Connect with us

Tendencias

El Sistema de la leche

 

|Para ver|

La imagen de la vaca pastoreando en praderas vibrantemente verdes es usada regularmente para invocar a la industria láctea. Sin embargo, el documental The Milk System invita a poner en cuestión esta (¿romántica?) idea, no sólo por su distancia con la realidad productiva sino, y sobre todo, a partir de exponer las incongruencias de un complejo entramado global que elimina pequeños productores que son sometidos a producir cada vez más a menos costo para llegar a más y más consumidores alrededor del mundo.

Con los retratos de una familia de pequeños productores en Alemania y  la visión de un productor y empresario de una gran granja lechera industrial en Dinamarca, el documentalista Andreas Pichler empieza a problematizar las prácticas que hoy son habituales de la producción europea. El contraste aumenta cuando se suma la voz de un productor orgánico de Tirol del sur en Italia que decidió "romper" con el negocio familiar y reconvertirse a una granja agroecológica.  Un amable cruce con su padre pone en palabras las distancias filosóficas de ambas generaciones y hacen el contrapunto entre ambos modelos desde una perspectiva que, fundamentalmente, pone en cuestión "el estilo de vida" de los productores.  La disparidad se hace insalvable cuando entran en escena los productores y productoras africanos. No solo por las distancias obvias que las imágenes muestran sino por las consecuencias que estos denuncias con la externalización de los problemas ( y productos) europeos hacen a sus comunidades. Estos son los actores protagonistas para dar cuenta de un producción globalizada, que atraviesa similares problemas a nivel primario en casi toda Europa.

Publicidad

 

Luego de los paisajes productivos, empiezan a sumarse las voces empresariales. Gerentes y especialistas en marketing dan su visión del "negocio", el marketing detrás de las fórmulas, y la estrategia europea de aumentar el consumo asiático (por ejemplo) para sostener a una industria gigantesca como lo es la láctea.  ¿Cómo? Les dijeron - a los bajos consumidores asiáticos-  que la leche los hará altos. Los eufemismos de la publicidad funcionan. Los ¿dilemas? sociales y ambientales quedan sofocados en la risa nerviosa del rubio gerente europeo cuando explica en qué la industria "debe mejorar".

A lo largo de la producción, las preguntas quedan flotando el aire: ¿Desaparecerán los pequeños productores tamberos? ¿Se deshumanizaron los productores industrializados? ¿Vale la pena? No alcanzamos a procesar esto cuando se abren nuevos interrogantes: ¿Es saludable la leche? ¿Consumimos demasiados lácteos?  Sin caer en moralinas, el director logra pone en cuestión el trato que los animales sufren en las granjas más industrializadas entendiendo que se trata de un problema complejo, con aristas sociales, culturales y económicas que no pueden reducirse a buenos y malos.  Un dato: Una vaca cualquiera ( de esas que no existen) tendría una esperanza de vida de 20 años.  Pero, en la realidad industrial europea, no pasará de los 5 siempre y cuando sea hembra. 

Si bien se trata de un recorrido netamente Europeo, el documental da cuenta de un proceso global de producción y externalización que bien puede leerse y reflejarse por estos lares.  "Producimos más pero ganamos menos" dice el granjero alemán que cuenta además que la "vuelta" se la encontraron al vender el estiércol para energía ya que sólo eso es mas rentable que el litro de leche.

Acá dejamos el trailer, pero puede verse completa en Netflix.

Publicidad


¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído