Connect with us

Tecnología

En Israel, una empresa te da la posibilidad de cultivar tus propios vegetales dentro de casa

|Internacional|

La producción de alimentos para consumo propio es una actividad que se remonta a los comienzos de la civilización. Durante mucho tiempo, cultivar la comida que poníamos en la mesa fue la norma. En pleno siglo XXI el autocultivo de los vegetales vuelve a ganar lugar como una moda marcada por la conciencia ambiental, la sustentabilidad y el cuidado de los recursos naturales.

En ese contexto, dos modalidades que ganaron reconocimiento son la hidroponía y la hidroponía en sustrato. La primera refiere al cultivo de frutas y vegetales en agua, mientas que en la segunda las plantaciones crecen en un medio sólido diferente al suelo.

Estos sistemas ofrecen la posibilidad de cultivar a quienes no disponen de suelos para colocar una huerta. A medida que se consolidaron como una alternativa de cultivo urbano, muchas personas debieron adquirir conocimientos sobre la regulación del PH o la electroconductividad, entre otras cosas. Aunque estos métodos presentan numerosas ventajas para cultivar frutas y vegetales, presentan un grado de complejidad que puede desalentar a algunos

En Israel, una empresa busca facilitar la producción de alimentos en el hogar.  Se trata de Agwa Farm, una firma que desde 2020 se dedica a comercializar sistemas hidropónicos automatizados.

¿Cómo funciona el sistema?

Si bien algunas empresas, sobre todo en los países desarrollados, ya ofrecían este tipo de sistema para cultivar vegetales en interiores, Agwa es la primera en ofrecer un “agrónomo automatizado” que monitorea los cultivos mediante cámaras HD e inteligencia artificial.

La firma israelí se diferencia de sus competidoras por ser la única en vender un sistema cerrado. En apariencia, el Agwa Garden 1.0 es similar a una pequeña heladera exhibidora o una cava de vino.

Publicidad

Foto: Agwa Farm

Asimismo, la empresa vende un conjunto de cápsulas que albergan el cultivo. En Agwa hacen una analogía con las Nespresso. Sin embargo, estas son reutilizables: podemos cosechar los vegetales y hacer que vuelvan a producir de forma continua, durante 365 días.

El combo se completa con una aplicación móvil, que permite a los usuarios chequear el estado de sus cultivos. Esta aplicación notifica a los usuarios si hay que plantar, agregar nutrientes o cosechar los vegetales.

Actualmente, este kit permite cultivar hierbas, especias, lechugas, verduras de hoja, bulbos y hortalizas. Otros alimentos como la frutilla, los brotes, las coles y la stevia todavía están en desarrollo.

Agwa asegura que son alimentos más frescos y libres de productos químicos.  Además, la empresa remarca que este tipo de sistemas reducen el consumo de agua.

El Agwa Garden es un poco más costoso que sus competidores, con precios que rondan los US$ 1500. En el mercado internacional estos sistemas van desde los US$ 200 a los US$ 1500: las diferencias de valor se vinculan a la capacidad de producción, el grado de automatización y la incorporación de iluminación artificial.

La llegada de estos sistemas automatizados a nuestro país todavía parece lejana. Son sistemas costosos, que tienen mejor acogida en países de alto poder adquisitivo, con suelos menos propicios para cultivo. Estos desarrollos cobran mayor sentido en lugares como Israel, donde el agua escasea y se destinan grandes inversiones para maximizar el aprovechamiento de este recurso.

Sin embargo, no dejan de ser una alternativa interesante para producir alimentos sin la utilización de suelos, altamente degradados fruto de manejos poco responsables.

Leer también: Hidroponía y Cultivo en sustrato, una alternativa sustentable

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído