Connect with us

Producción

Detectan aplicaciones sin receta fitosanitaria en Río Cuarto

Foto: CASAFE

|Córdoba|

La Dirección General de Fiscalización y Control, perteneciente al Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia, realizó una serie de operativos en quintas hortícolas de la localidad de Las Higueras, en el departamento de Río Cuarto. Los controles se realizaron luego de que vecinos de la zona denunciaran problemas con la deriva de aplicaciones en la zona periurbana.

En uno de los establecimientos fiscalizados, el organismo detectó un galpón con productos de banda amarilla y roja, los cuales están prohibidos para la aplicación a distancias menores de 500 metros de los centros urbanos, según lo establece la Ley provincial de Agroquímicos.

Por otro lado, se constató que el productor no tenía las recetas fitosanitarias de las aplicaciones que habían sido denunciadas horas atrás. Mariano Heavy, jefe de inspección de Fiscalización y Control, dijo a InterNos que por este motivo "no se pudo establecer rápidamente qué productos habían sido utilizados, aunque luego de la inspección surgió que habría sido un insecticida”.

Leer también: Campo y ciudad, una disputa por la tierra

Los lotes inspeccionados abarcan unas cinco hectáreas donde se producen todo tipo de verduras a campo abierto, y un invernadero. Desde unos de los vértices del lote se pueden medir unos 400 metros hasta un barrio cerrado contiguo. En el otro extremo se miden más de 500 metros respecto del otro barrio más próximo.

Publicidad

Lo que la Dirección de Fiscalización trata de confirmar ahora es en qué lotes fueron aplicados los productos de banda amarilla y banda roja, para saber si se respetaron o no las distancias mínimas dispuestas por la normativa provincial. La ausencia de recetas ralentiza la constatación, pero al mismo tiempo da cuenta de un manejo irregular de los productos fitosanitarios en la quinta.

“Córdoba tiene un sistema de recetas fitosanitarias online que permite observar los tipos de tratamientos y en qué fechas fueron realizados sobre los lotes. En este caso puntual, se realizó un seguimiento de los tratamientos realizados en los últimos dos años y se observó que solo existían dos recetas fitosanitarias, las cuales no mostraban a muchos de los productos encontrados en el lugar”, explicó Mariano Heavy.

Y agregó: “Al ser una producción intensiva, los lotes son más chicos y hay diferentes tipos de cultivos, por este motivo, debería existir un mayor número de recetas al tratarse de tratamientos diferenciados”.

Durante la fiscalización, los efectivos de la Patrulla Rural Sur de la Policía de Córdoba elaboraron un acta que el titular del establecimiento se negó a firmar. Por el momento, el establecimiento no fue clausurado ni inhabilitado para continuar con la actividad.

En cuanto a la posibilidad de una multa económica, desde el Ministerio afirman que si bien se constató una infracción a una ley provincial, “sería apresurado hablar de un monto de sanción, porque todavía no se terminó el proceso administrativo”. Por lo demás, el productor podrá continuar aplicando en su establecimiento siempre y cuando lo haga conforme a lo estipulado por la normativa actual.

La falta de planificación, un problema que permanece

Como señalábamos en este artículo sobre la disputa de la tierra entre el campo y la ciudad, la falta de planificación territorial se impone como una problemática estructural para los productores hortícolas de los periurbanos. En muchas oportunidades la llegada de barrios cerrados a zonas donde se produce alimentos frescos condiciona la tarea de los quinteros que deben respetar las distancias mínimas de aplicación para cuidar la salud de quienes los rodean.

"Los municipios autorizan la creación de barrios cerrados sin estudios de impacto ambiental"

Más allá de este caso puntual, donde el principal problema reside en la falta de registro, documentación y trazabilidad de las acciones realizadas a campo, la convivencia urbano - rural es el gran tema a resolver en los cinturones verdes muchas ciudades argentinas.

"Un punto importante a tener en cuenta es la falta de ordenamiento territorial por parte de los municipios, que autorizan la creación de barrios cerrados sin estudios de impacto ambiental, los cuales condicionan fuertemente la forma de trabajo de los establecimientos agrícolas", subrayó Mariano Heavy.

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído