Seguí nuestras redes

Comercialización

Mercado de Río Cuarto: productores y operadores preocupados por la caída de las ventas

|Córdoba|

Llegamos al abasto a primera hora de la mañana. Ya transcurrió el momento más fuerte de la venta matinal y sin embargo en los pasillos de la entidad todavía se ve mucha verdura fresca, prolija, a la espera de que alguien se interese en ella. “Es raro que a esta hora haya tanta mercadería, es un lunes demasiado tranquilo”, observa una operadora al pasar. Ese es el comentario generalizado entre productores y operadores locales durante la mañana: la oferta es muy alta para la demanda actual, las ventas están cayendo y en muchas oportunidades los precios deben colocarse por debajo de los costos para recuperar algo de lo invertido.

Argentina no es precisamente un país que se destaque por un alto consumo de frutas y hortalizas, quizás todo lo contrario. Pero a ese dato hay que sumarle que, en los últimos años, se produjo una caída del poder adquisitivo en los consumidores a causa de una inflación constante y el aumento de servicios básicos como gas, agua y electricidad. Esto se tradujo en verdulerías de barrio con menor movimiento y, a su vez, en verduleros que ajustan sus compras en los mayoristas para tirar la menor cantidad de mercadería (y plata) posible.

Ángel Pasquini. Detrás, el paisaje hortícola tan característico de los mercados.

“Mirá toda la verdura que hay. Los insumos en dólares no se compensan porque la verdura está barata, hay mucha. Y la gente no está buscando calidad, está buscando precios“, dice a InterNos Ángel Pasquini, productor de larga trayectoria en el cinturón hortícola y en el mercado local. Luis Marcos Carpineto, también productor que comercializa su verdura en el abasto de Río Cuarto, coincide con su colega que se encuentra sólo a una playa de distancia. “Tenemos un dólar a 46 para los insumos, mientras que nosotros vendemos en pesos. La venta ya no es la misma, el precio ha mermado mucho por la cantidad de producción que hay, sumado a un consumo que ha caído por la época del año”, cuenta.

Al igual que en otros rubros, el mercado es rey en la frutihorticultura: la oferta y la demanda son quienes deciden el precio que recibe el productor por su fruta o su verdura. Por eso, los costos de producción no pueden cargarse directamente al precio del producto. O mejor dicho: sí pueden hacerlo, a riesgo de volverse poco competitivos en el mercado. También es cierto que ante situaciones particulares -como por ejemplo la escasez de un artículo por eventos climáticos- los precios pueden dispararse muy por encima de sus costos, incrementándose a su vez los márgenes de ganancia. El productor sabe que la suerte tiene un papel preponderante en este juego.

Luis Marcos Carpineto y la InterNos de papel en su puesto de venta

Frente a una situación de menor consumo como la actual, la abundancia de oferta no hace más que tirar el precio de los artículos por la borda. A pesar de que muchos productores hortícolas trabajan en grupos familiares, lo que vuelve más flexible su estructura de costos operativos, esta dificultad se mantiene. “Yo no le puedo cargar al producto mi costo de trabajo, el de mi señora o el de mi hijo, porque si lo trasladara tal cual es, no le se lo vendo a nadie. No estamos trabajando a pérdida, pero sí muy jugados”, explica Carpineto.

Estudio Malaquita

Pero los aumentos no sólo influyen en el consumidor final. El sector productivo ha sufrido más que nadie el incremento de los servicios básicos para sembrar, regar y levantar la cosecha. Así lo explica Carpineto: “Nosotros acá regamos con energía eléctrica, que aumentó una barbaridad. Usamos gasoil porque tenemos bomba para riego. Y los insumos están en dólares, tenés que sacarlos financiados, porque sino no llegas a todo”.

Los Heiland. Padre e hijo se hicieron un momento para conversar con InterNos.

En la misma sintonía se expresa Oscar Heiland, productor con más de cincuenta años en la actividad que actualmente se dedica exclusivamente a la verdura de hoja. “Hay una caída del consumo, si antes se vendían 10 cajones de lechuga hoy se venden 5. El verdulero compra lo justo y necesario. La crisis hace que la gente consuma menos”. Además, añade Heiland, el invierno es una época difícil para este tipo de cultivos, donde las ventas bajan más allá del contexto económico.

El operador Leandro Calvo, de la firma CAL-FRUT, coincide en que “el mercado está sin fuerza y las ventas no son lo esperado” aunque se muestra cauto al afirmar que en algunos rubros “no son tan malas” como en el caso de la papa, producto fuerte de su puesto en el abasto. “En la papa las ventas se mantienen buenas porque el precio es bajo, hay calidad y se mueve mucho volumen”, explica.

Por otro lado Miguel Sánchez, titular de la firma Flor Frut, hace referencia a la competencia que se produce dentro del Mercado cuando la escasa demanda pone a tiro a productores y operadores. “Lo nuestro es tan volátil que cuando peor están las cosas en el mercado, nos peleamos por querer vender. En épocas malas bajamos nuestros márgenes mientras que los gastos se duplican. Ahí es cuando uno dice: viene mal la cosa”. Y agrega: “Si tengo que hablar por mí, hace mucho no me pasaba. Estamos todos a la espera de que esto cambie en algún momento”.

Miguel Sánchez en la oficina de Flor Frut, ubicada dentro del abasto.

Frente a esta situación, ¿es recomendable tener un producto fuerte o apostar a la diversidad para ser más rentables? Carpineto opina que “hoy en día tenés que tener entre 14 o 15 artículos para poder vender porque el verdulero quiere llevarse todo de un mismo lugar”. Por su parte, Sánchez considera que para paliar la crisis “hay que buscar nuevas estrategias, trabajar los productos que te pueden salvar y dejar de traer aquellos que se venden poco”.

En líneas generales, tanto operadores como productores coinciden en que la caída de las ventas se debe principalmente a un consumidor con el bolsillo golpeado que, a pesar de tratarse de alimentos de primera necesidad, ajusta cada vez más sus compras. Por otro lado, el comienzo del invierno suele ser una época donde de por sí las ventas merman, lo cual no ayuda a que la situación mejore. Mientras tanto, los costos suben al ritmo de la moneda norteamericana y, como en otras provincias del país, la preocupación de los distintos actores de la cadena frutihortícola se mantiene latente.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro

Comercialización

Aunque llega con retraso, la exportación de peras y manzanas presenta una leve mejoría

|Alto Valle|

Según datos de la consultora Gabinete MAG, esta temporada la exportación de peras y manzanas en el Valle productivo de Río Negro y Neuquén alcanzaría las 465.257 toneladas, con un crecimiento del 2,1% respecto al año anterior, donde en el mismo período alcanzó las 455.707 toneladas.

Estudio Malaquita

En el actual contexto de crisis que atraviesa la actividad, este crecimiento implica una mejoría leve, aunque nada despreciable. Más aún si se tienen en cuenta los problemas sanitarios presentados por la actividad en el mes de febrero, donde un importante mercado como Brasil prohibió el ingreso de fruta argentina por presencia de carpocapsa. Sin embargo, la fruticultura regional lejos está de recuperar los valores históricos que alguna vez alcanzó la actividad.

Es importante destacar que en la campaña actual la cosecha comenzó tres semanas después de lo normal, lo que causó un desplazamiento de las ventas al exterior. Por eso, si se compara el período de enero – mayo de 2018 con el de este año se verá que las ventas al exterior se redujeron un 6,3%.  En los primeros cinco meses de 2018 se exportaron 291,348 toneladas, cuando al mismo periodo de este año fueron unas 272.957 toneladas.

No obstante, desde Gabinete MAG informan que actualmente el Valle dispone en frigorífico de un stock de fruta de calidad para exportación (siempre hablando de fruta para consumo en fresco) que al mes de mayo alcanza las 192.300 toneladas. Una vez comercializado dicho stock, es esperable que los números se acomoden en valores normales e incluso crezcan en un porcentaje mínimo, como se indicó al comienzo del artículo.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro
Continuar Leyendo

Comercialización

Senasa decomisó trece toneladas de cítricos que no habían pasado por empaque

|Salta|

El pasado viernes 27 de junio 13.000 kilos de cítricos fueron decomisados por Senasa en el puesto fitosanitario de El Naranjo, a kilómetros de Rosario de la Frontera. La mercadería, que había sido producida por productores agroecológicos, fue posteriormente destruida bajo “entierro sanitario” por Senasa para eliminar riesgos de propagación de plagas. La Unión de los Trabajadores de la Tierra (UTT) había solicitado que las frutas sean devueltas a su lugar de origen o destinadas a comedores locales.

Desde Senasa informaron que la fruta intervenida no estaba rotulada ni poseía el embalaje solicitado por las entidades de control. Sin embargo, el mayor problema residía en que muchos de los frutos tenían restos vegetales de hojas y troncos, lugar donde se aloja la plaga del HLB, la enfermedad más peligrosa de los cítricos a nivel mundial que Argentina combate intensamente desde hace algunos años.

En el puesto de control se encontraba personal de Senasa, AFIP y de la Asociación Fitosanitaria del Noroeste Argentino (AFINOA). Las 13 toneladas de fruta decomisada se componían por 4770 kilogramos de mandarinas, 3900 de naranjas, 3600 de pomelos y 882 de limón que eran transportados desde Orán. Sobre su destino, las versiones se contradicen: Senasa informó que iban hacia el Mercado Central de Buenos Aires, mientras que desde la UTT comunicaron que se dirigían hacia Lanús, al recientemente inaugurado Mercado Agroecológico de la organización.

Estudio Malaquita

En concreto, la normativa por la cual la mercadería fue decomisada establece que la fruta cítrica debe estar procesada y empacada para consumo, según la Resolución 145 emitida en el año 1983. En este caso, los cítricos no habían pasado por la planta empacadora correspondiente ni tampoco estaban procesados para su transporte, como dispone la Resolución 107 emitida en el año 2014.

Además, actualmente Senasa establece Áreas de Condición Fitosanitaria para combatir el HLB, a través de las cuales determina por ejemplo que no se puede trasladar fruta sin procesar de un área 2 (sensible a la presencia de diaphorina citri, vector del HLB) como es Salta a otra área 1 (sin diaphorina) como es la provincia de Buenos Aires.

Agustín Suárez, de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), dijo a Revista InterNos que la organización rural viene solicitando a Senasa la habilitación de empaques próximos a las zonas de producción, como alternativas reales a “los empaques de los empresarios, que encarecen el producto y beneficia a unos pocos”. Además, exigen al Estado las herramientas para que las familias agricultoras puedan acceder a plantas empacadoras propias y no tan alejadas del lugar donde producen.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro
Continuar Leyendo

Comercialización

Fin de semana largo: así abrirán los mercados mayoristas

|Argentina|

El próximo martes 9 de julio nuestro país celebra un nuevo aniversario de su independencia y el gobierno nacional decretó que el lunes 8 sea día no laborable. Revista InterNos consultó a dirigentes frutihortícolas sobre el funcionamiento de las entidades mayoristas de cara a un nuevo fin de semana largo.

Mercado Días
San Miguel de Malagueño (Córdoba)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (05:30 a 10:30)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado de Productores y Abastecedores (Santa Fe)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (11:30 a 18:30 horas)
  • Martes 9: Cerrado
 

Mercado de Fisherton (Rosario)

Estudio Malaquita

 

 

  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (07:00 a 15:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Frutihortícola de Mar del Plata (Procosud)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (06:00 a 11:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Sociedad de Chacareros Temporarios de San Juan
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (06:30 a 13:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Concentrador de Neuquén
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (05:30 a 10:30 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado de Abasto de Córdoba
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (6:00 a 11:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado de Abasto de Río Cuarto (Córdoba)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (05:00 a 09:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado de Villa María (Córdoba)
  • Domingo 7: Abierto (17:30 a 20:30 horas)
  • Lunes 8: Cerrado
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Tucumán (Mercofrut)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (06:00 a 11:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado de Comeco (Santiago del Estero)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (17.30 a 20.30 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Cofruthos (Salta)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (06:00 a 11:00 y de 18:00 a 21:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
 

Mercado Cooperativa Acceso Este (Mendoza)

  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (15:00 a 21:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Central de Buenos Aires
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (02:00 a 14:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Concentrador El Charrúa S.A (Entre Ríos)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (06:00 a 12:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Concentrador de Godoy Cruz (Mendoza)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (05:30 a 10:30 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Memosur (Buenos Aires)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (04:00 a 10:00 horas)
  • Martes 9: Abierto (04:00 a 10:00 horas)
Mercado de Perico (Jujuy)
  • Domingo 7: Abierto (7:00 a 18:00 horas)
  • Lunes 8: Abierto (10:00 a 22:30 horas)
  • Martes 9: Abierto (10:00 a 22:30 horas)
Mercado Concentrador de Chubut
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (07:00 a 12:00 horas)
  • Martes 9: Abierto (07:00 a 12:00 horas)
Mercado de Productores (Rosario)
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (07:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado
Mercado Concentrador de Corrientes
  • Domingo 7: Cerrado
  • Lunes 8: Abierto (03:30 a 10:00 horas)
  • Martes 9: Cerrado

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro
Continuar Leyendo

Lo más leído