Connect with us

Política Sectorial

Alemania busca erradicar el uso de glifosato

|Internacional|

El gabinete alemán aprobó un proyecto de ley que establece que los agricultores de dicho país deberán reducir de manera gradual el uso de glifosato en sus cultivos. El objetivo es erradicar este insumo completamente para el año 2024.

La normativa prohibirá la aplicación de herbicidas en determinadas zonas del país a fin de proteger la salud de los ciudadanos y evitar mayores daños al medioambiente. El foco del proyecto está puesto además en los efectos negativos que dicho producto tiene sobre los insectos polinizadores como las abejas.

Publicidad

Vale mencionar que el glifosato, producido por Monsanto de Bayer, ocupa hace un buen tiempo el centro de los debates en todo el mundo. Se incorporó a la lista de sustancias probablemente cancerígenas en el año 2015, por disposición de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, dependiente de la Organización Mundial de la Salud), luego de que numerosos estudios científicos dieran cuenta de los problemas que ocasiona en la salud humana y en la biodiversidad.

A pesar de que el gobierno alemán viene trabajando en la regulación desde hace muchos años, una gran cantidad de empresas del sector agropecuario se oponen a la medida. El principal cuestionamiento se relaciona a los costos productivos que implicaría dejar de utilizar glifosato en los campos. Los productores argumentan que las alternativas al glifosato son de uso complejo y no tendrán la misma efectividad en el control de malezas.

En 2019, Liam Condon, miembro del Consejo Administrativo de Bayer, se manifestó al respecto: “Criticamos la decisión del Gobierno alemán de eliminar progresivamente el glifosato hasta fines de 2023. No tiene en cuenta el juicio científico, durante varias décadas, de los organismos de reglamentación independientes de todo el mundo, en cuanto a que el glifosato es seguro cuando se usa correctamente”. Además aseguró que el producto es una herramienta importante para garantizar la sostenibilidad y la productividad de la agricultura alemana.

El argumento de la empresa se sostiene en las evaluaciones que reguladores de todo el mundo realizan desde 1990 sobre la aplicación del Roundup -marca del glifosato producido por Monsanto-. En las mismas se determinó que el producto es inocuo para las personas y los animales silvestres. Sin embargo, desde hace muchos años Bayer recibe gran cantidad de demandas por los efectos que la aplicación del mismo genera en el entorno. De hecho, en 2020 resolvió casi 100.000 demandas en Estados Unidos y pagó más de 9.000 millones de dólares como resarcimiento a los denunciantes.

Hasta el momento las medidas de Angela Merkel, canciller alemana y su Ministerio de Medio Ambiente vienen siendo de carácter gradual, ya que solo se prohibió el uso de glifosato en los parques públicos y jardines privados. Ahora, con la presentación del proyecto de ley, la mandataria da un paso más y pretende concretar la erradicación de este producto. Sin embargo, la normativa deberá pasar antes por la cámara baja y alta del Consejo Federal, proceso que llevará varios meses.



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído