Connect with us

Comercialización

Cebollas rionegrinas: nuevo punto de certificación para las exportaciones

|Río Negro|

En General Conesa, Río Negro, Senasa y el Ministerio de Producción y Agroindustria provincial inauguraron una nueva Terminal de Carga y Punto de Inspección para certificar productos de exportación. La misma se habilitó a partir de un trabajo en conjunto entre el gobierno en sus tres niveles (nacional, provincial y municipal) y el sector hortícola de la norpatagonia.

Desde la nueva terminal se podrá emitir certificación para la comercialización de las cebollas que se producen en los valles de Río Negro y de otros productos y subproductos de origen vegetal, ya sean perecederos, no perecederos y refrigerados. La creación de este espacio se concretó en el marco de la ya existente Resolución 215/14 de Senasa.

“Estamos trabajando siempre pensando en acompañar al sector y facilitar su tarea, sobre todo si tenemos en cuenta el crecimiento de la producción de cebolla en toda esta zona. Debemos continuar en el camino del trabajo para poder generar nuevos productos con valor agregado y desarrollar nuevos mercados internacionales que necesita nuestra provincia y el país para seguir creciendo”, explicó el subsecretario de Agricultura, Diego Gordon, durante la inauguración.

Días antes de la presentación, Gordon explicó a los medios locales la situación actual del cultivo de cebollas en Río Negro y las particularidades del mismo. En ese momento, dijo que el crecimiento del cultivo en la zona es realmente exponencial y que este desarrollo fue posible gracias a la escasez de agua que irrigó el Río Colorado en el área del sur de Buenos Aires. Como resultado, muchos productores bonaerenses ampliaron sus cultivos hacia la zona de Río Negro.

Publicidad

“En los Valles de Río Negro durante la ultima campaña se sembraron aproximadamente 8.500 hectáreas de cebollas y el Valle de Corfo, que no iba a hacer nada por falta de agua, sembró alrededor de 10.000 hectáreas. A eso se le sumaron las hectáreas que hubo en Mendoza y algunas del sur de Buenos Aires”, detalló Gordon.

A pesar de la expansión de la actividad, la situación de los productores no es la mejor. Lo que sucede es que actualmente la demanda de cebollas en el país no es demasiada y esto hace que la oferta se acumule. Además Brasil, el primer comprador de cebollas argentinas, este año cuenta con una gran producción propia y por lo tanto sus importaciones son menores. “Todos estos factores hacen que hoy haya mucha cantidad de cebolla y el precio de la misma sea bajo. La situación está complicada”, afirmó el funcionario.

La cantidad de oferta existente no puede ser absorbida en su totalidad por el mercado interno y, si bien las temperaturas en la zona de Río Negro permiten la conservación de las cosechas, las lluvias que se produjeron en los últimos meses pueden generar un exceso de humedad que acelere el proceso de brotación de las cebollas almacenadas.

“Hoy todas son incógnitas y la situación actual para el sector no es buena. Sin embargo, la producción de cebollas viene creciendo exponencialmente y es una gran oportunidad de desarrollo para toda la cadena de este cultivo. Es decir, se presenta la posibilidad de incorporar galpones de empaque, maquinarias y demás”, consideró Gordon.

Fuente: Agrovalle

¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído