Connect with us

Política Sectorial

Peras y manzanas: se modificó el protocolo de cosecha

|Río Negro|

Luego de varias semanas de diálogo entre productores, empresas y funcionarios públicos se definieron los puntos que integrarán el protocolo sanitario de cara a las cosechas de peras y manzanas. Las nuevas determinaciones se acordaron además con las autoridades de la provincia de Tucumán, de donde provienen la mayoría de los trabajadores.

Entre las flexibilizaciones más importantes se encuentra la relacionada a los hisopados. En un primer momento, el protocolo establecía que los trabajadores debían contar con un test negativo antes de salir de Tucumán. Sin embargo, luego de que las autoridades provinciales manifestaran que no podían enfrentar la totalidad de los estudios ni obtener los resultados a tiempo se definió que los mismos sean realizados en conjunto con la provincia de Río Negro.

Se determinó entonces que la mitad de los testeos se lleven a cabo antes de que los trabajadores salgan de Tucumán y la otra mitad una vez que lleguen a destino. Los hisopados se harán de manera aleatoria, pero como mínimo el 30% de los trabajadores deba estar testeado para poder viajar. El costo de los mismos estará a cargo de las autoridades provinciales.

“Los hisopados que se realicen en Tucumán serán cargados inmediatamente en el sistema nacional. Eso nos permitirá saber a nosotros con nombre y apellido quienes son los trabajadores que ya están hisopados y cuáles fueron los resultados. Esta metodología facilita los procesos porque evita que cada empresa tenga que acudir a los COE regionales para conocer los resultados de sus trabajadores. Ahora todo estará en manos de las provincias”, explicó a InterNos Natalia Reynoso, subsecretaria de Trabajo de Río Negro.

Por su parte, las empresas deberán cumplir con las prevenciones en los espacios de trabajo. Esto quiere decir que cada productor deberá garantizar que los migrantes cumplan con un aislamiento de siete días al llegar, que las viviendas estén correctamente higienizadas y que posean todos los bienes esenciales requeridos para evitar los contagios.

Publicidad

Recordemos que algunas de esas medidas ya estaban planteadas en el primer diseño del protocolo. Desde un inicio se estableció que los trabajadores no podrán emprender viaje a Rio Negro con sus hijos o familiares y que deberán mantener ciertas normas de convivencia: no podrán compartir mates, vasos o cubiertos, tampoco se podrán realizar reuniones sociales en los establecimientos y deberán respetar las restricciones horarias de cada localidad.

“Ellos vienen a trabajar y tener el reposo necesario, pero no vienen de vacaciones. No podrán deambular por fuera (de las chacras) y deberán respetar los horarios. Deben volver a las chacras antes de las 22, ya que se trata de una propiedad privada”, aclaró en una entrevista con Rio Negro Jorge Stopiello, titular de la cartera de Trabajo provincial.

En cuanto al traslado de los trabajadores se definió que, como la mayoría de los trabajadores provenientes de Tucumán, viajarán en los sistemas gratuitos que pone a disposición su provincia de origen. Para aquellos que viajen desde otros puntos del país, el transporte seguirá a cargo de empresas privadas.

Otra de las temáticas que se abordó en la firma del nuevo protocolo fue la posibilidad de incorporar mano de obra nueva, que nunca haya trabajado en las cosechas. Sebastian Hernández, presidente de la Federación de Productores de Río Negro en entrevista con Agrovalle negó esta hipótesis y aseguró que solo trabajarán esta temporada aquellos que hayan sido convocado años anteriores. Además, dijo que ya hay 11.000 personas aprobadas para que mañana a la mañana empiecen a viajar.

No obstante la subsecretaria de Trabajo de Río Negro, Natalia Reynoso, adelantó que evalúan implementar un sistema de reemplazos para cubrir las vacantes laborales porque este año muchos trabajadores no viajarán para evitar riesgos de contagio. Esos puestos, podrían ser cubiertos por mano de obra local o migrante. Sin embargo, es un punto que aún no está definido.

“Las modificaciones que hicimos en el protocolo generan un beneficio, nos permite a las provincias tener una trazabilidad y evitamos que los costos los tengan que enfrentar los productores. Asimismo, les pedimos que se comprometan a cumplir las medidas sanitarias correspondientes. La idea es mantener el protocolo de esta manera para tener un mayor control, pero esta es una situación muy dinámica y nadie sabe si mañana no vuelve a cambiar todo. Por ahora la idea es levantar la cosecha y seguir cuidando la salud”, concluyó Reynoso a este medio.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído