Connect with us

Tecnología

INTA evalúa una herramienta digital para calcular rindes de frutas

Foto: INTA

|Río Negro|

Investigadores del INTA Alto Valle llevan a cabo ensayos sobre una nueva metodología para realizar pronósticos de producción de frutales de pepita. Se trata de una alternativa digital, que pretende agilizar dicha tarea y arrojar datos más exactos sobre la producción de dichas frutas.

Vale mencionar que hasta el momento, los productores realizan esta tarea de forma manual con el objetivo de conocer el tipo y calidad de fruta con la que cuentan de cara a las cosechas.  A esos datos se le suman las condiciones climáticas, las tareas de manejo cultural  y otras variables que componen un modelo predictivo. Con los resultados obtenidos, cada empresa puede planificar la logística de recolección, transporte y comercialización de las frutas. Sin embargo, la metodología tradicional no siempre es exacta y, por supuesto, demanda mayor cantidad de tiempo.

En esta primera etapa de prueba, los expertos de INTA analizaron imágenes digitales RGB y calcularon el tamaño de las manzanas. “La metodología propuesta podría utilizarse para la estimación del diámetro de la fruta, mientras se avanza en el desarrollo de una metodología para la estimación del número de frutos, en pos de utilizar –a futuro– ambas metodologías en el diseño de un modelo de predicción local de cosecha a partir de análisis de imágenes”, explicó Dolores Del Brío, investigadora del INTA Alto Valle.

Publicidad

De acuerdo a los detalles que brindó la experta, el ensayo tuvo primero una prueba en laboratorio y luego un trabajo a campo. En laboratorio se evaluaron  106 manzanas comerciales de variedad Red Chief. Estas frutas se colocaron en bandejas de celulosa, se numeraron y se midió su diámetro ecuatorial de forma manual con un calibre digital. Luego, se tomaron las imágenes a cada bandeja con una cámara de fotos de 12 megapíxeles, en las que se colocó un objeto de dimensiones conocidas.

Por su parte el trabajo de campo se basó en el estudio de 103 manzanas Cripps Pink, ubicadas en 17 árboles. Con dichas frutas el trabajo fue similar: se enumeraron los frutos de cada panta, se midió de manera manual el diámetro ecuatorial de cada uno y se tomaron imágenes de cada árbol.

Una vez que los especialistas de INTA obtuvieron los datos de cada fruta, analizaron las imágenes tomadas con el programa ImageJ (software de procesamiento de imagen digital). En ese proceso, ajustaron las escalas de cada imagen trazando una línea recta sobre el objeto. El valor de la distancia resultante de esa línea, medido en pixeles, se convirtió a un valor de distancia en milímetros. Luego, para conocer el diámetro de cada fruta, se trazó una línea sobre a la mitad de la fruta con el programa seleccionado y a través de la función Analyze-measure se determinó la longitud seleccionada. Finalmente, realizaron una comparación ente los diámetros obtenidos manualmente y los que se recolectaron a partir de las imágenes digitales.

Esta nueva alternativa tecnológica, que todavía se encuentra en evaluación por parte de los expertos de INTA, tiene grandes posibilidades de mejorar y facilitar el trabajo en las chacras frutícolas. “Hoy las empresas tienen distintas formas de hacer predicción de cosecha, pero los resultados no son precisos; contar con una herramienta de pronóstico les permitirá ajustar los insumos y los tiempos en relación con la logística”, concluyó Dolores Del Brío.

Fuente: INTA

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído