Connect with us

Tendencias

Aylin INTA: una nueva variedad de ajo para cosecha temprana

|Mendoza|

El INTA La Consulta, Mendoza, presentó una nueva variedad de ajo blanco ideal para el mercado internacional. Su nombre es Aylin INTA y ya fue inscripta en el Instituto Nacional de Semillas (INASE).

Esta nueva variedad es originaria de la provincia de San Juan. Se caracteriza por ser de cosecha temprana, lo que permite anticipar su ingreso al mercado entre 30/40 días respecto a los cultivares tradicionales. Tiene un ciclo vegetativo comercial de 240 días, con un período de cosecha que se da alrededor del 15 de noviembre.

“Hay otras variedades de ajo blanco que se cosechan en diciembre, y esos 30 o 40 días de diferencia constituyen una ventaja para el productor en cuanto a la mano de obra y también en lo que hace a la calidad del cultivo”, explicó Silvina Lanzavechia, investigadora del INTA La Consulta a Pampero TV.

Morfológicamente, Aylin INTA se caracteriza por ser una planta con ángulo de porte cerrado, hojas largas de 85,6 centímetros y de ancho medio con 3,11 centímetros, con un ángulo de quilla de 102º.

Foto: Ajo Aylin IINTA.

Publicidad

El trabajo que realizan los expertos de INTA para obtener nuevas variedades consiste primero en reunir germoplasmas de diferentes zonas que luego se caracterizan por tipo comercial; es decir, si es ajo blanco, morado, colorado o castaño. En base a esos datos se identifican las variedades posibles dentro de cada grupo y luego se seleccionan las mejores según su tamaño, color y rendimiento.

El proceso de selección de Aylin INTA se lleva a cabo desde 2014. Se inició a partir de una metodología de selección propuesta por el Proyecto Ajo/INTA. Sin embargo, la labor de los especialistas en el sector tiene muchos más años. Desde el año 1989 INTA La Consulta trabaja junto a los productores de Mendoza y San Juan, provincias que aportan el 95% del ajo producido en el país, con el fin de mejorar los cultivos.

“En ese entonces, no había variedades inscriptas y se trabajaba con semillas de baja calidad. Luego se comenzó con un programa de selección para mejoramiento genético y comenzaron a originarse variedades nuevas, lo que supone un trabajo de cinco o seis años por cultivar”, manifestó Lanzavechia. El INTA La Consulta cuenta con un abanico de selección de más de 23 cultivares y todos ya forman parte del INASE.

 



¿Te gustó lo que leíste?

Acompañanos y formá parte de nuestra comunidad de lectores para garantizarte información de calidad.

Suscribite ACÁ.

Publicidad

Lo más leído