Naranjas: la producción caerá un 10%

|Argentina|

Así lo determinan las estimaciones realizadas por la Federación Argentina del Citus (Federcitrus). La baja se debe a los factores climáticos que afectaron las plantaciones.

El daño que causaron las copiosas lluvias en el litoral y el norte del país durante este año y el 2016 hicieron que la producción citrícola se viera afectada. “Va a ser un año de caída de producción, como mínimo un 10% menos que el año pasado, y se deberá estrictamente a factores climáticos. También, en el NEA se viven las consecuencias de tres años malos en donde los productores no invirtieron por los precios bajos de jugos y frescos”, afirmó José Carbonell, presidente de Federcitrus.

Así, la Federación prevé llegar a las 2,6 millones de toneladas de cítricos producidos, mientras que en 2016 este número ascendía a las 3 millones de toneladas.

Sin embargo, el promedio de producción de la última década rondaba los 3,5 millones de toneladas anuales, de las que un 60% pertenece a limones.

El presidente de Federcitrus aseguró que otra de las causas importantes de la baja en la producción es el proceso gradual de pérdida de competitividad causada por el tipo de cambio y la presión tributaria “Pero así y todo hoy vemos una recuperación del crédito y hay una propuesta de mejora en la logística que hay que verla, que sería muy importante para el sector”, destacó el dirigente.

Los nuevos mercados

Con la reapertura del mercado brasilero y del estadounidense, los productores y exportadores de cítricos se mostraron optimistas aunque aseguraron que no van a impactar en lo inmediato. Estos procesos son paulatinos y llevan su tiempo para incrementar la producción. Hoy tenemos capacidad para abastecer esos mercados, porque siempre está la chance de reducir la parte que abastece a la producción industrial”, afirmó Carbonell. Además, agregó que se trata de un sector sólido, con bajo endeudamiento y en buenas condiciones financieras que “permiten imaginar una respuesta apropiada a la apertura de mercados”, explicó Carbonell.

Además, el dirigente estimó que la presencia en el mercado de Estados Unidos será pequeña. Sin embargo, consideró que el mercado de Brasil tiene un gran potencial que comenzará a desarrollarse de a poco y que favorecerá principalmente al sector de cítricos dulces.

Fuente: www.elcronista.com.ar