Connect with us

Comercialización

El mercado de Estados Unidos seguirá abierto para los arándanos argentinos

|Argentina|

Días atrás, adelantamos que la Comisión de Comercio Internacional (ITC) de Estados Unidos debía decidir si restringía o no el ingreso de arándanos latinoamericanos por un potencial riesgo sobre la producción local. Ayer, en un comunicado oficial, la entidad determinó que los arándanos tanto frescos como congelados “no se están importando en cantidades elevadas que impliquen un daño, o amenaza de daño, para el país”. 

De esta forma la investigación se da por finalizada y la ITC no recomendará ningún tipo de acción al presidente, quien tenía la responsabilidad de tomar la decisión final en el caso. Cabe recordar que el proceso se inició en septiembre de 2020 a partir de un pedido de productores de Florida y Georgia, quienes consideraron que el ingreso de arándanos extranjeros los perjudicaba.

Con este fallo -realizado luego de 120 días de investigaciones- quedan atrás las dudas sobre las posibles limitaciones que el gobierno estadounidense podía establecer al ingreso de fruta peruana, chilena, mexicana y por supuesto argentina, que cada año envía el 60% de su producción exportable a este destino. En su momento se barajó la posibilidad de aplicar cuotas máximas de exportación, segmentar las ventas e incluso cerrar de manera definitiva la importación, medida extrema y ya descartada por las autoridades oficiales.

Nada cambiará entonces para los exportadores de arándanos del hemisferio sur, que tienen ciclos de producción y comercialización complementarios al del hemisferio norte. Este fue uno de los argumentos centrales que presentó la Blueberry Coalition for Progress & Health, una entidad conformada por productores, transportistas y empresas locales para oponerse a medidas contra la importación de la fruta.

Publicidad

Dicho grupo consideró que, lejos de beneficiar la producción nacional, una política proteccionista afectaría la demanda de los consumidores, en pleno crecimiento durante los últimos años. “El consumo estadounidense de arándanos está en un máximo histórico de 1,79 libras por persona, un aumento de más del 300% en la ingesta per cápita desde 2005. Restringir las importaciones de arándanos en los EE.UU limitará el acceso a estas frutas”, expresaron tiempo atrás.

Para esta coalición, defender el ingreso de la fruta fuera de temporada es promover que el ciudadano estadounidense sostenga su hábito a consumir arándano todo el año, incorporándolo a su dieta y reconociendo, además, los beneficios que aporta a su salud.

“Nuestra ventana es de contraestación. Ellos dejan de cosechar mediados de agosto, y la campaña argentina comienza en septiembre con las primeras frutas, mientras que el volumen aumenta hacia octubre y noviembre. En realidad, lo que estamos haciendo es abastecer a un mercado que tiene gran demanda todo el año”, explicó hace algunos meses Jorge Pazos, titular de la Cámara Argentina de Productores de Arándanos y otros Berries CAPAB, a InterNos.

En Chile celebraron la decisión. “Es una gran noticia para los productores del país, principalmente para las regiones de El Maule, O’Higgins, Biobío, La Araucanía y Ñuble donde se cultivan gran parte de los arándanos que el país exporta”, señaló el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yáñez. Cabe recordar que en 2020 un 46% de las exportaciones de arándanos chilenos fueron hacia Estados Unidos.

También se expidió sobre el anuncio la Secretaría de Economía de México, quien durante todo el proceso negó “la existencia de una amenaza de daño a la industria de su principal socio comercial” y destacó “la complementariedad entre las exportaciones mexicanas y la producción doméstica de Estados Unidos”.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído