Connect with us

Producción

Palta: Una fruta en auge nacional

|Argentina|

Si bien la palta siempre fue un alimento conocido,  en los últimos 30 años tomó gran relevancia a nivel nacional  y logró conquistar a todos los paladares argentinos. En nuestro país, la producción de esta fruta  se ubica principalmente en el noroeste. Tucumán es la provincia que encabeza la lista por volumen de producción. Según Alimentos Argentinos, en el año 2009 dicha provincia produjo aproximadamente 12.000 toneladas de fruta. Además, logró en el último tiempo aumentar su superficie implantada un 448% y empezó a tener una gran incidencia en el mercado tanto interno como externo.

En los años 80, cuando todavía la palta era una novedad, la empresa El Guayal S.A, situada en  Sauce Huascho,  comenzó a incursionar en la producción de la fruta con fines comerciales. Desde InterNos hablábamos con Horacio Frías allá por 2011 sobre su iniciativa como promotor del consumo.

Esta empresa pionera, incentivó su consumo a través de importantes campañas publicitarias, lo que le permitió marcar antes y un después en el mercado interno. El foco en ese momento estuvo puesto en la variedad Hass, porque era la de mejor calidad culinaria. Este tipo de paltas con el correr de los años empezaron a ganarse un lugar en las góndolas argentinas y  hoy se consolidan como las  más populares. De hecho, el 80% de las paltas que se comercializan en el Mercado Central de Buenos Aires (MCBA) son de este tipo. El 20% restante se compone de las variedades Torres y Lula.

Foto: Variedades de Palta (InfoCampo)

En el año 1997 , en un contexto donde cada vez eran más los productores que se dedicaban a esta actividad, nació la Asociación de Productores de Palta del Noroeste Argentino (APPNOA) y  en 2002 se amplió a nivel nacional convirtiéndose en la Asociación Argentina de Productores de Palta (AAPROPAL). La misma, nuclea  hoy a la mayoría de los palteros del país. Esta asociación fue creciendo a pasos agigantados y adaptándose a las nuevas exigencias del mercado en términos de calidad.  Un ejemplo de esto fue la implementación en 2005 del proyecto piloto Diagnóstico e Implementación de Buenas Prácticas Agrícolas a Productores de Palta de la Provincia de Tucumán.  Estos cambios fueron generando nuevas lógicas en los productores nacionales, favoreció el asociativismo entre ellos y les permitió ser más competitivos.

Paralelamente,  la demanda argentina de la fruta se incrementó y empezó a ser constante durante todo el año. Por ese motivo,  nuestro país comenzó a importar palta de otros mercados latinoamericanos para incorporarla a la dieta habitual. A pesar de que es marcado el crecimiento, si se compara con otros países, el consumo de palta en Argentina es relativamente bajo. Actualmente, alcanza aproximadamente los 0.45 kilos anuales por habitante y el pico se da durante el verano. Mientras que en Chile y en Peru, se consumen entre 2.5 y 3 kilos por persona por año.

En otoño,  el mercado interno es cubierto principalmente por la producción proveniente de Tucuman que concentra 2/3 de toda la producción comercial. A esta provincia le sigue Jujuy, Salta y en menor escala Corrientes. Durante el resto de las estaciones, el mercado nacional se abastece principalmente de Chile porque su producción se desarrolla desde septiembre a febrero. Esto hace que los tiempos de producción entre ambos países sean complementarios, lo que les permite mantener una relación comercial de retroalimentación. También se importan volúmenes más pequeños de fruta que proviene desde Perú, México, Colombia y Brasil.

Si hacemos referencia a los volúmenes importados y basándonos en una consulta realizada por Topinfo, Argentina durante el periodo que va del 2015 al 2017 recibió la mayor cantidad de paltas desde el extranjero: aproximadamente un total de 19.000 toneladas. En el 2018 hubo una caída y se importaron 14.300 toneladas, pero en 2019 los volúmenes volvieron a repuntar acercándose a las cifras de 2017. Durante el 2020, entre enero y agosto, se importaron 9.900 toneladas. Esto representa un 7% menos que en la misma época de 2019. En cuanto a los valores durante estos periodos, la palta alcanzó un  valor promedio de 32,3 millones de dólares CIF y por tonelada su valor fue de 2.161 dólares CIF. Los menores precios por tonelada se registraron en el 2019 y los mayores en el 2015. En lo que corresponde al 2020, entre enero y agosto, el valor fue de 2.220 dólares CIF por tonelada.

Si ponemos el foco en el mercado interno, durante el periodo que va del 2015 al 2019 los ingresos anuales de palta en el MCBA ascendieron promediando las 5.900 toneladas. El principal origen nacional fue Tucumán, que representó entre el 7% y el 25% de la oferta, y se dio a partir del mes de marzo alcanzando su máximo en julio. Entre los ingresos que provinieron del exterior, se destacó Chile que cubrió entre el 59% y 85% de la oferta durante el periodo estival. Al país trasandino le siguieron otros con menor incidencia como México, Brasil, Perú, España y Colombia. Durante el periodo mencionado, el precio de la palta tucumana osciló entre los 10 y los 26 dólares cada 6 kilos, promediando los 16,9 dólares. Por su parte, as paltas chilenas estuvieron entre los 24 y 65 dólares cada 10 kg, promediando 40,9 dólares.

Publicidad

En el 2020, hasta fines de julio, ingresaron al MCBA 3.900 toneladas de palta. La mitad fue de origen chileno, un 17% correspondió a Tucumán y el porcentaje restante a Brasil. En cuanto a los valores de este año, hasta fines de septiembre los precios para las paltas chilenas variaron entre los 29 y 43 dólares cada 10 kg.

Por último, si hablamos de exportaciones es importante aclarar que nuestro país tiene una presencia limitada en el comercio exterior de las paltas. Hasta el año 2002 a esta actividad la llevaban adelante principalmente las grandes empresas , pero a medida que la producción se fue haciendo más fuerte los pequeños y medianos productores fueron ganando terreno en el mercado internacional. De hecho, en Tucumán se consolidaron varias firmas exportadoras en manos de Pymes que en su mayoría no sobrepasan las 1200 hectáreas implantadas en total.

Entre 2015 y 2019, según el INDEC, se comercializaron un máximo de 382 toneladas en 2018 y un mínimo de 13 toneladas en 20017. En ese periodo el valor de exportación promedió los 31.5 millones de dólares y el precio por tonelada fue de 2.324 dólares FOB. El máximo se registró en 2015 y el mínimo en 2019 que alcanzó los 35 millones de dólares. En 2020 las exportaciones aumentaron. En agosto se registró un total de 209 toneladas y los principales destinos fueron Chile, Paguay y Uruguay. En este mismo lapso de tiempo,  el precio promedio que alcanzó la palta fue de 1.184 dólares por tonelada.

Además de ser una de las preferidas para el consumo,  la palta es una fruta con un gran potencial en nuestro país. Esto sucede porque Argentina tiene zonas con condiciones climáticas y de suelo aptas para producir este tipo de alimentos. Sin embargo, muchas veces las dificultades económicas hacen que los productores se limiten a incursionar en este tipo de  cultivos. Quizás la producción de palta, a largo plazo, pueda ser un punto fuerte para la fruticultura nacional y quién dice abastecer por completo el mercado interno.

 

 

 

 

 



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído