Productores bananeros buscan concretar una reunión con Macri

|NOA|

Productores de las provincias de Salta, Jujuy y Formosa sostienen el reclamo por la fuerte crisis que atraviesa el sector bananero. En las últimas semanas crecieron las gestiones para reunirse con el presidente Mauricio Macri. Consideran insuficientes las políticas abordadas desde el Ministerio de Agroindustria.


La crisis de la actividad bananera persiste en el noroeste argentino. Salta, Formosa y Jujuy ven afectadas sus economías regionales a partir de las dificultades actuales para vender su producción en el mercado interno. Los dirigentes planean llevar el reclamo a Casa Rosada ya que las gestiones realizadas hasta el momento por el Ministerio de Agroindustria resultaron “completamente intrascendentes”. El ministro Buryaile había ofrecido como solución provisoria trasladar mil cajones de banana para vender en mercados alternativos pero la producción zonal excede con alzas esta cantidad. “El Gobierno nacional ofrece llevar 1.000 cajones semanales de banana para vender en mercados alternativos de Buenos Aires, cuando hoy para descomprimir la oferta se necesita vender diariamente 15.000 cajones” planteó el director regional NEA de la Federación Agraria Argentina y  productor formoseño, Pánfilo Ayala.

En este sentido, los dirigentes reclaman una gestión urgente para ubicar la banana norteña. “Resolvimos encarar una gestión inmediata para reunirnos con el presidente Mauricio Macri para explicarle la grave situación de la producción bananera en la Argentina y solicitar en forma directa las medidas que nos permitan seguir existiendo como sujetos agrarios” sintetizó Ayala a Diario Express. Posteriormente, el dirigente añadió: “Analizamos regalar unos 30.000 kilos de bananas, listas para el consumo humano en Plaza de Mayo, para hacer visible a todo el país nuestra realidad”.

Juan José Ortega, dirigente de la Asociación de Productores de Frutas y Hortalizas de Salta, conversó con el programa Mercados en Red (Radio Mercado 90.9) y explicó algunos de los motivos del conflicto: “Hay una superproducción de banana en Centroamérica, lo que hace que Europa y Rusia, principales compradores de banana ecuatoriana, estén saturadas del fruto. Como consecuencia, Ecuador deriva su producción hacia la Argentina. La destina a un valor muy bajo. El piso del valor que ellos ponen, es nuestro techo”. Por lo tanto, agregó que los altos costos productivos del sector complican aún más la competencia con la banana extranjera. “Por más que estemos a 2000 km del Mercado Central de Buenos Aires, los costos siguen siendo muy altos” afirmó el dirigente. Actualmente el kilo de banana producida localmente se está pagando $1,50. Se estima que, para cubrir costos de producción y obtener ganancias, debería pagarse 3,50$.

Asimismo, las condiciones actuales llevan a los bananeros a buscar mejores precios y nuevos mercados para colocar su producción y evitar pérdidas catastróficas. Sin embargo, lejos de la conflictividad, los productores decidieron formar un frente común para encontrar una solución a estos problemas.  La necesidad unió al sector con el objetivo de tener peso a nivel nacional. “Ahora estamos tratando de generar una unión con los productores formoseños. Producimos en momentos distintos. Por eso apuntamos a producir y abastecer de banana nacional, de buena calidad, a gran parte de país” relató Ortega.

Argentina es un gran consumidor de banana. El consumo de la fruta a nivel nacional supera los 12 kilos por habitante, siendo el más adquirido por los argentinos. Sin embargo, también son elevados los niveles de importación. Más de la mitad del volumen de bananas lle­ga desde Ecuador y el resto desde Bolivia, Paraguay y Brasil. José Ortega señala que la competencia es múltiple, siendo la fruta proveniente de Ecuador quién determina el precio de comercialización. “La competencia no es directa entre nuestra banana y la ecuatoriana, sino también con la boliviana y la paraguaya. Teniendo un piso bajo la ecuatoriana, automáticamente las otras dos tienen ese mismo precio y el techo nuestro está puesto por ellos” sintetizó.

En nuestro país, la producción bana­nera alcanza las 5.400 hectáreas distribuidas en las provincias de Salta (66.2%), Jujuy (6.2%) y Formosa (27,1%) se­gún estadísticas del INTA. La producción nacional abastece el 23% de la oferta. “El mercado es muy bueno, siendo una de las frutas que más se consumen en el país. La producimos en la Argentina, y no podemos venderla aquí porque tenemos los números en rojo” relató el dirigente salteño, preocupado por la situación actual.