permitirá al gobierno contar con mayor información y facilitará la puesta en práctica de medidas concretas.  “Vamos a poder identificar dónde se encuentra el problema de abastecimiento en la cadena”, argumentó.

Si bien todavía la información no es clara, algunas empresas de la cadena frutihortícola ya tuvieron novedades en cuanto a la nueva Disposición gubernamental. El Mercado de Abasto De Río Cuarto, por ejemplo, fue escenario de controles por parte de AFIP hace unos días. Las inspecciones se realizaron sobre los clientes que asistieron al predio a quienes se les solicitó facturas de compra y datos sobre precios de venta.  En este marco, operadores del abasto cordobés se reunieron ayer con representantes de AFIP regional a fin de esclarecer más la situación.

“La reunión surgió por iniciativa de los operadores. Las autoridades regionales explicaron que las inspecciones se tratan de un operativo de relevamiento. En ese proceso evalúan la facturación, estimación de bultos en comparación a la carga de los clientes y los valores facturados. Seguimos esperando novedades y viendo como van a seguir estos controles”, explicó a InterNos Ernesto Guevara, presidente del Mercado de Abasto de Río Cuarto.

Es sabido por todos quienes integran los mercados, que se trata de una cadena aún muy informal y con altos índices de subregistro. Ni operadores mayoristas ni compradores minoristas son muy afectos a demandar o emitir facturas. Las excepciones están dadas por las empresas medianas o por aquellas que se han registrado como importadores o exportadores por ejemplo. Todos esgrimen que "de blanquear todo" la actividad se hace "insostenible". Lo cierto es que de momento la AFIP quiere información. Y no hará falta buscar mucho para darse que cuenta que el volumen de actividad registrada es bastante menor al volumen real.

 



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído