Seguí nuestras redes

Comercialización

“Cuidar al productor local y crecer como mercado”

Si bien el acta fundacional de MercoFrut se remonta 1990, su puesta en funcionamiento a pleno recién se logró en el año 1998 cuando se terminó el proceso de traslado y activación de las instalaciones. A 20 años de aquel proceso, estuvimos conversando con quienes son hoy los protagonistas de este gigante frutihortícola que se alza al norte del país.

 

Un poco de historia

El 26 de marzo de 1990 se firmó el acuerdo entre el Gobierno de la Provincia de Tucumán, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, el Centro de Productores de Frutas, Hortalizas y Afines de Tucumán y la Sociedad de Productores de Frutas, Hortalizas y Afines de Tucumán, la creación de la Asociación Corporación del Mercado Frutihortícolas de Tucumán, bajo la figura de persona jurídica sin fines de lucro, “prestataria de un servicio público y con plena capacidad de derecho, con el objeto de Proyectar, Construir y Administrar un Mercado de Concentración Frutihortícolas , destinado a la concentración de frutas y productos alimenticios agrícolas provenientes de la provincia de Tucumán, del resto del país y del extranjero”. Desde entonces una comisión de ocho miembros integrada en partes iguales por el centro y la sociedad de productores, con alternancia anual de cargos entre una y otra agrupación se pusieron al hombro este proyecto para tener el mercado propio en donde comercializar su producción. Con alrededor de 500 mil toneladas anuales de mercadería en su gran mayoría de producción local y también introducida de otras provincias y del exterior; el MercoFrut es el mercado más grande del Noroeste Argentino. Mensualmente circulan en promedio, 84.500 vehículos y es polo de una actividad económica que agrupa al menos unas veinte mil personas de manera directa e indirecta. En el predio de 50 has da lugar además a una importante cantidad de comercios anexos que acrecientan aún más el importante volumen comercial y de servicios del mercado: almacenes de bebidas, alimentos, lácteos, balanceados, agroquímicos, y limpieza.

“Se deberían hacer controles más estrictos con los puestos y en el portón de ingreso” Moises Castillo. Nave A. Puesto 29.

A 20 años, la mirada desde adentro

InterNos dialogó con diversos operadores sobre la situación de la actividad en general y el mercado en particular. En general la mayoría asumen la necesidad de seguir trabajando para renovar, mejorar y modernizar la infraestructura y las condiciones  de trabajo. En este sentido, los miembros de comisión asumen el desafío aunque insisten en ser cautos ya que la prioridad es siempre cuidar la fuente laboral de todos los introductores, es decir, mantener bajos los valores de los cánones. Ricardo Cecilia, presidente del mercado, representante de la Sociedad de Productores de Frutas, Hortalizas y Afines de Tucumán, recalca el hecho de que el mercado es un ente completamente privado y que por lo tanto todas las reformas y mejoras salen de la inversión de sus propios operadores. En este sentido, no es menor el esfuerzo de la Comisión durante el 2017 en el trabajo de mantenimiento pero también en otras áreas como promoción y capacitación para los operadores en alianza con otras instituciones como la Federación Nacional de Operadores, la Municipalidad o el Banco de Alimentos.

“Soy operador hace 15 años y la verdad, aunque me duela es que tenemos un mercado bastante deteriorado, nunca se llegó a un acuerdo para q las cosas cambien y se mejore. Tanto en lo organización de horarios, como en proyectos sólidos para la parte edilicia”
Oscar Lozano. Operador.

“Mi desvelo, y el de todos los que estamos acá es cuidar al productor local y crecer  como mercado, como polo de esta economía regional que genera Tucumán” dice un preocupado Ricardo Cecilia sobre su rol como presidente del Mercofrut. Al mismo tiempo entiende que los desafíos de la administración son dar las respuestas necesarias para que los productores puedan seguir en la actividad de manera rentable. En este sentido entiende que año a año se pierden productores debido a la importante presión fiscal que sufren y la poca ayuda del gobierno frente a las inclemencias. Además no es menor, apunta, la falta de recambio generacional entre los productores justamente por la falta de rentabilidad: “los hijos prefieren otras actividades más seguras” afirmó en sintonía con lo que dicen todos los productores de experiencia y trayectoria de cualquier economía regional en todo el país.

“Somos un mercado en expansión pero con infraestructura obsoleta. Terminar el  tema de calles internas, revisar los horarios de  comercialización.”
Héctor Manconi. Operador.

El control de la Calidad

Por Lic. Miguel Antonio SRUR – Responsable Técnico del Mercofrut -MAT. PROF. 5579

El derecho a la alimentación es un derecho constitucional más aún en un país productor de alimentos, el estado debe asegurar que la alimentación sea suficiente, inocua y sana. En un mercado concentrador como el MERCOFRUT donde se comercializa en su gran mayoría frutas y hortalizas, el control sanitario alimentario que me toca ejercer como Responsable es indispensable para dar calidad e higiene de lo que se comercializa dentro del predio mediante la aplicación del manual POES. Es decir, siguiendo un plan escrito con registros de las tareas de saneamiento, higiene, mantenimiento estructural control de plagas y manejos de desechos entre las más importantes. Para permitir luego tomar medidas correctivas a futuro y reducir la contaminación de los alimentos. También realizamos tareas de fiscalización para verificar que las condiciones higiénicas sean concordantes con las aprobadas en el Manual POES, controles de la documentación e identificación de la mercadería, la “trazabilidad“ de las mismas mediante el RENSPA o el DTV (Documento de Tránsito Vegetal) también ahora en el caso de las frutas Cítricas.

Este control sanitario permite además una respuesta rápida ante una emergencia fitozoosanitaria como el HLB que es la enfermedad más grave de las frutas cítricas y que afectaría gravemente a nuestra economía provincial, ya que Tucumán es el mayor productor de limón en el país. En este sentido, y para dar grados de concientización sobre todas estas temáticas se dan cursos de capacitación a los productores y operadores del Mercado, conjuntamente con otras entidades como FENAOMFRA, Centro de Productores y Distribuidores , Frutas y Hortalizas de Tucumán , Sociedad de Productores de Tucumán, INTA, Dirección de Alimentos de la Provincia, etc. Entre las temáticas destacamos los trabajos realizados sobre BPA (Buenas Prácticas Agrícolas), BPM (Buenas Prácticas de Manufactura), ETAs (Enfermedades Transmitidas por Alimentos), POEs (Programas Operativos de Estandarización y Sanitización), MIP (Manejo Integrado de Plagas), Buen uso de agentes Plaguicidas y agroquímicos, Pequeñas Pymes, producción y profesionalización de las tareas, etc. También por convenio con la Dirección de Alimentos de la Provincia y el Mercofrut, realizamos análisis Microbiológicos semanales en el laboratorio que se encuentra dentro del predio, para realizar controles internos de la calidad higiénica de lo que ingresa al mercado. Se coordinan la tomas de muestras conjuntamente con el personal del SENASA, para realizar análisis de residuos plaguicidas en la red de laboratorios habilitados. Estas son la gran parte de las tareas de control, vigilancia , cumplimiento y seguimiento que se realizan, a fin de dar primero fiel cumplimiento a la ley Nº 18 284 (Código Alimentario Argentino ), Decretos y/o Resoluciones del SENASA y normativas provinciales y locales. Una ardua tarea que se ejerce para cuidar  y preservar los alimentos que este mercado brinda a la comunidad.

Mirá la revista completa aquí

 

Para recibir Revista InterNos en formato papel en su domicilio puede completar este formulario o bien contáctese a info@revistainternos.com.ar.

Comercialización

Mandarinas: nuevo mercado, pero bajos números en exportación

|Argentina|

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) aprobó los requisitos fitosanitarios para que las mandarinas argentinas lleguen a los mercados colombianos, según lo confirmó el Ministerio de Agroindustria de la Nación días atrás.

El anuncio se dio en un contexto de plena negociación entre los dos países. Durante el pasado mes de junio Argentina dio el visto bueno para la importación de bananas colombianas, mientras que ajos, naranjas y limones locales se preparaban para desembarcar en el país cafetero. “Seguimos generando oportunidades para los productos argentinos, acercándonos aún más a nuestro objetivo de ser el supermercado del mundo” dijo el ministro de la cartera agroindustrial, Luis Miguel Etchevehere, quien ha hecho de este concepto casi en un slogan de su gestión.

Sin embargo, si miramos la foto general de esta actividad (y a pesar de la buena noticia que representa esta negociación) vale la pena decir que la exportación de mandarinas ha decrecido considerablemente en los últimos seis años: según cifras del Senasa, en 2011 se exportaron 118 mil toneladas de fruta, mientras que en 2017 la cifra llegó apenas a las 40 mil toneladas.

Lee también: Cooperativa misionera exporta mandarinas a Brasil

Actualmente, los principales destinos de la mandarina argentina son Rusia (20.024 toneladas), Filipinas (6509 toneladas) y Canadá (5185 toneladas). En América Latina Paraguay es el comprador más importante, con 895 toneladas de mercadería ingresada en 2017.

Fácil de pelar y de comer, esta fruta (históricamente ligada al consumo de las clases populares) es una de las preferidas en nuestro país. Se estima que los argentinos consumen de alrededor de seis kilos de mandarina per cápita por año. Incluso los volúmenes destinados a exportación son considerablemente menores en comparación a lo demandado en el mercado interno. En 2017, sobre un total de 459.655 toneladas de fruta producida, unas 76.721 toneladas se destinaron a industria, 240.560 a consumo interno y sólo 40.631 al mercado externo.

La exportación de mandarinas ha decrecido considerablemente en los últimos seis años

Recientemente las mandarinas argentinas ingresaron a Brasil luego de diez años de ausencia en ese mercado. Ahora, Colombia ofrece una nueva oportunidad para estimular la producción y comercialización de esta fruta.

Respecto al acuerdo que permitió la apertura de las exportaciones, Ricardo Negri, titular de Senasa, consideró que “el trabajo permanente entre nuestros servicios sanitarios y las garantías que brinda el sistema de certificación de la Argentina nos han permitido llegar a este resultado que brinda buenas posibilidades para un producto genuino de las economías regionales”.

Continuar Leyendo

Comercialización

Las complicaciones del DTV para la papa andina

|Jujuy|

Días atrás el Senasa determinó, a través de una disposición conjunta publicada en el Boletín Oficial, el uso obligatorio del Documento de Tránsito Vegetal (DTV) para hortalizas pesadas. El registro será exigido para el traslado en fresco de raíces, bulbos y tubérculos que tengan tránsito federal, es decir, que se transporten entre provincias.

De esta manera batata, papa, cebolla y ajo deberán dar cuenta de su zona de origen y trazabilidad cuando el documento entre en vigencia a mediados de octubre. También los tubérculos andinos deberán presentar DTV, lo que significa una complicación importante para este sector del norte del país que posee otras lógicas de producción.

En la provincia de Jujuy la producción andina de tubérculos se realiza en zonas alejadas del único empaque habilitado que se encuentra en la ciudad, es decir a unos 300 kilómetros (distancia aproximada entre La Quiaca y San Salvador de Jujuy). Al ser pequeños productores, muchos deben acopiar la mercadería para poder comercializarla, ya que la papa no proviene de un solo lugar. La producción se reúne en la puna y luego se empaca en la ciudad.

Desde Revista InterNos consultamos a Silvana Morel, abogada y contacto comercial de una empresa que opera en el Mercado de Abasto de Córdoba sobre el impacto que la implementación del DTV tendría en este sector. “Los productores indígenas son siempre pequeños productores. Será una exigencia muy grande para una producción ancestral. Son lógicas de producción diferentes”, explicó.

El objetivo del DTV es verificar la trazabilidad de los productos con su identificación, origen y destino final para resguardar así el estatus fitosanitario argentino y cuidar la salud del consumidor.

Para Morel, el principal problema en su ejecución es que “en las zonas de producción no existe la infraestructura que exige el DTV”. Una alternativa, plantea, sería emitir este documento desde la zona de empaque ubicada en la ciudad, pero de esta manera no se respetaría la exigencia esencial del documento, que es generar trazabilidad con el lote.

Zonas de producción alejadas de los grandes centros urbanos

La abogada explica que actualmente las papas andinas que se despachan al resto del país lo hacen desde los galpones de empaque habilitadas con una guía que identifica a la producción. Pero en el caso de implementarse el DTV el proceso se complejizará, ya que se buscará dar cuenta del lugar exacto de donde sale la mercadería y a qué productor corresponde.

“Será una exigencia muy grande para una producción ancestral. Son lógicas de producción diferentes”

Vale decir que las políticas aplicadas sobre los pequeños y medianos productores necesitan incorporar una mirada que comprenda los procesos históricos y culturales vinculados a sus sistemas productivos, para asegurar su permanencia en el tiempo sin que eso represente “obviar” controles sanitarios estrictos frente a las irregularidades en los sistemas productivos.

La implementación del DTV en Argentina tiene defensores y detractores. Gran parte del sector entiende que este requisito cumple una tarea trascendental en el cuidado de la salud poblacional mediante la fiscalización de los alimentos que circulan en nuestro país. Sin embargo, algunos operadores de mercado consideran que su implementación está enfocado estrictamente hacia los puestos mayoristas y no tanto a los controles de los camiones en ruta, perjudicando directamente a los comercializadores al decomisar la mercadería una vez ingresada al mercado. Por otro lado, no son pocos los productores que se sienten “agobiados” por estos controles y exigencias que no ven retribuidas en el quehacer diario del organismo.

Continuar Leyendo

Comercialización

Productores paperos se capacitaron sobre DTV para hortalizas pesadas

|Buenos Aires|

En el día de ayer el Mercado Central de Buenos Aires realizó una jornada informativa a más de 30 productores del sector papero para capacitarlos en la implementación del Documento de Tránsito Vegetal (DTV) para hortalizas pesadas, cuya obligatoriedad fue dictada recientemente por Senasa.

La capacitación estuvo a cargo del ingeniero Alejandro Fernández, director de Higiene e Inocuidad en productos de origen vegetal de Senasa. Según explicó el funcionario, la resolución que entrará en vigencia a partir de octubre busca aumentar la formalidad de la cadena productiva y, a su vez, lograr condiciones de equidad para quienes estén dentro del sistema formal de producción, evitando la competencia desleal.

Autoridades, productores y funcionarios de Senasa reunidos en las instalaciones del Mercado Central

El DTV busca que los orígenes y destinos de la mercadería estén debidamente registrados y actualizados. Productores de batata, ajo, cebolla y tubérculos andinos también deberán adaptarse a esta norma.

La jornada contó además con la presencia destacada de Marcelo Espinoza, quien además de ser vicepresidente del Mercado posee una larga tradición en la producción de papa. El dirigente hizo hincapié en la necesidad de garantizar mercadería sana y con una procedencia fácilmente identificable. “Lo que se consigue con esto es que entre el Estado, los productores y los operadores podemos darle buena trazabilidad al producto en tema sanidad e inocuidad”.

En el mismo sentido se expresó Eduardo Soto, director provincial de agricultura de Buenos Aires. “El motivo de la reunión fue convocar a todos los sectores involucrados en esta resolución cuyo objetivo es iniciar un proceso de ordenamiento de la actividad que apunta a la formalización, inocuidad y la trazabilidad”, expresó.

Asimismo, cabe destacar que Senasa establecerá sanciones para quienes no cumplan con la regulación, según lo dispuso la Resolución 38/2012 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

DTV en los mercados

Cabe destacar que el Documento de Tránsito Vegetal se emite por autogestión por parte del interesado (el productor, en caso de que sea desde el campo) que lo envía hacia otro destino, el cual también debe estar registrado (los operadores en los mercados concentradores). El destinatario, cuando recibe la mercadería con DTV, debe “cerrarlo” es decir, dar un cierre definitivo al movimiento, dando fe que el lugar de donde recibe la mercadería estaba declarado en los registros.  De igual manera este trámite debe cumplirse cuando los circuitos sean de empaques o almacenamientos, de importación o exportación.

Fuente: Mercado Central de Buenos Aires

Continuar Leyendo

Lo más leído