Connect with us

Comercialización

Avanza el Plan Nacional de Abastecimiento Frutihortícola

|Argentina|

Nahuel Levaggi, presidente del Mercado Central de Buenos Aires, dijo a la agencia Télam que la entidad se encuentra trabajando junto al INTA en un Plan Nacional de Abastecimiento Frutihortícola, que ya fue presentado al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. 

“Es necesario hacer una planificación nacional del abastecimiento frutihortícola, mejorar la tecnología en cosecha y poscosecha y transparentar la cadena", expresó el dirigente sobre el proyecto.

Para Levaggi, los primeros pasos de este Plan son otorgar políticas de acceso a la tierra a pequeños y medianos productores, y desacoplar la producción de alimentos a los insumos dolarizados. Además, mencionó la necesidad de aumentar los niveles productivos para garantizar “alimentos a precios justos” debido a una mayor oferta.

Leer también: Un informe que huele mal: sobre el descarte en el Mercado Central

"Hoy producimos la misma cantidad de frutas y verduras que hace 20 o 25 años y aumentó la población; y en una cuestión de oferta y demanda, necesitamos aumentar la oferta para garantizar precios y también porque la población consume la mitad de frutas y verduras, que la FAO dice que se debería consumir en una alimentación equilibrada y sana", explicó.

Por otro lado, contó que el Mercado Central avanza en el Programa de Reducción de Pérdidas y Valorización de Residuos, que busca la recuperación de alimentos aptos para consumo humano y la producción de compostaje a partir de residuos orgánicos.

Publicidad

El programa depende de la Gerencia de Calidad y Transparencia y la Unidad de Coordinación de Alimentación Sana, Segura y Soberana de la CMCBA. Consiste, por un lado, en la separación en origen de alimentos aptos para consumo humano y, por otro, la separación de residuos orgánicos.

Leer también: Sobreprecios y fake news: combustible para la indignación

En la actualidad se está desarrollando en cinco naves del Mercado Central y pretenden alcanzar la totalidad de las naves. Cada una cuenta con un volquete donde se recupera a diario entre una y dos toneladas de alimentos para consumo humano, destinados por el área de Acción Comunitaria a distintas organizaciones sociales y comedores populares.

Esta tarea es supervisada por ingenieros e ingenieras agrónomas que garantizan la calidad de las frutas y verduras, junto con las normas de seguridad e higiene imprescindibles para su consumo.

Desde agosto de 2020 que inició el programa, se recuperaron (hasta mayo de 2021), más de 601.800 kilos, que implican un volumen de 96.000 kilos mensuales de alimento destinado a comedores populares y organizaciones sociales y 5000 kilos por día en invierno (son 10.000 kilos en verano), según datos del Mercado Central.

Leer también: Perdidas y desperdicios ¿Por dónde se empieza?

Aquellos residuos orgánicos que fueron separados para la producción de compost son transportados a un Patio de Compostaje –dentro del predio– donde se procesan las mezclas con chip de poda urbana, en conjunto con la fruta y la verdura, para luego armarse las primeras pilas e hileras de compost. Según el concentrador, se redujeron aproximadamente 1.200.000 kilos de residuos húmedos (frutas, verduras y otros alimentos) y secos (cajones y elementos de packaging) desde el inicio del Programa.

Fuente: Télam

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído