Seguí nuestras redes

Producción

Día de la Mujer Rural: reconocer una tarea invisibilizada

|Internacional|

Desde el año 2008, cada 15 de octubre se conmemora internacionalmente el Día de la Mujer Rural, sancionado por Naciones Unidas para reconocer la contribución de las mujeres en el desarrollo agrícola, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza en ámbitos rurales.

Históricamente, la tarea de las mujeres en el campo ha sido injustamente invisibilizada. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 43% de la mano de obra agrícola a nivel mundial está compuesta por mujeres que producen, procesan y preparan gran parte de los alimentos disponibles. Sin embargo, su reconocimiento político y socioeconómico todavía está lejos del que debiera ser. “A menudo su trabajo es invisibilizado en las estadísticas nacionales como también en sus propias comunidades, situación que limita su acceso a las políticas de desarrollo en sus localidades”, dice la Organización de las Naciones Unidas (FAO) al respecto.

Pero además, las mujeres que ejercen trabajos en contextos rurales llevan adelante una doble y hasta triple carga laboral, ya que la diversidad de actividades está asociada al trabajo remunerado, pero también al no remunerado y en muchos casos a las tareas de acción comunitaria.

Hoy, las mujeres rurales tienen un menor acceso a recursos los recursos básicos por falta de infraestructura e inversión; por lo tanto, también es limitado su acceso a servicios productivos como tierra, agua, crédito y capacitación. Así, sus posibilidades de independizarse y empoderarse políticamente se dificultan.

Estudio Malaquita

Por eso el trabajo de los Estados debe enfocarse en este problemática con seriedad, tomando real dimensión del peso que tienen las mujeres rurales dentro de la actividad productiva. Pero además, la discusión no puede darse por fuera de un contexto histórico que marca la intensificación de las luchas de las mujeres por sus derechos políticos, sociales, culturales y reproductivos.

De cara a las elecciones del 27 de octubre, sería interesante que los actuales dirigentes o candidatos a funcionarios incorporen en sus diseños de políticas públicas programas que faciliten el acceso al crédito y a la capacitación de las mujeres rurales,  asumiendo el compromiso de brindarles una posibilidad real para desarrollarse y aumentar la concienciación de sus derechos.

Mujeres rurales, mujeres con derechos

En este contexto, FAO lanzó una campaña para visibilizar los desafíos de la Mujer Rural y contribuir a su autonomía y desarrollo. El objetivo de la misma es recabar experiencias positivas “que den cuenta del poder transformador” de las mujeres, y más específicamente de las indígenas y afrodescendientes,  quienes se encuentran expuestas a un mayor grado de vulnerabilidad.

#JuntoALasMujeresRurales es el lema que eligió la organización para difundir las historias de mujeres de todo el mundo que se dedican a trabajar la tierra y producir alimentos para autoabastecerse o abastecer a sus comunidades. La campaña está compuesta por quince relatos de mujeres trabajando en distintas partes del mundo por un mejor acceso al agua, promoviendo la biodiversidad, luchando contra la brecha de género, entre otras temáticas. Cada historia es una crónica valiosa que incorpora fotografías en alta calidad, ilustraciones y un compromiso por dar a conocer la producción en su amplia diversidad, con las mujeres rurales como protagonistas. Las mismas fueron presentadas diariamente del 1 al 15 de octubre, pero que ya pueden leerse todas juntas aquí. 

Lo más leído