Connect with us

Tendencias

Avanza la discusión sobre el Etiquetado Frontal de Alimentos

|Argentina|

En las últimas semanas el debate sobre el Etiquetado Frontal de Alimentos volvió a tomar estado público y a instalarse en la agenda mediática. Desde el Ministerio de Salud finalmente se avanzaría en un proyecto para su implementación, luego de las fallidas negociaciones ocurridas durante la gestión de Adolfo Rubinstein, por aquel entonces Secretario de Salud de la Nación.

A comienzos de agosto el actual titular de la cartera, Ginés González García, mantuvo un encuentro virtual con el titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, para poner en común las principales líneas de un proyecto de Etiquetado Frontal de Alimentos elaborado de manera conjunta por los ministerios de Salud, Desarrollo Productivo y Agricultura.

En aquel encuentro, el ministro marcó la cancha respecto a la discusión que se llevará adelante durante los próximos meses. “La idea es trabajar conjuntamente y con la participación de la COPAL para establecer reglas, no sólo para la salud sanitaria de Argentina, sino también para las adecuaciones de los que son hoy reglamentaciones internacionales”, declaró Ginés, quien adelantó el rol central que tendrá la industria a la hora de discutir qué etiquetado implementar.

Tres semanas después, la cartera confirmó que dicho proyecto será presentado en la próxima reunión de Mercosur y frente a la Comisión Nacional de Alimentos (CONAL) para avanzar en su implementación. El secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, detalló los ejes centrales que abordaron los equipos técnicos interministeriales. “Vamos por un sistema gráfico de advertencias con sodio, azúcares y grasas saturadas incluidas, la mención o declaración de edulcorantes, e iremos con un rotulado que tenga en cuenta los 100 gramos o 100 mililitros”, expresó Medina.

No obstante las declaraciones de Medina, muchas de las instituciones que trabajan por un Etiquetado Frontal de Advertencias han encendido las alarmas. “Existen una gran cantidad de estudios desarrollados en diferentes países que señalan que los sistemas de advertencia son superiores con relación a otras alternativas (GDA con colores, Nutriscore). En el ámbito local existe un estudio desarrollado a nivel nacional por el Ministerio de Salud de la Nación y un estudio desarrollado en la Ciudad de Buenos Aires que coinciden en señalar la superioridad de los sistemas de advertencias con octógonos frente a otros sistemas”, afirman en un comunicado conjunto la Federación de Graduados en Nutrición (FAGRAN) y la Fundación Interamaericana del Corazón (FIC).

A pesar de la evidencia local e internacional que respalda el sistema de octógonos negros y que afirman que es superior a otros sistemas denominados de advertencias, el Ministerio de Salud en particular y el Poder Ejecutivo en general, no han establecido una postura al respecto, evitando definir el sistema de advertencia que planean implementar. Esperamos que las recomendaciones internacionales y los estudios locales libres de conflicto de interés sean considerados y que se priorice la protección del derecho a la salud de las y los consumidores por sobre otros intereses corporativos”, agregaron.

Publicidad

Por su parte, la secretaria de Comercio Interior de la cartera de Desarrollo Productivo, Paula Español y el secretario de Alimentos del Ministerio de Agricultura de la Nación, Marcelo Alós, reafirmaron que la postura Argentina se llevará al Mercosur porque “es una vocación del Gobierno argentino poder coordinarlo con el bloque y nos parece importante poder tener una posición común para poder avanzar”, según señaló Español.

¿Qué sucede con la postura articulada con Mercosur y cuál es la preocupación de aquellos que solicitan un Etiquetado Frontal de Advertencias basado en octógonos negros? Como explicamos en este artículo, uno de los principales argumentos que tiene “la industria” para oponerse al Sistema de Advertencia de octógonos negros es que la normativa se presenta como un obstáculo al comercio regional de alimentos envasados. ¿Por qué? Porque actualmente el rotulado de alimentos se encuentra regulado por el Código Alimentario Argentino (CAA) y armonizado con las disposiciones del Mercosur. Por eso, desde COPAL afirman que aprobar este modelo por fuera del bloque podría poner en peligro el intercambio comercial.

“Para nosotros es primordial evitar que las medidas unilaterales se conviertan en un obstáculo técnico de comercio entre los países que integran el Mercosur, lo cual reviste de esencial importancia dado el peso que tiene el mercado de alimentos en el comercio regional”, había expresado a InterNos Karen Feldman, Jefa del Departamento de Normativa Alimentaria de COPAL, semanas atrás.

Además, la industria se posiciona en contra de los octógonos negros porque considera que “demonizan” a los alimentos. Y afirma que no hay alimentos buenos o malos, sino que todos pueden ser incluidos en la dieta “siempre y cuando sean consumidos en una cantidad y frecuencia que garanticen variedad y equilibrio, y estén acompañados de actividad física". Más que en la advertencia, centran su enfoque en la educación del consumidor.

En la vereda de enfrente, Victoria Tiscornia de FIC, asegura que la normativa Mercosur es un piso -no un techo- para discutir este tipo de medidas y se apoya en los Tratados Internacionales que priorizan siempre las condiciones de salud pública por sobre el comercio. Andrea Graciano, presidenta FAGRAN, aporta en línea con Tiscornia: “El deber del Estado es garantizar el máximo grado posible en materia de derecho a la información y a la salud. Cada país es soberano y puede avanzar en la implementación de marcos normativos adicionales más allá del acuerdo Mercosur”.

Los alarmantes números de sobrepeso y obesidad en nuestro país exigen un rápido y responsable tratamiento sobre un Etiquetado Frontal de Alimentos. Serán meses de ardua discusión entre representantes académicos, empresariales y de la salud para presentar evidencia y definir, de una vez por todas, un modelo que piense en la salud del consumidor.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído