Connect with us

Producción

Buscan presentar un proyecto de ley para proteger la producción hortícola periurbana

|Argentina|

El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE – Rural) elaboró un Proyecto de Ley de Protección de los Cinturones Verdes que busca preservar la producción hortícola amenazada por la expansión de la frontera urbana y la falta de rentabilidad del sector. El documento -aún borrador- fue elaborado por el equipo técnico de la organización rural y presentado en sociedad el pasado lunes 29 de abril durante el último "Verdurazo". Buscarán que ingrese a mesa de entrada del Congreso de la Nación durante el mes de junio.

La iniciativa tiene como objetivo resguardar a todos los cinturones hortícolas del país donde se producen alimentos frescos y de proximidad para la población urbana, mejorando a su vez las condiciones de vida y trabajo de las familias agricultoras.

Publicidad

“Los datos preliminares del Censo Nacional Agropecuario 2018 dicen que hay 100.000 establecimientos agropecuarios menos en el país. Se estima que el 70% pertenece a los más de 42 cinturones hortícolas existentes”, explicó a Revista InterNos Lautaro Leveratto, dirigente del MTE Rural. Preservar esos cinturones verdes, dice Leveratto, permitirá garantizar el abastecimiento de alimentos frescos de proximidad a un precio justo, pero también moderar el impacto negativo de las urbanizaciones sobre el ambiente y la salud de las poblaciones.

InterNos tuvo acceso al borrador de este proyecto de ley, que tiene entre sus principales puntos decretar “la inmediata moratoria de urbanización” a través de la cual se inhabilite el uso del suelo que “reduzca la superficie actual en producción o amenacen su integridad”. De esta manera se limitaría el avance de loteos, infraestructuras e industrias sobre estas zonas. La restricción sería de 10 años o “hasta que se realice un diagnóstico y planificación territorial participativa que incluya los criterios de preservación y desarrollo de los Territorios Periurbanos Hortícolas (TPH)”.

A su vez, el proyecto buscará incrementar el plazo mínimo de los contratos de arrendamiento a 10 años para garantizar la previsibilidad del agricultor, interviniendo también en los costos de alquiler. Otro de los puntos importantes del proyecto es la creación de un Fondo Fiduciario Nacional para que los pequeños agricultores tengan acceso a créditos de tasas blandas mediante los cuales puedan volverse propietarios de las tierras.

Finalmente el documento propone trabajar en un programa de apoyo “socio-técnico-financiero” para la intensificación de la producción agroecológica en los cinturones hortícolas, que incluya estrategias para mantener los suelos vivos, avanzar en el manejo integrado de plagas o fomentar el reemplazo gradual de insumos dolarizados por bioinsumos de producción nacional, entre otras cosas. El objetivo es que esta transición hacia la agroecología sea acompañada por la gestión estatal a través de exenciones impositivas, subsidios y capacitaciones técnicas específicas a través de entidades como INTA, Senasa o las distintas Universidades provinciales.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído