Seguí nuestras redes

Tendencias

Pablo Tittonell: “Cuando alguien te dice que sin pesticidas no se puede producir, te está vendiendo un slogan”

|Argentina|

Pablo Tittonell es coordinador del Programa Nacional Recursos Naturales, Gestión Ambiental y Ecorregiones del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina. Ingeniero agrónomo, luego de un breve paso por el sector privado, desarrolló tareas de investigación y académicas en instituciones internacionales y de diversos países del mundo. Trabajó los últimos 15 años en Holanda y regresó a nuestro país con el programa de repatriación de científicos Raíces. En entrevista con InterNos habló sobre el programa que dirige, la Agroecología, los agroquímicos y el rol de los jóvenes en la producción agrícola actual.

¿En qué consiste el trabajo que está realizando en el INTA?

Estoy en el INTA como coordinador de un programa nacional de alcance de todo el país de recursos naturales, gestión ambiental y ecorregiones. Estamos abordando el tema del cambio climático, adaptación e investigación del cambio climático de la biodiversidad en relación con la agricultura y la ganadería, cómo por un lado se ve afectada por el avance de la agricultura y cómo actúa sobre la actividad agrícola positiva o negativamente, una mirada bien amplia de lo que es la biodiversidad.  Luego trabajamos el tema de contaminación y gestión ambiental y creo que desde allí hay que mover la aguja para diagnosticar el problema hacia buscar informaciones, hacia la gestión ambiental.

¿Cómo se aborda el tema de la Agroecología en otros lugares del mundo?

En los últimos años estuve como profesor en una cátedra en una universidad de Holanda. Allí trabajamos en Agroecología con un abordaje científico teniendo en cuenta la interacción entre paisajes, actores y sistemas para acompañar los procesos con los productores en el campo.

Es increíble que en situaciones tan disímiles como la de China, la India o la de Europa, las discusiones y las posiciones son similares. Y a veces el problema es que estamos produciendo, viviendo  y consumiendo en un marco cultural y tecnológico que hemos construido nosotros mismos, pero que lleva bastante tiempo por lo que es difícil de cambiar y modificar. Parece que es imposible producir de otra forma, consumir de otra forma.

¿Qué opina sobre el caso cordobés de Barrio Ituzaningó en el que hubo condenados por aplicar agroquímicos y sobre la normativa del país en general?

El problema es que obtener datos duros requiere tiempo, en el caso particular de la investigación agrícola, que está sujeta a la variabilidad climática y biológica, necesitamos por lo menos tres años de datos para poder decir algo más o menos coherente. Ahora conseguimos el financiamiento del Ministerio de Agricultura para un proyecto en cinco provincias para evaluar el tema de las derivas y como disminuir las derivas de toxicidad. ¿Por qué en cinco provincias? Porque no se puede hacer una ley o una normativa sobre la base de información que no es local. Es importante destacar que cuando hablamos de pesticidas hablamos de muchas moléculas que se comportan diferente en el agua, el aire, el suelo; hablamos de diferentes sistemas de aplicación; hablamos de diferentes condiciones climáticas y ambientales, barreras, vientos que hacen que las zonas de no aplicación tengan que ser de 50 metros o de 5 km, estoy exagerando pero es para dar una idea de la variabilidad de los datos. Estos datos los necesitamos para poder tener medidas concretas.

Entonces es necesario investigar antes de pensar en normativas que legislen la aplicación de agroquímicos…

Hay que tener en cuenta que esto es solo un paliativo. Lo ideal sería que no necesitemos pesticidas. El hecho de que necesitemos pesticidas es porque nuestro sistema está en desbalance y creo que ahí es donde la ciencia debe tomar un rol muy importante porque en estas discusiones unos de los problemas es que los argumentos que se usan tienen poco asidero científico. Cuando alguien te dice que sin pesticidas no se puede producir, te está vendiendo un slogan, o que los transgénicos son necesarios para disminuir el hambre, es un discurso construido con intereses. La línea es el rigor científico, todo lo que no cae en el rigor científico, no se debe tomar en serio en relación a las discusiones científicas.

Esto no quiere decir que no debamos tomar en serio las demandas sociales que no necesariamente tendrán sus argumentos científicos, eso es otra cosa. Si una señora, que podría ser mi mamá, vive al lado de un campo y viene a quejarse de que se le están machucando las plantas con la deriva de pesticidas y que le preocupa la salud de sus hijos, yo no necesito científicos para eso, no me importa lo que dice la ley de toxicología, es algo que no puede pasar. Nos podemos agarrar de los renglones, las entrelíneas y las interpretaciones de la ley, pero sabemos que no es correcto. No es correcto porque es un riesgo y porque hay alternativas para no usar esos pesticidas. Haber trabajado en Europa me permitió ver que se pueden producir 10 toneladas de cereales por hectárea sin pesticidas, este discurso de que es imposible también es un discurso construido que no cae dentro del rigor científico.

¿Por qué considera que estas nuevas formas de producir, como la Agroecología, pueden hacer volver a los jóvenes? Esto es una problemática hoy para el sector ya que las nuevas generaciones no continúan con el trabajo en el campo…

Una de las razones es la mala imagen que tiene la agricultura. En muchos países al agricultor se lo ve como a alguien que esta destruyendo el medio ambiente y ¿qué joven quiere asumir ese rol? Por otra parte, hay trabas para la creatividad. Hay poco margen para la creatividad y para el trabajo intelectual. Y la agricultura se ha transformado en una agricultura de paquete, de receta, te vendo la tecnología y todo lo que tenés que aplicar y listo. Prácticamente el mensaje es andate del campo que alguien lo haga todo por vos ¡y listo! No hace falta tu conocimiento, nosotros te proveemos todo el conocimiento. Bueno eso hace que los agricultores no tengan desafíos intelectuales entonces los jóvenes se aburren o pierden motivación o se preguntan ¿para qué estoy en este mundo? Bueno, lo peor que se le puede hacer a un joven es ponerlo a trabajar en algo que no lo desafíe intelectualmente, que lo único que debe hacer es pasar las boletas de los insumos.

Ahora, cuando hablamos de una agricultura que no requiere de insumos sino conocimientos, bueno allí ya estamos poniendo en juego la materia gris del productor. Y eso no solo del punto de vista productivo sino también de la comercialización, de la socialización y de la asociación con otros productores. Por ejemplo, muchos de los agricultores que llamamos neorurales, que están surgiendo en Europa, no tienen el capital para comprarse una máquina pero se juntan entre varios y compran un tractor y lo comparten, allí hay una innovación institucional asociativa que también genera un vínculo cultural, de identificación que vas más allá de ser un productor rural subido a un tractor, te transfromás en un actor social  que está metido en una región y está trabajando con otro.

Tendencias

La FAO destacará a las 10 mejores iniciativas de desarrollo rural sostenible

|América Latina|

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) abrió una convocatoria para reconocer e incentivar a diez iniciativas de desarrollo rural sostenible en la región de América Latina y el Caribe.

Los ganadores viajarán con todos los gastos pagados al Foro IV Internacional de Innovación  para el Desarrollo Rural Sostenible, donde podrán presentar sus experiencias. Los trabajos pueden postularse hasta el 2 día de julio.

En la evaluación, la FAO priorizará aquellas iniciativas centradas en el desarrollo rural sostenible, la alimentación saludable, la erradicación de la pobreza y la resiliencia climática y ambiental que tengan resultados exitosos y que puedan ser replicadas en diversos territorios rurales y a múltiples escalas.

Algunas de las iniciativas ganadoras serán sistematizadas y documentadas en profundidad por la FAO, para que sus lecciones beneficien a otros países de la región.

Aquellas con mayores posibilidades de ser replicadas contarán con la asistencia técnica de la FAO para presentar propuestas ante potenciales financiadores, que permitan mejorar y replicar sus actividades.

Tanto las 10 experiencias ganadoras, como otras que tengan un gran potencial de crecer a distintas escalas, formarán parte de una cartera de iniciativas de la FAO que facilitará que otras organizaciones, países e individuos puedan conocerlas y replicarlas.

Postulación e inscripción

Cualquier entidad con personalidad jurídica (sociedades, cooperativas, empresas, organizaciones, etc.) podrá postular su iniciativa de desarrollo rural sostenible.

La iniciativa debe tener dos o más años de ejecución, a fin de contar con indicadores de impacto e identificar los desafíos y oportunidades que enfrenta para poder ser implementada a mayor escala.

Quienes participen en la convocatoria serán evaluadas según sus temas de interés, potencial de crecimiento y el carácter de su innovación. Pueden revisarse las bases del concurso aquí. Las inscripciones se realizan en el siguiente enlace.

Continuar Leyendo

Tendencias

El tomate sanjuanino, la gran promesa de la horticultura nacional

|San Juan|

Los días 5, 6 y 7 de junio se realizó en la provincia de San Juan el V° Encuentro Argentino del Tomate, con la activa participación de estudiantes, productores, profesionales y empresarios de la industria tomatera.

Entre las principales conclusiones del Encuentro se destaca la voluntad del sector de aumentar en un 25% la superficie cultivada de tomate destinado a industria para alcanzar, en la próxima temporada, unas 2.500 hectáreas. De esta manera, San Juan estaría en condiciones de aportar el 50% de lo que se produce a nivel nacional.

El tomate sanjuanino es una de los grandes proyectos de la horticultura nacional. Los números indican que, en 2006, los rindes por hectárea alcanzaban los 62.500 kilos, mientras que en 2015 ya se había logrado trepar a 95.900 kilos. Hoy se estima que cualquier finca tomatera sanjuanina está en condiciones de cosechar por arriba de 100.000 kilos por hectárea.

De 2004 a la actualidad, la provincia de San Juan pasó de 800 a 2.000 hectáreas cultivadas.

Jorge Moral es productor y Secretario de la Sociedad de Chacareros Temporarios de San Juan, entidad que participó en la organización del evento. Entre otras cosas, Moral produce tomate para consumo en fresco. El dirigente explicó a Revista InterNos las casusas de la fuerte expansión productiva. “San Juan tiene una gran ventaja en su clima. Sumado a las nuevas tecnologías de riego por goteo y las variedades de tomate se ha logrado aumentar los rindes. Con los métodos tradicionales se producían 30.000 kilos por hectárea. Hoy se produce un promedio de  120.000 kilos por hectárea”.

Moral, quien formó parte del Encuentro como integrante de la Sociedad de Chacareros, aseguró que las perspectivas para el tomate sanjuanino son buenas, sobre todo para el que se destina a industria ya que Argentina no produce la cantidad del tomate industrializado (procesado y envasado) que produce.

Esta situación puede resultar paradojal si se la compara con lo sucedido días atrás en el Mercado de Procosud, donde se arrojó a la basura una importante cantidad de mercadería. Sin embargo, como explica Moral, este tomate estaba destinado para el consumo en fresco y “con el clima benévolo de esta temporada se generó una sobreproducción, juntándose mercadería de hasta 5 zonas de producción”.

En este sentido, la ampliación en el agregado de valor del tomate es otro importante objetivo del sector. Así lo consideró Ariel Lucero, secretario de Agricultura de la provincia, quien afirmó que “está creciendo la capacidad industrial instalada”, y adelantó que volverán el crédito y las herramientas financiación por parte del Gobierno provincial.

Una visión similar compartió Diego Corominas, integrante de la Asociación Tomate 2000, quien afirmó que el objetivo de la industria es “agrandar la producción nacional porque si el dólar está más alto costará más importar”.

El ministro de la Producción, Andrés Díaz Cano, consideró que este tipo de espacios permiten el contacto directo entre productores y la industria. Para Cano es importante “conocer las técnicas que se utilizan en el mundo y ver cómo estamos en San Juan con relación al resto de los países” y aseguró que la provincia argentina se encuentra a la vanguardia junto a otros exponentes de la actividad como España, Italia y Estados Unidos.

Continuar Leyendo

Tendencias

Se realizó con éxito la Segunda Jornada Provincial de Agricultura Periurbana en Córdoba

|Córdoba|

Con una asistencia aproximada de 250 personas, se realizó con éxito la Segunda Jornada de Agricultura Periurbana en  Córdoba, organizada por el Colegio de Ingenieros Agrónomos de la provincia. Participaron técnicos, funcionarios y público en general.

Las charlas sucedidas durante la jornada se estructuraron bajo los ejes producción, sociedad medioambiente. En las mismas se propuso debatir los actuales desafíos que atraviesa la producción agroalimentaria en los bordes de la ciudad capital y en las distintas localidades provinciales.

“Estamos con dos problemas: el incremento en el consumo de alimentos y la reducción de superficie para hacer una agricultura rentable, entre otras cosas por el avance del desarrollo urbano”, dijo al abrir la jornada el director de Ferias y Mercados de la Municipalidad de Córdoba, Héctor Fontán, destacando a su vez la importancia de estos espacios de diálogos.

En referencia a las producciones hortícolas, Fontán explicó que “hoy el productor hace una actividad riesgo, porque tiene insumos muy caros y trabaja en un mercado de oferta y demanda. Por lo tanto, sus productos no siempre tienen buena rentabilidad”.

Luego agregó: “Eso ha llevado a que el productor sea un poco conservador. Pero va a permanecer el que pueda innovar. La información nos va a hacer sobrevivir con sistemas de producción sustentables”, detalló Fontán, haciendo hincapié en la necesaria reconversión tecnológica del sector para la agricultura de proximidad.

 

 

Algunas de las charlas del programa se enfocaron en la potencialidad de las áreas periurbanas, la producción en sistemas agroecológicos, el uso de productos químicos y biológicos según la legislación actual, la producción intensiva y el manejo integrado de plagas, entre otros temas.

Hacia el mediodía se realizó una “apertura institucional” del encuentro con la presencia de distintos funcionarios de carteras provinciales, entre ellos el presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la provincia de Córdoba, Daniel Cavallín; el ministro de Ciencia y Tecnología de Córdoba, Walter Robledo; el Secretario de Agricultura de la provincia de Córdoba, Marcos Blanda; el director regional Córdoba del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Juan Cruz Molina; el director del Centro de Investigaciones Agropecuarias de INTA, Alejandro Rago y el presidente de la Asociación de Productores Hortícolas de Córdoba, Juan Perlo.

Cavallín destacó que el objetivo de estos encuentros es aportar a la planificación del periurbano cordobés, comprometiendo a la mayor cantidad de instituciones a involucrarse en ese trabajo. “Vamos a seguir sumando institucionalidad. A partir de estos encuentros queremos generar compromisos y alianzas para tener en el futuro los pueblos que cada uno de nuestros hijos se merecen”, expresó.

Por otro lado, Juan Perlo consideró que “los periurbanos son un problema pero también son una posibilidad” y celebró la realización de la jornada por aportar herramientas concretas para seguir transformando el sector productivo.

También en este sentido se expresó Marcos Blanda, Secretario de Agricultura de la provincia de Córdoba, quien aseguró que desde la secretaría el objetivo es el “desarrollo sostenible” y que “las Buenas Prácticas Agropecuarias,  la Ley Agroforestal y los mapas de suelo, por ejemplo, son acciones concretas en pos de ese desarrollo”.

Posteriormente agregó que buscarán seguir generando instancias de capacitación para la producción intensiva, trabajando para profesionalizar el sector.  “Tenemos que lograr instancias de incorporación tecnológica y científica. Muchos productores ya la están adoptando”, sugirió.

Además de las disertaciones destinadas al público general, se abordaron paralelamente cuatro Mesas de Trabajo con temáticas referidas al ordenamiento territorial, Buenas Prácticas Agropecuarias, gestión de plagas y resguardo ambiental de los periurbanos. Estos espacios, de especificidad temática y gran concurrencia, estuvieron reservados a políticos, representantes de municipios, ingenieros agrónomos, funcionarios públicos, gestores y miembros de asociaciones o cooperativas involucrados en la toma de decisiones referidas a las áreas periurbanas.

Minutos antes del cierre de la jornada, los organizadores estimaron que la asistencia de público fue similar a la de la jornada del 2017.  Además resaltaron que este año se dieron espacios de discusión más específicos, lo que resultó de gran practicidad para bordar los temas de interés de los asistentes.

Presentación del 40° Congreso Argentino de Horticultura

Entre las disertaciones destacas de la jornada estuvo la presentación del 40° Congreso Congreso Argentino de Horticultura (ASAHO), llevada adelante por la Ing. Agrónoma Julia Carreras, la cual detalló algunos de los contenidos temáticos del programa, dedicado a la horticultura, floricultura, fruticultura, legumbres y plantas aromáticas.

Con su lema “Nuevos escenarios e innovación para cadenas de valor sustentables”, el Congreso se realizará los días 2, 3, 4 y 5 de octubre en el Pabellón Argentina de la Universidad Nacional de Córdoba. El mismo buscará ofrecer herramientas para la producción de alimentos con “reducida huella ecológica, mayor valor nutritivo y con una adecuada relación calidad/precio”.

Continuar Leyendo

Lo más leído