Connect with us

Política Sectorial

Vitivinicultura: se abrieron las inscripciones en el Sistema de Medidas Integradas

Foto: Senasa

|Argentina|

Durante esta semana, el sector vitivinícola argentino fue centro de noticias importantes.  Por un lado, ayer 19 de julio, se abrieron las inscripciones en el Sistema de Medidas Integradas (SMI) del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para todos los productores de Mendoza y San Juan que deseen comercializar uva en fresco en las regiones no vitícolas del país.

El procedimiento debe hacerse por correo electrónico y hay tiempo hasta el 20 de agosto. Los productores deberán enviar la documentación necesaria a través de un mail a la casilla de correo que corresponda a su provincia y según la ubicación del establecimiento productivo: Mendoza a lobesiamendoza@senasa.gob.ar y San Juan a lobesiasj@senasa.gob.ar

El sistema permitirá la comercialización del producto en fresco para todas las regiones, con excepción de la Patagonia Norte (Río Negro y Neuquén) y Sur (Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego), Cuyo (Mendoza, San Juan y La Rioja) y el Noroeste (Catamarca, Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero).

Para el traslado de la fruta a esas zonas, los envíos deberán cumplir con el tratamiento cuarentenario de fumigación con bromuro de metilo establecido por la ley. Además, los empaques, centros de distribución, frigoríficos y fraccionadores que reciban uvas de los establecimientos agrícolas habilitados, deberán inscribirse en el SMI hasta 15 días antes de la recepción de la fruta.

Las medidas fitosanitarias implementadas por Senasa tienen como objetivo evitar la dispersión de la Polilla de la vid en el territorio argentino. Esto se da en el marco del Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Lobesia botrana.

Publicidad

La otra novedad se dio en San Rafael, Mendoza, donde un grupo de elaboradores de vino de pequeña escala junto a la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) pusieron en marcha un proyecto para desarrollar vitivinicultura de precisión. La iniciativa se enmarca en el Programa Soluciona del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, entidad que otorgará al clúster un financiamiento total de casi 14 millones de pesos.

El objetivo del proyecto es incorporar en el sector una perspectiva ambiental para la elaboración de vinos y para la producción de la uva. Pretenden aumentar la competitividad del sector, buscar sostenibilidad, mayor productividad y eficiencia en el uso de los recursos que se utilizan desde los viñedos hasta las bodegas. Además, buscan aumentar el desarrollo de los vinos y la actividad turística en la provincia.

Con los recursos económicos, el grupo asociativo podrá adquirir equipamiento que incluye drones, ozonizadores, equipos de energía solar y maquinaria agrícola para llevar adelante una vitivinicultura de precisión. Los fondos aprobados  serán destinados a activos fijos (76%), capital de trabajo (17%) y capacitación (7%). Hasta el momento, los destinatarios del proyecto son 11 elaboradores y viticultores que cuentan con un total de 36 hectáreas productivas y una capacidad de elaboración de 132.000 hectolitros de vino.

“Pretendemos disminuir el consumo energético, optimizar los sistemas de sanitización de las bodegas, la implementación de tecnología que permita optimizar el recurso hídrico para riego y la disminución del uso de agroquímicos y herbicidas, propiciando un seguimiento permanente de los viñedos”, explicó David Marangi, presidente de la Asociación de Viticultores del Sur.

 

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído