Seguí nuestras redes

Edición 35

Desensillar hasta que aclare

Argentina, a menudo, parece tener varios estadios o realidades. Sin embargo, todos vivimos en el mismo país. Parece que el “mundo interior” de la actividad frutihortícola se encuentra en medio del set de filmación de una película retro, y que el resto del país se desenvuelve a la velocidad de los cambios digitales.

En este escenario, lamentablemente, el sector de las frutas y verduras no alcanza a remontar la deprimida situación que la atraviesa desde hace varios años, con un agravante: las estructuras de las empresas que gestionan los puestos y playa libre en los mercados se ven más expuestas al incremento de sus costos en rubros neurálgicos como personal (incremento de sueldos y contribuciones patronales), servicios (especialmente energía eléctrica) y transporte (combustibles, insumos, peajes, etc.) que el resto del empresariado nacional, que puede trasladar a precios parte de esos costos.

Así las cosas, se ha vuelto cada vez más difícil llevar alimentos frescos de calidad a la mesa de los consumidores. En los mercados y en la producción de frutas y verduras, en general, se termina cediendo rentabilidad frente a una oferta que excede con holgura la demanda. Y hay que vender porque se pudre.

Estudio Malaquita

En casi todos los mercados mayoristas existe unanimidad en que se vende menos cada año, se desperdician productos por remanentes no absorbidos por la demanda y se ha vuelto indispensable contar con cámaras frigoríficas para poder mantener los productos y tratar de estirar la vida útil de los mismos, con lo cual los costos estructurales crecen y la rentabilidad disminuye.

El puestero del mercado hace equilibrio entre dos bandas: cuando la economía va “a la baja”, trata de sostenerse, y cuando va “en alza”, recompone saldos negativos y si puede invierte y arriesga. ¿Hay excepciones? Hay excepciones, pero son cada vez menos.

El incremento de tarifas ha venido impactando en la estructura de cada emprendedor, al igual que el incremento de los salarios. Sin embargo, consultados los empresarios del sector, son conscientes de la necesidad de reactivación del consumo interno, hecho éste que generalmente viene de la mano de una recomposición salarial, por ende, convendría que los sueldos aumenten. Parece un contrasentido, pero la evidencia indica que el asalariado es el sector de la población que más consume; sin embargo no es menos cierto que en este sector existe una transferencia de recursos a la compra de bienes durables, a tarifas hogareñas (impuestos, luz, gas, agua) y si es posible a esparcimiento, generalmente soportado por el “dinero plástico”. Finalmente, la distribución del ingreso no se destina a mejorar la alimentación con la incorporación de más frutas y verduras.

La frutihorticultura argentina sabe de estos tiempos difíciles. Se han atravesado varias tormentas y en la mayoría el sector salió adelante, un poco maltrecho y con magullones, pero adelante. Para colmo de males, a todo este cuadro de situación se le suman las cuestiones referidas al cambio climático, que ponen en riesgo las producciones “a cielo abierto”. Entonces, como dicen en el campo: en este tiempo difícil, es hora de desensillar hasta que aclare.

Emelka. Manzanas y Peras de Río Negro

Mercado de Productores y Abastecedores de Santa Fe

Teniente Loza s/n
CP 3000 - Santa Fe de la Vera Cruz
Santa Fe
Tel: +54 342 4892970 / 4883815
contacto@mercadoproductoressantafe.com
www.MercadoProductoresSantaFe.com


Autoridades

Titulares

Urba, Jorge
Presidente
De Biase, Juan Carlos
Vicepresidente
Bertolino, Emilio
Tesorero
Andretta, Miguel
Pro-Tesorero
Otrino, Carlos
Secretario
Caballero, Sergio
Pro-Secretario
Felice, Pedro - Director

Suplentes

Tagliatori, Nelson
Director Suplente
Alcober, Edilberto
Director Suplente

Síndicos Titulares

Cpn Patrono, René
Cpn Ronchi, Carlos
Dr Gauna, Jorge

Síndicos Suplentes

Arias, Miguel
Lossada, José Luis
Pascualón, Pablo

Horarios

Venta: Lunes a Viernes de 14 a 19 h.


El Mercado de Productores y Abastecedores de Frutas, Verduras y Hortalizas de Santa Fe S.A. pertenece a una generación de hombres emprendedores. Así lo han demostrado, fundando entidades que participaron y participan en el quehacer social de la región (BICA es un ejemplo concreto). Por ello, pensando en las necesidades de los operadores, vendedores y compradores (sus actores principales), se han generado herramientas que les proponen soluciones para llevar a cabo su actividad.

Historia

El origen del mercado se remonta al 18 de octubre de 1868, cuando se sanciona la ley que aprueba las bases de la construcción de un Mercado de Abasto para la ciudad de Santa Fe. El Mercado de Productores y Abastecedores de Frutas, Verduras y Hortalizas de Santa Fe S.A. se fundó en el mes de junio de 1980, con la finalidad de construir nuevas instalaciones que conformarían, además de su sede social, el nuevo Mercado de Abasto. Luego de algo más de un año de la fundación de la sociedad que sería la concesionaria del nuevo Mercado, el 29 de junio de 1981, el por entonces intendente de la ciudad de Santa Fe –sucesor en el cargo del Coronel Coquet- farmacéutico Roberto Casís (1981-1982) fue quien inauguró el Mercado. Este hito en la historia del abastecimiento de productos frutihortícolas en Santa Fe no pasaría desapercibido a través de los años, sino que se convertiría en el centro de numerosos eventos del sector nacional que lo tuvieron –y tienen hoy- como uno de los principales actores.

Lo más leído