Seguí nuestras redes

Tendencias

Pablo Tittonell: “Cuando alguien te dice que sin pesticidas no se puede producir, te está vendiendo un slogan”

|Argentina|

Pablo Tittonell es coordinador del Programa Nacional Recursos Naturales, Gestión Ambiental y Ecorregiones del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina. Ingeniero agrónomo, luego de un breve paso por el sector privado, desarrolló tareas de investigación y académicas en instituciones internacionales y de diversos países del mundo. Trabajó los últimos 15 años en Holanda y regresó a nuestro país con el programa de repatriación de científicos Raíces. En entrevista con InterNos habló sobre el programa que dirige, la Agroecología, los agroquímicos y el rol de los jóvenes en la producción agrícola actual.

¿En qué consiste el trabajo que está realizando en el INTA?

Estoy en el INTA como coordinador de un programa nacional de alcance de todo el país de recursos naturales, gestión ambiental y ecorregiones. Estamos abordando el tema del cambio climático, adaptación e investigación del cambio climático de la biodiversidad en relación con la agricultura y la ganadería, cómo por un lado se ve afectada por el avance de la agricultura y cómo actúa sobre la actividad agrícola positiva o negativamente, una mirada bien amplia de lo que es la biodiversidad.  Luego trabajamos el tema de contaminación y gestión ambiental y creo que desde allí hay que mover la aguja para diagnosticar el problema hacia buscar informaciones, hacia la gestión ambiental.

¿Cómo se aborda el tema de la Agroecología en otros lugares del mundo?

En los últimos años estuve como profesor en una cátedra en una universidad de Holanda. Allí trabajamos en Agroecología con un abordaje científico teniendo en cuenta la interacción entre paisajes, actores y sistemas para acompañar los procesos con los productores en el campo.

Es increíble que en situaciones tan disímiles como la de China, la India o la de Europa, las discusiones y las posiciones son similares. Y a veces el problema es que estamos produciendo, viviendo  y consumiendo en un marco cultural y tecnológico que hemos construido nosotros mismos, pero que lleva bastante tiempo por lo que es difícil de cambiar y modificar. Parece que es imposible producir de otra forma, consumir de otra forma.

¿Qué opina sobre el caso cordobés de Barrio Ituzaningó en el que hubo condenados por aplicar agroquímicos y sobre la normativa del país en general?

El problema es que obtener datos duros requiere tiempo, en el caso particular de la investigación agrícola, que está sujeta a la variabilidad climática y biológica, necesitamos por lo menos tres años de datos para poder decir algo más o menos coherente. Ahora conseguimos el financiamiento del Ministerio de Agricultura para un proyecto en cinco provincias para evaluar el tema de las derivas y como disminuir las derivas de toxicidad. ¿Por qué en cinco provincias? Porque no se puede hacer una ley o una normativa sobre la base de información que no es local. Es importante destacar que cuando hablamos de pesticidas hablamos de muchas moléculas que se comportan diferente en el agua, el aire, el suelo; hablamos de diferentes sistemas de aplicación; hablamos de diferentes condiciones climáticas y ambientales, barreras, vientos que hacen que las zonas de no aplicación tengan que ser de 50 metros o de 5 km, estoy exagerando pero es para dar una idea de la variabilidad de los datos. Estos datos los necesitamos para poder tener medidas concretas.

Entonces es necesario investigar antes de pensar en normativas que legislen la aplicación de agroquímicos…

Hay que tener en cuenta que esto es solo un paliativo. Lo ideal sería que no necesitemos pesticidas. El hecho de que necesitemos pesticidas es porque nuestro sistema está en desbalance y creo que ahí es donde la ciencia debe tomar un rol muy importante porque en estas discusiones unos de los problemas es que los argumentos que se usan tienen poco asidero científico. Cuando alguien te dice que sin pesticidas no se puede producir, te está vendiendo un slogan, o que los transgénicos son necesarios para disminuir el hambre, es un discurso construido con intereses. La línea es el rigor científico, todo lo que no cae en el rigor científico, no se debe tomar en serio en relación a las discusiones científicas.

Esto no quiere decir que no debamos tomar en serio las demandas sociales que no necesariamente tendrán sus argumentos científicos, eso es otra cosa. Si una señora, que podría ser mi mamá, vive al lado de un campo y viene a quejarse de que se le están machucando las plantas con la deriva de pesticidas y que le preocupa la salud de sus hijos, yo no necesito científicos para eso, no me importa lo que dice la ley de toxicología, es algo que no puede pasar. Nos podemos agarrar de los renglones, las entrelíneas y las interpretaciones de la ley, pero sabemos que no es correcto. No es correcto porque es un riesgo y porque hay alternativas para no usar esos pesticidas. Haber trabajado en Europa me permitió ver que se pueden producir 10 toneladas de cereales por hectárea sin pesticidas, este discurso de que es imposible también es un discurso construido que no cae dentro del rigor científico.

¿Por qué considera que estas nuevas formas de producir, como la Agroecología, pueden hacer volver a los jóvenes? Esto es una problemática hoy para el sector ya que las nuevas generaciones no continúan con el trabajo en el campo…

Una de las razones es la mala imagen que tiene la agricultura. En muchos países al agricultor se lo ve como a alguien que esta destruyendo el medio ambiente y ¿qué joven quiere asumir ese rol? Por otra parte, hay trabas para la creatividad. Hay poco margen para la creatividad y para el trabajo intelectual. Y la agricultura se ha transformado en una agricultura de paquete, de receta, te vendo la tecnología y todo lo que tenés que aplicar y listo. Prácticamente el mensaje es andate del campo que alguien lo haga todo por vos ¡y listo! No hace falta tu conocimiento, nosotros te proveemos todo el conocimiento. Bueno eso hace que los agricultores no tengan desafíos intelectuales entonces los jóvenes se aburren o pierden motivación o se preguntan ¿para qué estoy en este mundo? Bueno, lo peor que se le puede hacer a un joven es ponerlo a trabajar en algo que no lo desafíe intelectualmente, que lo único que debe hacer es pasar las boletas de los insumos.

Ahora, cuando hablamos de una agricultura que no requiere de insumos sino conocimientos, bueno allí ya estamos poniendo en juego la materia gris del productor. Y eso no solo del punto de vista productivo sino también de la comercialización, de la socialización y de la asociación con otros productores. Por ejemplo, muchos de los agricultores que llamamos neorurales, que están surgiendo en Europa, no tienen el capital para comprarse una máquina pero se juntan entre varios y compran un tractor y lo comparten, allí hay una innovación institucional asociativa que también genera un vínculo cultural, de identificación que vas más allá de ser un productor rural subido a un tractor, te transfromás en un actor social  que está metido en una región y está trabajando con otro.

Tendencias

Pionera en Sudamérica: Santa Fe tendrá la primera procesadora de desechos de zanahoria

|Santa Fe|

El pasado miércoles se inauguró oficialmente en Santa Rosa de Calchines la primera planta procesadora de desechos de zanahoria para la producción de carotenos y bioetanol.

Es el resultado de la articulación público – privada lograda por un consorcio conformado entre la Universidad Nacional de Litoral (UNL), la empresa Val Mar y la Asociación para el Desarrollo del Departamento Garay. También formaron parte de las gestiones y el financiamiento fuentes nacionales como la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, y provinciales, como la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación. “Se demostró que pueden trabajar juntos el Estado, las universidades y las empresas privadas”, dijo Mariano Soressi, titular de la firma, a Revista InterNos.

Frente al gran inconveniente que significan los descartes (producción que no cumple con los estándares de calidad para comercializarse en el mercado) desde Val Mar decidieron tomar las riendas del asunto y trasladar la preocupación a la Asociación para el Desarrollo, quien luego estrechó el vínculo con la Universidad Nacional del Litoral. Así comenzó a gestarse este proyecto que tuvo su concreción en la inauguración realizada el pasado miércoles en las instalaciones de Val Mar. Enrique Marmmarella, rector de la UNL, contó durante la inauguración cuál fue el aporte académico para este importante desarrollo: “Los universitarios hicimos lo que sabemos hacer: desarrollar, transferir, trabajar en una idea, un proyecto, gestión para conseguir los fondos, conformar un consorcio”, explicó.

Bio regulador natural producido en Santa Fe

La creación de esta planta busca el aprovechamiento de zanahorias provenientes de distintos empaques de la provincia para ser reutilizados como materia prima en la generación de productos de alto valor agregado como alcohol etílico (para utilización como biocombustible, aplicación en farmacopea y en perfumería) y carotenos, utilizados en la industria alimenticia como colorantes naturales.

La instalación y puesta en funcionamiento de esta planta significará un enorme beneficio para los productores locales, quienes podrán aprovechar las toneladas diarias de desechos de esta materia prima permitiendo a su vez reducir del daño ambiental de los descartes, que tiene hoy niveles altísimos. “Estamos arriba del 40% de descarte. No hay empresa en el mundo que pueda tirar tanto. Cada vez que traemos 10.000 kilos de zanahoria tiramos 4.000”, calcula Soressi.

Si bien el desarrollo atravesará por ahora su instancia piloto, el objetivo es que en los próximos años la inversión privada pueda lograr una producción a mayor escala, aprovechando el financiamiento público que permitió dar los primeros pasos en el proyecto. “Esta planta que vamos a inaugurar ahora va a procesar dos toneladas por día porque es una planta piloto, no comercial. Y ahora tenemos que iniciar la planta definitiva que será para 100 toneladas de zanahoria por día”, dice Soressi y aclara que ya han tenido varias propuestas, pero que se tomarán su tiempo para analizarlas.

Carlos Otrino, Director del Mercado de Productores y Anexos de Santa Fe, uno de los dirigentes que acompañó con ilusión el proyecto

No existe en Argentina ni en toda Sudamérica una planta de este tipo. Los productos que se obtendrán de la misma actualmente son importados desde el continente europeo. Por eso este desarrollo permitirá no sólo pensar en el abastecimiento al mercado interno, sino también en la exportación a otros puntos del mundo. Facundo Lagunas, presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica lo resumió de manera concreta: “Se convirtió un pasivo ambiental en un activo exportable de valor agregado”.

Lagunas explicó que este financiamiento surgió en el año 2012 como parte de un proceso de planificación enmarcado en el Programa Argentina 2020, donde las biorefinerías fueron entendidas como proyectos a fomentar por considerarse estratégicas para el desarrollo del país. “La figura del Estado subsidiando propuestas de naturaleza compleja como ésta hace que sean posibles de llevar adelante”, afirmó el funcionario.

Continuar Leyendo

Tendencias

Inauguran en Río Negro un centro para el control biológico de plagas en fruticultura

|Río Negro|

El INTA Alto Valle inauguró el primer Centro de Manipulación de Biocontroladores (CEMUBIO) gracias a un aporte de $5.800.000 del ex Ministerio de Agroindustria de la Nación (ahora Secretaría). Allí se formarán tecnologías para la cría masivas de insectos autóctonos utilizados en el control biológico de plagas.

El dinero aportado por Agroindustria fue destinado a la contratación de recursos humanos y a la construcción –con mano de obra local- de cuatro laboratorios de 200 metros cuadrados ubicados en la Estación Experimental Agropecuaria Alto Valle de la zona rural de Allen.

El control biológico de plagas llegó al Valle en la década de los noventa, cuando comenzó a pensarse en la necesidad de reducir la utilización de productos químicos en estas tareas. En los últimos años se han realizado variados e importantes avances en la temática, pero que hasta ahora nunca lograron superar la escala experimental, “a excepción de algunos casos exitosos” según indican desde INTA.

Así lo explica Liliana Cichón, especialista en control biológico de plagas en fruticultura del organismo: “Siempre se desarrollaron investigaciones sobre control biológico, pero eran muy pocas las veces que estos enemigos naturales estaban a disposición de los productores para hacer alguna estrategia de manejo”.

Lo que hará el CEMUBIO será cubrir esa etapa de producción, mediante un sistema de cría de insectos benéficos. El objetivo es que posteriormente alguna empresa privada pueda producir grandes cantidades de este bioinsumo y ponerlo a disposición del sector productivo a través de un modelo asociativo público-privado. De esta manera el productor podrá contar con una herramienta de bajo impacto ambiental y fácil empleo a campo.

La adopción de esta herramienta tiene un alto valor para el diseño de programas sanitarios de escaso impacto ambiental. Sin embargo se enfrentó durante muchos años a la ausencia de tecnologías para la producción masiva de biocontroladores y la falta de demanda que produce el desconocimiento sobre su uso.

Cichón agregó que una vez que el producto esté a disposición, desde CEMUBIO se trabajará en estrategias claras y precisas para que el productor entienda cómo se realizan los controles implementando estas técnicas.

Corte de cinta

Del acto de inauguración participaron Luis María Urriza (subsecretario de Agricultura de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo), Alberto Diomedi (ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro) y Juan Balbín (presidente del INTA) y Darío Fernández (director INTA Alto Valle), entre otros.

“Esto nos posiciona muy bien no sólo en la región y en el país, sino también a nivel internacional. Existen pocos desarrollos de este tipo. Para nosotros es un gran orgullo y la coronación de un trabajo de muchos años”, expresó Darío Fernández.

Por su parte, Juan Balbín consideró que la inversión “tiene un efecto y una potencialidad enorme” pero que como muchas de estas innovaciones “al principio cuesta verlas en su magnitud total”. Y comentó que el objetivo es construir nuevos módulos para abarcar cada vez una mayor cantidad de hectáreas productivas del Alto Valle y el Valle Medio. “Es mucha mano de obra de alta calificación que necesitamos para generar este tipo de bioinsumos que nos permitan transcurrir los cultivos con niveles de infestación mínimo”, declaró.

Finalmente Alberto Diomedi aseguró que este desarrollo en la región permitirá seguir agregando valor a los productos de exportación y a los del mercado interno, ambos encaminados “hacia la producción orgánica”.

Continuar Leyendo

Tendencias

El conocimiento científico hortícola se reúne en una nueva edición del Congreso ASAHO

|Córdoba|

Comenzó la cuenta regresiva para la 40° edición del Congreso Argentino de Horticultura. Del 2 al 5 de octubre se llevará adelante en Córdoba el encuentro más importante para el conocimiento científico del sector. En los últimos días, la organización confirmó la presencia de disertantes internacionales.

“Nuevos escenarios e innovación para cadenas de valor sustentables” es el lema del nuevo Congreso organizado por la Asociación Argentina de Horticultura (ASAHO) que en esta oportunidad convocará a profesionales de Chile, Brasil, España, Holanda, Cuba, Sudáfrica y Estados Unidos, además de ingenieros agrónomos y técnicos de distintos puntos de nuestro país.

El programa se dividirá en cinco ejes: horticultura, floricultura, fruticultura, legumbres y plantas aromáticas. Cada uno incorporará exposiciones y mesas de debate con la mirada puesta en la producción sustentable.

Desde la organización se propone generar conocimiento sobre diversas prácticas agrícolas que, mediante su correcta aplicación, posibilitan un manejo más eficiente de los recursos naturales y tecnológicos, garantizando a su vez producciones de calidad y buen valor en el mercado.

A falta de un mes para el comienzo del evento ya son más de 405 los asistentes confirmados. Además, se recibieron 385 resúmenes técnicos que serán presentados en el desarrollo de las jornadas. Si bien está dirigido a la comunidad científica y académica en general, también pueden asistir productores, comercializadores y todos aquellos que formen parte de estas cadenas alimenticias.

Presencias destacadas

El Congreso Argentino de Horticultura se desarrolla cada dos años en nuestro país, por eso la expectativa ante una nueva edición es grande. En esta oportunidad llegarán profesionales de Chile, Brasil, España, Holanda, Cuba, Sudáfrica y Estados Unidos para compartir el resultado de sus investigaciones recientes en cada una de las áreas que aborda este Congreso.

En fruticultura, el día martes 2 Gamalier Lemus del INIA Chile disertará sobre “Variedades de cerezo de bajos requerimientos de frío” desde las 16:30 horas. El miércoles 3 por la mañana hará lo mismos sobre “Poda y conducción en nogal” y luego sobre “Reguladores de crecimiento en nogal”.

En horticultura, el Congreso recibirá la presencia del cubano Jersys Arévalo Ortega, integrante del Laboratorio de Micología Vegetal, Dirección de Sanidad Vegetal del CENSA (Cuba) quien hará su presentación sobre control de plagas en la mesa de “Manejo de bajo impacto en cultivos intensivos”. Esto será el día miércoles 3 desde las 14:30 horas.

Por otro lado, la española Irene Aragoneses, de la empresa Monceau (España), será una de las principales disertantes de la charla “Comercialización y puesta en valor de la flor de corte y plantas ornamentales”  en el área de floricultura.

Otro que dirá presente será Antonio Trappero, de la Universidad de Córdoba (España). Su tema será la olivicultura: tratará los procesos del cultivo del olivo y sus aspectos fitosanitarios. La invitación a esta charla es para el día miércoles 3 desde las 14:30 horas.

En legumbres, será Teresa Millán, de la Universidad de Córdoba de España, la encargada de llevar adelante la mesa “Mejoramiento de legumbres” el día jueves 4 desde las 08:30 horas. Posteriormente, en la mesa “Enfermedades” de legumbres se contará con la presencia de Weidong Chen, de la Washington State University (Estados Unidos), quien también disertará sobre este tópico.

Actividades paralelas

Durante el Congreso se llevarán adelante (de manera paralela) los siguientes eventos: el II Simposio Argentino de Legumbres; el IV Simposio de plantas Aromáticas, Medicinales y Condimentarias; el Curso de Marcadores Moleculares; el Curso de catación de aceites de oliva y una Jornada específica sobre Papa.

Cabe destacar que los interesados en participar únicamente del II Simposio Argentino de Legumbres  (y no de la totalidad del Congreso) podrán hacerlo abonando una inscripción diferencial de 1000 pesos.

Otra interesante propuesta del Congreso ASAHO son las actividades descentralizadas que se llevarán adelante durante el último día de trabajo. Los interesados podrán realizar “giras técnicas” a campo para conocer producciones regionales en las áreas circundantes a la ciudad de Córdoba. También se visitarán campos en los Valles Serranos y de Traslasierras. Un ejemplo de esto será la visita a Villa Las Rosas, donde los asistentes conocerán producciones de nogales, aceite de oliva y bodegas locales.

Inscripciones

La asistencia es libre y cuenta con un valor de inscripción de 2500 pesos para socios de ASAHO y 3500 pesos para los no socios. Estudiantes argentinos podrán acceder desde los 1000 pesos. La tarifa para extranjeros es de 200 dólares y para estudiantes extranjeros de 150 dólares. Para inscribirse, ingresar aquí y completar los campos requeridos.

Más información

Quienes deseen asistir pueden inscribirse haciendo click aquí o ingresando a la página web del Congreso: www.40congresoasaho.com.ar. Desde la organización advierten que los valores de inscripción pueden actualizarse con el correr de los días. Las novedades del Congreso se publican en sus redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) usando #40CongresoAsaho y #CongresoAsaho.

Continuar Leyendo

Lo más leído