Seguí nuestras redes

Tendencias

Llega al Alto Valle un desarrollo que puede cambiar el destino de la fruticultura argentina

|Río Negro|

Un desarrollo sin precedentes está llegando al Alto Valle rionegrino. Se trata de la empresa Phytelligence, que instalará en la localidad de General Roca un invernadero para cría de plantas frutales reproducidas mediante micropropagación. Sería la primera experiencia a escala industrial de esta tecnología que llegaría al país en 2019. Expectativas a nivel productivo y comercial por su arribo.

Durante la primera etapa en los invernaderos se aseguran las mejores condiciones para la crianza de los plantines

Phytelligence es una empresa norteamericana fundada en 2012 a partir de un emprendimiento de la Universidad del Estado de Washington que, al igual que el Alto Valle, se destaca por la producción de peras y manzanas. Nació dentro del ámbito académico pero luego se volcó al mundo empresarial con un proyecto ambicioso: implementar la producción de plantas frutales por micropropagación necesarias para la modernización de las plantaciones frutícolas existentes.

Para entender de qué se trata conversamos con Jorge Aragón, de Janus S.A., técnico y contacto de Phytelligence en Argentina. Aragón conoce en profundidad las infinitas posibilidades que ofrece esta empresa; el tono de sus respuestas refleja entusiasmo por contar. Además es ingeniero agrónomo y comprende a la perfección las demandas actuales de los productores de peras y manzanas patagónicas.

La conversación es larga y llena de detalles, Aragón explica con paciencia. “La micropropagación es una técnica de multiplicación de material vegetal que se realiza en laboratorio mediante condiciones controladas. Para entenderlo de la manera más gráfica posible debemos pensar en pedacitos de material vegetal que miden apenas 1 cm2 y del que cada uno es una planta en potencia”. En este proceso, aclara Aragón, no hay modificación genética y las plantas obtenidas pueden utilizarse en cualquier sistema de producción, aún orgánico o agroecológico.

                                    Segmentos de material vegetal que miden sólo 1 cm2

Sin embargo, la micropropagación no es nueva. Existe desde principios del siglo XX, aunque su desarrollo está generalizado sólo en universidades o institutos científicos de investigación para hacer ensayos agronómicos. En Argentina, por ejemplo, muchas Estaciones Experimentales del INTA actualmente llevan adelante esta técnica. Pero su aplicación en el sector privado sigue siendo limitada. En este contexto, Phytelligence en Argentina (que puede traducirse como “fito inteligencia” o “agricultura inteligente”) representa un nuevo modelo para la fruticultura nacional por sus múltiples ventajas sobre los sistemas tradicionales.

¿Cómo funcionará?

En una primera instancia, Phytelligence deberá importar del exterior los plantines reproducidos por micropropagación, ya que en nuestro país todavía no hay instalaciones preparadas para llevar adelante esta técnica con fines comerciales. “La vida en laboratorio dura un mes. El resto la cría es en invernadero: son dos años en total. El trabajo de campo se va a hacer en el país. Lo que se importará desde Estados Unidos es el material vegetal hasta tanto se pueda hacer el desarrollo de laboratorio acá”, explica Aragón.

A través de su sistema propietario MultyPhy®, lo que hará Phytelligence es criar bajo condiciones controladas las plantas reproducidas en laboratorio mediante micropropagación en medio estéril. Evitando el cultivo a “campo abierto” (como se realiza actualmente) las plantas no corren riesgo de contraer virus, enfermedades o ser infectadas por insectos. Esto es lo que se conoce como cultivo “in vitro” y garantiza sanidad y calidad de manera homogénea en las futuras plantaciones.

Al final del primer año se realiza el injerto y la planta se mantiene un año más en condiciones de invernadero hasta su plantación final

Según explica Aragón, el Alto Valle tiene una necesidad muy grande de renovar sus plantaciones de peras y manzanas. Pero los sistemas de producción utilizados son insuficientes para el recambio: se estima que la fruticultura patagónica necesita alrededor de 30 millones de plantas nuevas. “Hasta hoy, ante la falta de planta frutales en el país, se importaban plantas de Europa, Chile o Estados Unidos. Ahora no se va a importar una planta, sino un material vegetal in vitro para después criarlo en Argentina”, detalló el ingeniero.

Grandes ventajas

Aragón explica tres grandes ventajas del sistema MultyPhy® por sobre los sistemas de multiplicación utilizados:

1 Libre de plagas en cuanto a las técnicas de producción. En la técnica de micropropagación, al ser nacidas desde el cultivo in vitro, las plantas se encuentran totalmente sanas y libres de virus. De esta manera, ese futuro árbol no perderá su capacidad productiva. En cambio, en las plantas infectadas durante el proceso de cría el virus se encuentra latente durante toda su existencia, por lo que su comportamiento productivo se vuelve limitado y varía en su intensidad. La diferencia está en el invernadero: en las plantaciones a campo abierto son mayores las probabilidades de infección que en ambientes controlados.

2 Homogeneidad del material vegetal. Al multiplicar el material vegetal por micropropagación todas las partes obtenidas son iguales, es decir, clonadas. En cambio, con los métodos tradicionales existen diferencias entre las plantas reproducidas, lo que se traduce en una mayor heterogeneidad de las plantaciones.

Homogeneidad en el material vegetal en los viveros

Las diferencias entre dos materiales vegetales se pueden dar por diferencias genéticas o por diferencias ambientales. “Si eliminas la diferencia genética con el material vegetal producido por micropropagación, las únicas diferencias que se van a expresar van a ser las naturales, que pueden ser el suelo, el agua, el clima. Es decir que cuanto más parejo sea el tipo de suelo donde están las plantas, el riego que recibieron, la fertilización, las técnicas culturales y el clima, más parejo va a ser todo. Pero si se utilizan técnicas tradicionales y los factores externos no ayudan, la variabilidad de las plantaciones será mayor”.

3 Cantidad ilimitada de material vegetal. La micropropagación no tiene límites en cuanto a la cantidad de material vegetal reproducida. “Estamos hablando de una crianza en espacios mucho más reducidos. Entonces la capacidad de producción de plantas para abastecer una demanda es prácticamente ilimitada”, describe Aragón. Y pone un ejemplo práctico: si hoy una región frutícola quisiera plantar mil hectáreas de un momento a otro, no encontraría material vegetal disponible. Éste es otro de los problemas que la producción por micropropagación viene a resolver.

Nuevos modelos productivos

Esta técnica ya se conoce en muchos países vinculada a plantaciones de alta densidad (más de 3.000 plantas por ha) con riego mecanizado y malla antigranizo.

Como se describió anteriormente, un vivero de estas características proporciona innumerables ventajas: se aceleran los procesos de multiplicación vegetal, se generan mayores volúmenes de plantas y se optimiza la calidad de las mismas. Además, desde la producción se realiza una mejor utilización del suelo y se optimiza el uso del agua e insumos afectados a la producción.

Esta técnica puede revolucionar el futuro de la fruticultura en nuestro país. Así lo entiende nuestro entrevistado, quien indica que el objetivo de Phytelligence a mediano plazo es producir material vegetal también para otras especies frutales (como las plantas de carozo para Mendoza o cítricos para el NOA y NEA, por ejemplo). “Hay una necesidad en el país de modernizar al sector para hacerlo más eficiente y más rentable. Esta empresa busca revitalizar la fruticultura hacia un esquema productivo siglo XXI en sinergia con las políticas públicas de incentivo para renovar el sistema frutícola nacional”, concluyó Aragón.

 

Contacto:

  • Ing. Agr. Juan Eugenio Bavaresco – juanbavaresco@yahoo.com.ar
  • Ing. Agr. Jorge Aragón – jaragon@janusmcp.com

Tendencias

Técnicos del INTA crearon un snack saludable con descartes de zanahoria

|Santa Fe|

En la localidad de Monte Vera, Santa Fe, un grupo de especialistas del INTA diseñó un snack de zanahoria para reducir los altos índices de descarte productivo que tiene la zona. Se estima que diariamente entre 20 y 100 mil toneladas de esta hortaliza son desechadas porque su forma o tamaño no cumple con los requerimientos del mercado. Sin embargo, poseen la misma frescura, madurez y valor nutricional que en las comúnmente comercializadas.

Frente a esta problemática, técnicos del Centro Operativo Experimental Ángel Gallardo –perteneciente a la agencia de extensión del INTA en Monte Vera– imaginaron este snack que permite avanzar sobre el aprovechamiento productivo, cuidando a su vez la salud de los consumidores.

Agregar valor al descarte para elaborar un producto nuevo. Nora Aimaretti, integrante del proyecto, cuenta que lo que disparó su creación fue la participación en un concurso de alimentos innovadores que se hace en Rosario. Asegura que el desarrollo “se fundamenta en la búsqueda de alternativas nutritivas, saludables y fáciles de consumir”. Y agrega: “Un alimento de estas características propicia el consumo de hortalizas ricas en fibras, vitaminas y minerales y revaloriza un descarte cuantitativamente muy importante en nuestra región”. Un dato muy importante: serán sin gluten, aptos para celíacos.

Quienes ven con buenos ojos este tipo de iniciativas públicas son los productores de la zona; está claro que son ellos quienes sufren mayormente las pérdidas. María del Pilar Romero, también especialista de la misma unidad de INTA, entiende que estos productos derivados de la zanahoria “son bienvenidos no sólo por el valor económico que se le agrega al vegetal, sino también por la utilización de un volumen de producción que, por sus atributos físicos, usualmente sería dispuesto como desecho agrícola o alimento para ganado”.

Lee también: Manzanas hechas snack en Río Negro

Estos trabajos resultan muy importantes en un contexto donde las organizaciones nacionales e internacionales alertan sobre los números de obesidad y sobrepeso en las poblaciones, sugiriendo un inmediato aumento en la ingesta de frutas y hortalizas que remplace grasas y azúcares en la rutina diaria.

“La utilización de nuevas fuentes de fibras resulta de interés para la salud de la sociedad, debido a que permite aumentar su ingesta y, a su vez, incrementar la disponibilidad de nuevos alimentos”, valoró Romero.

Para competir con la industria alimentaria de los alimentos ultraprocesados no alcanza con que los snacks sean saludables. También deben resultar atractivos a la vista y sabrosos una vez que están en la boca. Por eso, este chip de zanahoria fue probado por un panel que realizó la evaluación “sensorial” del producto, en la que ponderó (en una escala de cinco puntos) aroma, color, sabor, textura, apariencia y aceptación general.  “A grandes rasgos, se observa que el producto logra puntuaciones mayores a cuatro (en una escala del 1 al 5) en todos los atributos, incluso en la textura, que resultó el atributo más difícil de lograr, posiblemente por la influencia comparativa de la crocanticidad de los snacks fritos que son de consumo habitual”, afirmó Aimaretti.

Pero si de su valor nutricional hablamos, no es menor mencionar que el consumo diario de una porción de este producto cubriría alrededor del 33,6 % de la porción diaria de fibra indicada por la FAO (la recomendación es de 25 gramos por día). Estamos hablando de un producto con un precio inferior respecto de otros tipos de snacks fritos y que presenta un aporte energético superior.

Elaboración

El valor de este snack resulta de su proceso productivo, en el cuál es necesario extraer la mayor cantidad de agua de la hortaliza por dos puntos fundamentales: en primer lugar, porque facilita y alarga su conservación, manipulación y consumo. En segundo lugar, porque reduce los tiempos de secado en el horno, y por lo tanto permite el ahorro de gas natural, abaratando los costos productivos.

Para eso se trabajó en un proceso de deshidratación ósmica. Luego de ser cortada en rodajas, la zanahoria es colocada en una solución que permite disminuir la humedad sin alterar el color naranja característico ni perjudicar el aspecto, sabor y forma del chip. Una vez realizado este proceso, se traslada a una secadora para terminar de quitarle la humedad y que de esta manera quede crocante.

Posibilidades de comercialización

Aimaretti explica que el próximo paso del INTA es “hacer una protección de la propiedad intelectual” del snack para después “transferirlo a las empresas y que pueda ser consumido por todos”.

En cuanto a sus posibilidades de realización, comentó: “Es sencillo, no requiere demasiada inversión inicial y es fácil de poner a punto en cualquier instalación; por eso creemos que puede ser fácilmente transferido”. Actualmente se trabaja en acuerdos con empresas para que la colación pueda ser producida a escala y alcance las góndolas.

Mientras tanto, el INTA continúa aplicando conocimiento para agregar valor a la producción, en este caso solucionando también una problemática sensible en nuestro país como es la del descarte. Vale la pena mencionar que con desechos de zanahoria se han creado en la misma Estación Experimental otros productos como alcohol para biocombustible secundario, condimentos y salsas. Como en muchos otros casos, resta que la inversión privada lleve a cabo los interesantes desarrollos que el sector público pone sobre la mesa.

En ese sentido, un caso a destacar es la reciente inauguración de la primera planta procesadora de desechos de zanahoria para la producción de carotenos y bioetanol, ubicada en la localidad de Santa Rosa de Calchines. La misma el resultado de la articulación público – privada lograda por un consorcio conformado entre la Universidad Nacional de Litoral (UNL), la empresa Val Mar y la Asociación para el Desarrollo del Departamento Garay.

Fuente: INTA

Continuar Leyendo

Tendencias

Semana del arándano: degustaciones e información para promocionar el consumo

|Argentina|

Hacer que el paladar argentino consuma arándanos con mayor frecuencia. Ese es el objetivo que persigue el Comité Argentino de Arándanos (ABC) que celebrará del 29 de octubre al 4 de noviembre “la semana del arándano” en las provincias de Buenos Aires, Tucumán y Entre Ríos.

En el marco de la campaña “Mejor con arándanos” se buscará incentivar el consumo local a través de mesas de promoción de la fruta en supermercados, restaurantes, escuelas, empresas y espacios públicos, con degustaciones e información sobre la fruta.

“El arándano argentino es reconocido en el mundo por su excelencia, calidad y sabor. El objetivo de esta promoción es acercar el arándano de exportación a la mesa de los argentinos como una alternativa fresca, natural y saludable de consumo masivo”, indicó al respecto Federico Baya, presidente de la ABC.

Desde la entidad definen al arándano como una “superfruta” por su alto contenido de antioxidantes, fibras, magnesio y vitamina C. Sin embargo, esta fruta suele estar asociada a un producto premium por lo que se consume sólo en determinados momentos del año y no es frecuente encontrarla en las verdulerías de la ciudad. Con esta campaña, el sector quiere mostrar la versatilidad de la fruta y ofrecerla como una alternativa saludable al consumo de snacks, colaciones y postres para toda la familia.

Lee más: Mejor con arándanos

Cierto es que la actividad arandanera se expande a partir de la exportación a los mercados de Europa, China y Estados Unidos. En 2017, Argentina produjo alrededor de 22 toneladas de fruta; de esa cantidad, 17 toneladas se exportaron como frutas en fresco, 3 fueron destinadas a productos congelados y solo 2 se dirigieron al mercado interno. Por eso, según Bayá, el sector busca “desarrollar el mercado interno ofreciendo productos de exportación adaptados a las exigencias de los consumidores locales, que requieren una alta calidad a precios accesibles”.

“Cuando hay pocos (arándanos) valen oro y cuando hay muchos no valen nada. Queremos que el producto tenga un precio estable en el año. Que el consumidor sepa que lo puede encontrar desde el mes de junio hasta el mes de enero”, agregó el dirigente.

Lanzamiento

El evento de lanzamiento, dirigido a la prensa, influencers y público en general será el día martes 23 a las 9 hs en CAME, 25 de Mayo 457 PB, CABA. Allí la Dra. Mónica Katz hablará de los arándanos y sus beneficios saludables, mientras que la reconocida chef Laura Di Cola estará contando cómo integrar el arándano a la cocina de todos los días y para toda la familia.

Continuar Leyendo

Tendencias

Se realizó la primera Exposición Frutihortícola de Chaco

|Resistencia|

La ciudad de Resistencia fue sede de la primera Exposición Frutihortícola de Chaco, de la que formaron parte 110 productores de unas 21 localidades de la provincia. El encuentro contó con la participación del intendente Jorge Capitanich.

La exposición, que tuvo como objetivo poner en valor el trabajo de los pequeños productores de la región, contó con un ciclo de conferencias temáticas sobre frutas, hortalizas y su comercialización; además, se realizó la clásica exposición de proveedores de insumos, herramientas, maquinarias y servicios.

“Estamos muy contentos de poder ser anfitriones de un evento de estas características en el que se pone en valor y se visibiliza el trabajo de cientos de productores de la ciudad y de otras localidades”, aseguró Capitanich durante su recorrido por el predio.

El jefe comunal remarcó que Resistencia viene fortaleciendo el trabajo conjunto con horticultores de la zona periurbana, lo que permite ampliar la superficie de producción y la provisión a verdulerías, supermercados y comercios. “Es clave interconectar al productor directamente con el consumidor porque se trata de productos de muy alta calidad a bajo precio”, afirmó.

En su recorrido, Capitanich remarcó la necesidad de ampliar la capacidad productiva para reemplazar la llegada de hortalizas desde otras provincias, promoviendo además la generación de empleo local.

La exposición contó con el respaldo del municipio de Resistencia y fue coordinada por el Ministerio de la Producción de la provincia, el INTA, el INTI, el Idraf (Instituto de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar) y otras áreas oficiales.

Fuente: Chaco Día por Día

Continuar Leyendo

Lo más leído