Connect with us

Producción

Un trimestre con pocas lluvias y altas temperaturas

|Argentina|

La semana pasada, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) publicó sus proyecciones sobre el comportamiento del clima durante este trimestre. Entre los datos más importantes se encontró la advertencia de que la región central del país continuará con precipitaciones “inferiores a lo normal”.

Durante los meses de febrero, marzo y abril no solo habrá escasez de agua sino que también un aumento en las temperaturas. En conjunto, estos fenómenos podrían condicionar las reservas hídricas y, por consecuencia, afectar la maduración de los cultivos.

“El fenómeno de La Niña seguirá dominando la gran escala durante los próximos meses. El pronóstico de precipitaciones indica que las mayores posibilidades de registrar un trimestre más seco de lo normal se mantendrán en el sur del Litoral y el este de la provincia de Buenos Aires. Mientras que en el centro y el centro-oeste de la Patagonia se espera un trimestre con lluvias dentro del promedio normal o por debajo de lo normal”, explicó José Luis Stella, del Servicio Meteorológico Nacional.

Por otro lado, tanto en el norte y este de la Patagonia habrá mayores probabilidades de lluvias. Lo mismo sucederá en el noroeste y el extremo sur de esta región, donde se prevén precipitaciones superiores a las normales. En las provincias del norte del país se esperan lluvias en valores acordes a este trimestre.

Publicidad

Las temperaturas, según los datos del SMN, se mantendrán cálidas y superiores a las normales durante el primer trimestre del año. Esto se registrará principalmente en la zona este de Buenos Aires, el Litoral, La Pampa, Córdoba y gran parte de La Patagonia. El extremo sur del país, el NOA y Cuyo tendrán temperaturas dentro del rango normal.

¿Qué pasó en enero?

Además de brindar datos sobre lo que pasará en los próximos meses, el Servicio Nacional realizó un resumen para dar cuenta de las variaciones climáticas durante el primer mes del año. Allí destacó la cantidad de eventos climáticos concentrados en ese periodo: sequía, incendios, granizo, tormentas y tornados.

Según los especialistas, las lluvias tuvieron una gran presencia durante el mes de enero, lo que produjo grandes acumulados y desató inundaciones en varias ciudades centrales de Argentina. “A nivel país este enero fue el más lluvioso desde 2001”, explicó José Luis Stella.

La zona cuyana fue escenario de temporales intensos con caídas de granizo abundante y en el Litoral se registró el enero más lluvioso de los últimos 60 anos. En algunas ciudades de la zona pampeana y del centro del país, la lluvia también dijo presente lo que ayudo a paliar la situación de déficit hídrico del 2020. Incluso en algunos lugares se desataron temporales atípicos para este periodo.

En cuanto a la temperatura, el mes de enero manifestó una gran anomalía. El frío fue protagonista y se ubicó por debajo del promedio normal. “No se registraba un enero tan frio desde 1999”, resaltaron desde el SMN. Además, la temperatura presentó una gran variabilidad. Particularmente la región central del país pasó de días muy fríos a olas de mucho calor tan solo en un mes.

Mirá el informe completo del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) acá:



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído