Seguí nuestras redes

Tendencias

Manzanas hechas snacks, la atractiva propuesta de dos jóvenes rionegrinos

Foto: La Mañana Neuquén (www.lmneuquen.com)

|Río Negro|

La crisis son momentos de oportunidad, suelen señalar los más optimistas. La reducción de las chacras y la actividad productiva en la región frutícola del Alto Valle significó un disparador para que Gastón Arcucci y Manuel Puchetta, dos emprendedores rionegrinos, imaginaran la creación de Fruch, un “snack saludable” a base de manzanas que se comercializa en pequeños envases y están llamando cada vez más la atención de los consumidores.

Fruch comenzó a tomar forma en 2017, aunque sus creadores venían ‘craneando’ la idea desde sus años facultativos, quince años atrás, cuando cursaban la licenciatura de Tecnología en Alimentos.

“La característica principal, y lo que nos da tan buena respuesta, es que logramos ‘crocantez’ en cuanto al ‘crunch’ del producto”, explicó Arcucci en un programa radial de la FM Capital, de Neuquén.

En un claro ejemplo de crecimiento “boca a boca”, los productos de Fruch son cada vez más solicitados en locales de alimentación, kioscos y empresas. Incluso en las últimas semanas han logrado colocar sus productos fuera de Río Negro, en algunos almacenes de La Pampa. La difusión de los principales medios de la zona también dio impulso al emprendimiento nacido en Cipolletti.

El proceso para llegar a un snack con tan buena reputación fue largo. De prueba y error, dice Arcucci. Cambiaron en muchas oportunidades las variedades de manzana utilizadas, los procesos de corte y secado. Hasta que en un momento encontraron el punto justo. “Logramos un secado propio de una papa frita. Eso es un diferencial”, sostiene el emprendedor.

“Uno de los conceptos del proyecto es generar valor agregado a la materia prima por excelencia de la zona”, dice Arcucci.

Actualmente, en manzana roja utilizan la variedad Pink Lady, que si bien es dulce mantiene un dejo de acidez. “Hemos hecho también con Red y sale perfectamente, así que quizás algún día produzcamos también esa variedad”, dijo en el mismo programa Manuel Puchetta, compañero y además primo de Arcucci. En manzana verde la variedad utilizada es la Granny Smith.

Gastón y Manuel en plena acción. Foto: La Mañana Neuquén.

En un contexto donde los alimentos ultraprocesados y las golosinas parecen absorber casi todo el mercado, un producto de bajo valor calórico (70 calorías por paquete, en porciones de 30 gramos), saludable y elaborado por la principal materia prima de una economía regional como es la fruta en el Alto Valle, genera un valor especial ante los cipoleños. Además, está fuertemente vinculado a los hábitos de consumo moderno, ya que es fácilmente comestible en cualquier momento y situación del día. Y para que nadie se quede afuera, próximamente estará disponible para celiácos.

La producción de los snakcs de Fruch es bastante manual, explica Arcucci: una vez cortada la fruta, se deben colocar las rodajas separadas en bandejas (no deben superponerse) para su correcto secado. “Nuestro problema hoy es de escala, de stock. Estamos pensando cómo abastecer la demanda. Estamos buscando líneas de financiamiento, pero es difícil”, dice. Hoy que los puntos de venta crecen semana a semana,  aumentar la cantidad elaborada es un paso necesario. Pero para eso necesitan incorporar materia prima y personal.

Toda la fruta utilizada es orgánica, aunque el producto final no está certificado como orgánico en el mercado.

Para graficar lo que generó el proyecto, Arcucci cuenta que algunos productores del valle les ofrecieron cosechar fruta abandonada en sus plantaciones, que por falta de demanda o de color no comercializarían en el mercado. Les regalaron hasta 5000 kilos de fruta. Y aunque esto representa una buena noticia para los emprendedores, también marca la crisis del sector productivo.

Este tipo de iniciativas abre la posibilidad de imaginar nuevas formas de comercializar la fruta y traccionar demanda. Pero también sienta un precedente: existen formas de comer saludablemente si el producto, además de mostrar sus beneficios nutricionales, se presenta de manera atractiva para el consumidor actual. Eso es lo que han logrado los chicos de Fruch, y las consecuencias están a la vista: comer manzana nunca fue tan fácil.

Fotos: La Mañana Neuquén (www.lmneuquen.com)

Tendencias

Pionera en Sudamérica: Santa Fe tendrá la primera procesadora de desechos de zanahoria

|Santa Fe|

El pasado miércoles se inauguró oficialmente en Santa Rosa de Calchines la primera planta procesadora de desechos de zanahoria para la producción de carotenos y bioetanol.

Es el resultado de la articulación público – privada lograda por un consorcio conformado entre la Universidad Nacional de Litoral (UNL), la empresa Val Mar y la Asociación para el Desarrollo del Departamento Garay. También formaron parte de las gestiones y el financiamiento fuentes nacionales como la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, y provinciales, como la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación. “Se demostró que pueden trabajar juntos el Estado, las universidades y las empresas privadas”, dijo Mariano Soressi, titular de la firma, a Revista InterNos.

Frente al gran inconveniente que significan los descartes (producción que no cumple con los estándares de calidad para comercializarse en el mercado) desde Val Mar decidieron tomar las riendas del asunto y trasladar la preocupación a la Asociación para el Desarrollo, quien luego estrechó el vínculo con la Universidad Nacional del Litoral. Así comenzó a gestarse este proyecto que tuvo su concreción en la inauguración realizada el pasado miércoles en las instalaciones de Val Mar. Enrique Marmmarella, rector de la UNL, contó durante la inauguración cuál fue el aporte académico para este importante desarrollo: “Los universitarios hicimos lo que sabemos hacer: desarrollar, transferir, trabajar en una idea, un proyecto, gestión para conseguir los fondos, conformar un consorcio”, explicó.

Bio regulador natural producido en Santa Fe

La creación de esta planta busca el aprovechamiento de zanahorias provenientes de distintos empaques de la provincia para ser reutilizados como materia prima en la generación de productos de alto valor agregado como alcohol etílico (para utilización como biocombustible, aplicación en farmacopea y en perfumería) y carotenos, utilizados en la industria alimenticia como colorantes naturales.

La instalación y puesta en funcionamiento de esta planta significará un enorme beneficio para los productores locales, quienes podrán aprovechar las toneladas diarias de desechos de esta materia prima permitiendo a su vez reducir del daño ambiental de los descartes, que tiene hoy niveles altísimos. “Estamos arriba del 40% de descarte. No hay empresa en el mundo que pueda tirar tanto. Cada vez que traemos 10.000 kilos de zanahoria tiramos 4.000”, calcula Soressi.

Si bien el desarrollo atravesará por ahora su instancia piloto, el objetivo es que en los próximos años la inversión privada pueda lograr una producción a mayor escala, aprovechando el financiamiento público que permitió dar los primeros pasos en el proyecto. “Esta planta que vamos a inaugurar ahora va a procesar dos toneladas por día porque es una planta piloto, no comercial. Y ahora tenemos que iniciar la planta definitiva que será para 100 toneladas de zanahoria por día”, dice Soressi y aclara que ya han tenido varias propuestas, pero que se tomarán su tiempo para analizarlas.

Carlos Otrino, Director del Mercado de Productores y Anexos de Santa Fe, uno de los dirigentes que acompañó con ilusión el proyecto

No existe en Argentina ni en toda Sudamérica una planta de este tipo. Los productos que se obtendrán de la misma actualmente son importados desde el continente europeo. Por eso este desarrollo permitirá no sólo pensar en el abastecimiento al mercado interno, sino también en la exportación a otros puntos del mundo. Facundo Lagunas, presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica lo resumió de manera concreta: “Se convirtió un pasivo ambiental en un activo exportable de valor agregado”.

Lagunas explicó que este financiamiento surgió en el año 2012 como parte de un proceso de planificación enmarcado en el Programa Argentina 2020, donde las biorefinerías fueron entendidas como proyectos a fomentar por considerarse estratégicas para el desarrollo del país. “La figura del Estado subsidiando propuestas de naturaleza compleja como ésta hace que sean posibles de llevar adelante”, afirmó el funcionario.

Continuar Leyendo

Tendencias

Inauguran en Río Negro un centro para el control biológico de plagas en fruticultura

|Río Negro|

El INTA Alto Valle inauguró el primer Centro de Manipulación de Biocontroladores (CEMUBIO) gracias a un aporte de $5.800.000 del ex Ministerio de Agroindustria de la Nación (ahora Secretaría). Allí se formarán tecnologías para la cría masivas de insectos autóctonos utilizados en el control biológico de plagas.

El dinero aportado por Agroindustria fue destinado a la contratación de recursos humanos y a la construcción –con mano de obra local- de cuatro laboratorios de 200 metros cuadrados ubicados en la Estación Experimental Agropecuaria Alto Valle de la zona rural de Allen.

El control biológico de plagas llegó al Valle en la década de los noventa, cuando comenzó a pensarse en la necesidad de reducir la utilización de productos químicos en estas tareas. En los últimos años se han realizado variados e importantes avances en la temática, pero que hasta ahora nunca lograron superar la escala experimental, “a excepción de algunos casos exitosos” según indican desde INTA.

Así lo explica Liliana Cichón, especialista en control biológico de plagas en fruticultura del organismo: “Siempre se desarrollaron investigaciones sobre control biológico, pero eran muy pocas las veces que estos enemigos naturales estaban a disposición de los productores para hacer alguna estrategia de manejo”.

Lo que hará el CEMUBIO será cubrir esa etapa de producción, mediante un sistema de cría de insectos benéficos. El objetivo es que posteriormente alguna empresa privada pueda producir grandes cantidades de este bioinsumo y ponerlo a disposición del sector productivo a través de un modelo asociativo público-privado. De esta manera el productor podrá contar con una herramienta de bajo impacto ambiental y fácil empleo a campo.

La adopción de esta herramienta tiene un alto valor para el diseño de programas sanitarios de escaso impacto ambiental. Sin embargo se enfrentó durante muchos años a la ausencia de tecnologías para la producción masiva de biocontroladores y la falta de demanda que produce el desconocimiento sobre su uso.

Cichón agregó que una vez que el producto esté a disposición, desde CEMUBIO se trabajará en estrategias claras y precisas para que el productor entienda cómo se realizan los controles implementando estas técnicas.

Corte de cinta

Del acto de inauguración participaron Luis María Urriza (subsecretario de Agricultura de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo), Alberto Diomedi (ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro) y Juan Balbín (presidente del INTA) y Darío Fernández (director INTA Alto Valle), entre otros.

“Esto nos posiciona muy bien no sólo en la región y en el país, sino también a nivel internacional. Existen pocos desarrollos de este tipo. Para nosotros es un gran orgullo y la coronación de un trabajo de muchos años”, expresó Darío Fernández.

Por su parte, Juan Balbín consideró que la inversión “tiene un efecto y una potencialidad enorme” pero que como muchas de estas innovaciones “al principio cuesta verlas en su magnitud total”. Y comentó que el objetivo es construir nuevos módulos para abarcar cada vez una mayor cantidad de hectáreas productivas del Alto Valle y el Valle Medio. “Es mucha mano de obra de alta calificación que necesitamos para generar este tipo de bioinsumos que nos permitan transcurrir los cultivos con niveles de infestación mínimo”, declaró.

Finalmente Alberto Diomedi aseguró que este desarrollo en la región permitirá seguir agregando valor a los productos de exportación y a los del mercado interno, ambos encaminados “hacia la producción orgánica”.

Continuar Leyendo

Tendencias

El conocimiento científico hortícola se reúne en una nueva edición del Congreso ASAHO

|Córdoba|

Comenzó la cuenta regresiva para la 40° edición del Congreso Argentino de Horticultura. Del 2 al 5 de octubre se llevará adelante en Córdoba el encuentro más importante para el conocimiento científico del sector. En los últimos días, la organización confirmó la presencia de disertantes internacionales.

“Nuevos escenarios e innovación para cadenas de valor sustentables” es el lema del nuevo Congreso organizado por la Asociación Argentina de Horticultura (ASAHO) que en esta oportunidad convocará a profesionales de Chile, Brasil, España, Holanda, Cuba, Sudáfrica y Estados Unidos, además de ingenieros agrónomos y técnicos de distintos puntos de nuestro país.

El programa se dividirá en cinco ejes: horticultura, floricultura, fruticultura, legumbres y plantas aromáticas. Cada uno incorporará exposiciones y mesas de debate con la mirada puesta en la producción sustentable.

Desde la organización se propone generar conocimiento sobre diversas prácticas agrícolas que, mediante su correcta aplicación, posibilitan un manejo más eficiente de los recursos naturales y tecnológicos, garantizando a su vez producciones de calidad y buen valor en el mercado.

A falta de un mes para el comienzo del evento ya son más de 405 los asistentes confirmados. Además, se recibieron 385 resúmenes técnicos que serán presentados en el desarrollo de las jornadas. Si bien está dirigido a la comunidad científica y académica en general, también pueden asistir productores, comercializadores y todos aquellos que formen parte de estas cadenas alimenticias.

Presencias destacadas

El Congreso Argentino de Horticultura se desarrolla cada dos años en nuestro país, por eso la expectativa ante una nueva edición es grande. En esta oportunidad llegarán profesionales de Chile, Brasil, España, Holanda, Cuba, Sudáfrica y Estados Unidos para compartir el resultado de sus investigaciones recientes en cada una de las áreas que aborda este Congreso.

En fruticultura, el día martes 2 Gamalier Lemus del INIA Chile disertará sobre “Variedades de cerezo de bajos requerimientos de frío” desde las 16:30 horas. El miércoles 3 por la mañana hará lo mismos sobre “Poda y conducción en nogal” y luego sobre “Reguladores de crecimiento en nogal”.

En horticultura, el Congreso recibirá la presencia del cubano Jersys Arévalo Ortega, integrante del Laboratorio de Micología Vegetal, Dirección de Sanidad Vegetal del CENSA (Cuba) quien hará su presentación sobre control de plagas en la mesa de “Manejo de bajo impacto en cultivos intensivos”. Esto será el día miércoles 3 desde las 14:30 horas.

Por otro lado, la española Irene Aragoneses, de la empresa Monceau (España), será una de las principales disertantes de la charla “Comercialización y puesta en valor de la flor de corte y plantas ornamentales”  en el área de floricultura.

Otro que dirá presente será Antonio Trappero, de la Universidad de Córdoba (España). Su tema será la olivicultura: tratará los procesos del cultivo del olivo y sus aspectos fitosanitarios. La invitación a esta charla es para el día miércoles 3 desde las 14:30 horas.

En legumbres, será Teresa Millán, de la Universidad de Córdoba de España, la encargada de llevar adelante la mesa “Mejoramiento de legumbres” el día jueves 4 desde las 08:30 horas. Posteriormente, en la mesa “Enfermedades” de legumbres se contará con la presencia de Weidong Chen, de la Washington State University (Estados Unidos), quien también disertará sobre este tópico.

Actividades paralelas

Durante el Congreso se llevarán adelante (de manera paralela) los siguientes eventos: el II Simposio Argentino de Legumbres; el IV Simposio de plantas Aromáticas, Medicinales y Condimentarias; el Curso de Marcadores Moleculares; el Curso de catación de aceites de oliva y una Jornada específica sobre Papa.

Cabe destacar que los interesados en participar únicamente del II Simposio Argentino de Legumbres  (y no de la totalidad del Congreso) podrán hacerlo abonando una inscripción diferencial de 1000 pesos.

Otra interesante propuesta del Congreso ASAHO son las actividades descentralizadas que se llevarán adelante durante el último día de trabajo. Los interesados podrán realizar “giras técnicas” a campo para conocer producciones regionales en las áreas circundantes a la ciudad de Córdoba. También se visitarán campos en los Valles Serranos y de Traslasierras. Un ejemplo de esto será la visita a Villa Las Rosas, donde los asistentes conocerán producciones de nogales, aceite de oliva y bodegas locales.

Inscripciones

La asistencia es libre y cuenta con un valor de inscripción de 2500 pesos para socios de ASAHO y 3500 pesos para los no socios. Estudiantes argentinos podrán acceder desde los 1000 pesos. La tarifa para extranjeros es de 200 dólares y para estudiantes extranjeros de 150 dólares. Para inscribirse, ingresar aquí y completar los campos requeridos.

Más información

Quienes deseen asistir pueden inscribirse haciendo click aquí o ingresando a la página web del Congreso: www.40congresoasaho.com.ar. Desde la organización advierten que los valores de inscripción pueden actualizarse con el correr de los días. Las novedades del Congreso se publican en sus redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) usando #40CongresoAsaho y #CongresoAsaho.

Continuar Leyendo

Lo más leído